El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 13°C
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 13°C

El dólar baja en el mundo, pero sube en Argentina

El dólar estuvo flojo a nivel mundial en un momento en el cual el referéndum en el Reino Unido concentra la atención. El petróleo bajó pero los metales básicos mejoraron. En Argentina los bonos siguieron al dólar mayorista que subió 20 centavos. Los inversores están atentos a los datos de la macro.

23-06-2016
Compartir

por Luis Varela

Llegó el momento de decisión: los habitantes de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte votan hoy el referéndum para decidir si siguen o si se van de la Unión Europea.

Hasta anoche había gran incertidumbre en las encuestas, con resultados muy finitos entre una y otra postura. Los bancos de inversión principales creen que ganará la permanencia y las encuestas dicen algo parecido.

En los negocios puramente financieros se vivió un día de tensa calma y con números repartidos. El dólar en general estuvo flojo contra casi todas las monedas. El petróleo volvió a apuntar para abajo. Los metales básicos recuperaron terreno y los preciosos casi no se movieron. Los granos en Chicago estuvieron mixtos, con subas pare el trigo y la soja, pero con nuevas bajas para el maíz. En títulos el resultado también fue cambiante, con subas y bajas diversas.

Detrás de esta tensa espera, llamó la atención un movimiento realizado por el Banco Central Europeo: lanzó una nueva ronda de préstamos ultrabaratos, en un nuevo esfuerzo por impulsar el crédito, alentar el crecimiento económico y reactivar la inflación de la zona euro. Y a pesar de este dinero repartido a troche y moche, el euro mejoró su posición contra el dólar.

El rumbo del dólar

En Argentina, como siempre sucede, las cosas evolucionaron a contramano. Mientras el dólar bajaba en todas partes, en el mercado interno volvió a tonificarse. Evidentemente, la baja de tasas dispuesta por el Banco Central y la admisión de una inflación muy alta reconocida por el Indec están desalentando a los inversores: vuelven a alejarse del peso y retornan a la dolarización.

El dólar mayorista subió 20 centavos, de $ 13,90 a $ 14,10, su mayor valor desde abril. El dólar oficial saltó hasta $ 14,29 y el blue volvió a $ 14,56, con una brecha cambiaria del 2%.

Detrás de la firmeza del dólar, los bonos argentinos ?que en su mayoría están dolarizados? volvieron a reencontrarse con el camino alcista. El 70% de lo operado en bonos se transó en seis papeles: AA17 21%, DICA 18%, AY24 13%, DICP 11%, AO16 5% y DICY 4%. Y con ese resultado hubo una suba del 1,5 al 5% para los bonos BPLDC, AA21, BDC20, PAA0, AA26, AA46D, DICAC, AA46C, BPLE, DIA0, PBM24 y NDG21. Y una baja del 0,5 al 4,2% para los bonos BDEDD, TVPE, PR13, TVPP y GJ17D.

En la Bolsa el clima también fue positivo, con el MerVal acercándose a los 14.000 puntos a media rueda, aunque los operadores terminaron pidiendo la hora: a media rueda subía más del 1,5%, pero cerró con una mejora del 0,45%. El 73% de lo operado en acciones se transó en 6 papeles: Macro 19%, Petrobras Brasil 17%, Galicia 15%, Pampa Energía 11%, YPF 6% y Banco Francés 5%. Con ese esquema, hubo una suba del 2 al 4,5% para Irsa, Telefónica, Santander Río, Metrogas y Banco Francés entre otros papeles. Y una baja del 1 al 3,3% para Fiplasto, Grimoldi y Ledesma, entre otras.

La tendencia de hoy a nivel global irá de la mano de lo que vaya ocurriendo con la decisión británica. Y la evolución del mercado interno estará repartida entre un Gobierno que resignó las cuentas públicas: acaba de anunciar la inversión de otros $ 98.000 millones para obra pública. Y se pretende poner un nuevo impuesto a la intermediación financiera, lo cual alejará aún más a los inversores.

En ese sentido hubo ayer dos noticias que hicieron girar la cabeza de los tenedores de dinero. Por un lado se deslizó que la balanza comercial argentina habría arrojado saldo positivo en mayo, en torno al 91% superior en comparación a igual mes del año pasado, avalada por los ingresos de divisas por parte del sector agropecuario. Analistas consultados por Reuters estimaron que mientras que las exportaciones se habrían incrementado en su medición interanual, las importaciones habrían registrado un importante retroceso en el mismo período.

Pero por otra parte, según FIEL, la industria se contrajo un 3,6% durante mayo y acumuló una caída del 1,9% en los primeros cinco meses de este año, en comparación con igual período de 2015. La de mayo es la tercera baja consecutiva considerando que en marzo el índice había bajado 2,1% y en abril había retrocedido 6,1%. Y esto pone en alerta a todos los abastecedores del sector industrial.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés