El Central pone tasas tope y el dólar se sigue afirmando

Los títulos argentinos, lograron otra rueda en alza. La soja subió otra vez en Chicago debido a los problemas originados por las inundaciones en Argentina. El dólar volvió a subir a nivel local.

22-04-2016
Compartir

Mientras los bonos argentinos lograron otra mejora, alcanzando nuevos precios records y un mayor descenso del riesgo país, el mercado argentino sorprendió ayer con un leve repunte para el precio del dólar.

Tanto el dólar oficial como el blue repuntaron 12 centavos, hasta 14,69 y 14,80 pesos respectivamente, con una brecha del 1%, y con un contado con liqui que subió a 14,44 pesos, su mayor valor de los últimos diez días (al tiempo que el dólar mayorista siguió planchado en 14,31). Para intentar frenar el repunte del dólar, el Central liberó el cronograma de importaciones pendientes de 2015.

Con estos niveles, la moneda argentina sigue siendo largamente la más devaluada en lo que va de 2016. Sólo la libra evoluciona peor que el dólar este año, y medidas contra el dólar hay mejoras de casi 10% para el real y el yen, del 7% para el peso chileno, del 4% para el euro y del 3% para el franco suizo.

La firme posición de los bonos argentinos permitió que el riesgo país bajara hasta 376 puntos, 24 unidades por debajo del riesgo país brasileño, que se sigue calentando lentamente, al superar ayer la barrera de los 400 puntos básicos.

Las tasas siguen firmes

Con los negocios trabados por la primera jornada de paro bancario (hoy viernes continúa), sorprendió la firmeza que siguen teniendo las tasas interbancarias, con la segunda línea operando en torno al 42% anual, complicando la posición de varias entidades menores.

Las tasas activas siguen generando un fuerte dolor de cabeza en diferentes sectores, por lo que el Banco Central sorprendió ayer al determinar un límite del 42,55% anual para los préstamos que realizan las tarjetas de crédito.

Con rígida mano, el Banco Central sigue manejando el joystick de todo el mercado: la tasa del 38% anual fijada por las Lebacs arrastra los pesos de todo el mercado, tanto que el stock de depósitos totales que hay en los bancos disminuye de manera notoria en lo que va de abril: se achica nada menos que 4,7%.

La Bolsa porteña sumó otra rueda con bajo volumen de negocios, pero el índice MerVal logró un nuevo aumento del 0,35%, haciendo que el índice de papeles líderes se acerque a los 14.000 puntos, a pasos de quebrar el récord absoluto conseguido el 20 de noviembre de 2015, días después de que Macri le ganara las elecciones a Scioli.

El clima de los papeles argentinos sigue completamente selectivo tanto en la plaza local como en las ADRs que se negocian en Nueva York. En el mercado porteño hubo subas muy firmes para Ferrum, Camuzzi, Hipotecario y Ledesma; y bajas para Indupa Juramento, Autopista del Sol, TGLT y Petrobras Argentina. En Nueva York Nortel, Irsa y Telecom se llevaron los mejores números, y hubo bajas a tener en cuenta en YPF, Pampa, Ternium y Edenor.

Con y sin inflación

En los mercados externos hubo tranquilidad. El Banco Central Europeo mantuvo sus tasas de interés en 0%, buscando que los precios del Viejo Continente empiecen a mostrar algo de inflación, algo que le vendría muy bien a Argentina. Adecua calculó que a nivel local la inflación de marzo fue del 3,5% y estima que abril viene con un incremento del 5,5%.

Asustado por la inflación, el Gobierno salió a decir que habrá más subas de tarifas, pero recién en 2017. El ministro de Energía, Juan José Aranguren había dicho que las tarifas iban a subir este año, pero el miedo a la híper pudo más.

Frente a esto, con CAME denunciando que ya son más de 120.000 los puestos de trabajo perdidos en lo que va del año, según la universidad Di Tella se desplomó 18,3% la confianza del consumidor, bajando hasta a niveles de septiembre 2014. Frente a estos indicadores, los consejeros de inversión empiezan a deslizar que si los datos de inflación y empleo continúan al rojo vivo, puede complicarse el ingreso de capitales en los próximos meses, y con eso entonarse nuevamente el precio del dólar, una vez que se cobre la cosecha gruesa.

Para peor, según datos oficiales la cosecha de soja estaría sufriendo una pérdida del 4%, razón por la cual ayer estuvo muy firme el cereal en la Bolsa de Chicago, logrando su mejor precio en nueve meses: casi 375 dólares por tonelada, a contramano de fuertes recortes en trigo y maíz.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés