El Economista - 73 años
Versión digital

jue 25 Jul

BUE 19°C
Mercados

Creen que el programa inicial caducó y los dólares saltan

Los analistas le empezaron a poner fecha al final de la tablita del 2% para el dólar oficial. Mientras acciones y bonos sobrevivieron, los dólares financieros pegaron un salto. Todos quieren saber con qué llegará Sturzenegger, si es que llega.

Los dólares sonaron como una campana. El Senebi subió $17,22, el MEP saltó $29,31 y el CCL brincó nada menos que $57,59.
Los dólares sonaron como una campana. El Senebi subió $17,22, el MEP saltó $29,31 y el CCL brincó nada menos que $57,59. -
Luis Varela 19 junio de 2024

En un día casi fantasma, que debe ser tomado con la punta de los dedos por la escasez de negocios (debido al feriado en EE.UU. y a una semana casi festiva en Argentina, con apenas dos días laborables), los títulos argentinos terminaron este miércoles con subas insignificantes pero lo que más se destacó fue una suba vertical, hasta nuevos récords, en los dólares financieros libres.

Tan escaso en negocios concretos fue todo que las conversaciones giraron más que nada en la aparición de datos estadísticos a mayo. El Indec difundió el resultado de la balanza comercial, con la que se logró en mayo el mayor superávit mensual de los últimos tiempos: US$ 2.656 millones. Y también se difundió el índice de actividad industrial de FIEL, que mostró una alentadora mejora contra abril pero todavía una durísima caída del 10,9% contra mayo de 2023.

Pero mientras todos los desagregados de esas estadísticas eran mirados con atención, una de las espadas de Damocles que pende sobre el programa inicial de estabilización del Gobierno le sigue poniendo fecha de vencimiento a la actual estrategia del ministro de Economía Luis Caputo, que tiene detrás de sí la sombra del economista Federico Sturzenegger, que el presidente Javier Milei tiene en el banco, organizando la macro-desregulación económica que sigue.

Y el mayor elemento que le pone presión a Caputo es lo mismo que hizo Sergio Massa durante su ilusión presidencial: anclar el dólar para que todos los melones del carro se fueran acomodando. Claro que Caputo lo hace con otro método, una tablita cambiaria con un crawling peg (devaluación) del 2% mensual. Y la advertencia que le hacen incluso economistas sentados frente a la misma mesa que ocupa Caputo le advierten que "si no cambiamos, el retraso cambiario se irá haciendo cada vez más ostensible".

Luis Caputo
 

¿A qué se refieren? Simple: en lo que va de 2024 el dólar oficial acumuló una suba del 12%, al pasar de $847,11 de fines de diciembre a los $945,12 actuales. Y si la variación del 2% mensual se sigue estirando se terminará con un 2024 que punta a punta tendrá una suba de apenas 26% para el tipo de cambio, al tiempo que la inflación desacelerada (que tendrá una suba temporal en junio) apuntará a estacionarse entre 4% y 5% mensual hasta diciembre, por lo que en todo el año redondeará una inflación anual del 140%, 100 puntos por debajo de lo que estimaban todos los especialistas para este año en sus "papers" de enero y febrero.

Es decir: 140% de inflación contra 26% de suba del dólar oficial. No hay que hacer demasiados números para entender que la estrategia que funcionó de manera notable en el primer semestre no podrá seguir manteniéndose en el tiempo. De ahí que, en medio de una semana repleta de feriados, los inversores más sofisticados se lanzaron para seguir sacando pesos de las operaciones con tasa para montarse sobre los dólares financieros libres.

Qué pasó con el dólar hoy

Sin negocios en Nueva York, en el exterior el dólar tuvo un día con estridencias mínimas: subió 0,2% en México y 0,1% en Japón y China, no cambió contra el euro, pero bajó 0,1% en Brasil y contra la libra, y cedió 0,5% en Chile. Pero en Argentina el movimiento fue mayor: el dólar blue bajó $5 hasta $1.300 (después de la fuerte trepada de los últimos días. Y en una jornada en la que con el dólar exportador a $1.022, el BCRA tuvo que vender US$ 156 millones en el mercado, por lo que al final del día el BCRA perdió US$ 12 millones de las reservas, los dólares financieros sonaron como una campana. 

  • El Senebi subió $17,22 hasta $1.300, el MEP saltó $29,31 hasta $1.274,94 y el contado con liquidación brincó nada menos que $57,59 hasta $1.329,49. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 38% y la del CCL con el mayorista fue del 47%.

Y, se sabe, a mayor brecha habrá más problemas para que Milei termine sacando el cepo cambiario, algo clave para que empiecen a fluir las inversiones y para que vuelva a crecer algo el empleo, en un momento con muchas fábricas paradas, con suspensiones y despidos, que ponen a miles de familias en un cono de sombras dificilísimo. Lentamente, el jefe de Gabinete Guillermo Francos va limpiando lo que llegó desde el Senado opositor para que Diputados termine empezando a tratar la ley Bases y demás reformas el jueves 27. El RIGI va avanzando y ya se ven los primeros anuncios de inversión en el sector gasífero.

Pero sin referencia en Wall Street y con tanto feriado intercalado en Argentina, los bonos pudieron reunir un buen volumen y en promedio lograron una mejora del 0,5%, pero ultra selectiva, con mejor humor en los papeles en pesos atados al CER, que seguramente le ganarán a los plazos fijos a los fondos de inversión y a las Lecap.

Qué pasó con las acciones hoy

Y lo de las acciones fue algo casi artístico, porque el volumen operado cayó a casi la mitad. Con $18.191 millones operados en acciones y $11.292 millones en Cedears, hubo una suba del 1,2% en pesos en la Bolsa de Buenos Aires. En tanto que los ADR argentinos en Nueva York estuvieron obviamente sin operaciones por el feriado. Con un día levemente positivo en las Bolsa latinoamericanas: la Bolsa de San Pablo subió 0,5% y la de México mejoró 0,1%.

Y en commodities tampoco se movieron demasiado las cosas. El petróleo cedió 0,1% Los metales preciosos estuvieron mixtos, mejor la plata que el oro. Los metales básicos también resultaron mixtos, con el cobre en alza, pero con debilidad para el níquel y el aluminio. 

En granos hubo un día pálido: sin Chicago, en Rosario la soja cayó 2,7%, el maíz achicó 0,6% y solo el trigo pudo recuperar después de días y días en baja. Y, si se quiere rascar algún sector hacia arriba puede buscarse rincones en el mundo cripto: el Bitcoin repuntó 0,6% con subas similares para el resto de los valores del panel.

Nadie puede decir cuál será el día "D". Pero en todos los ámbitos se repite que este modelo inicial para contener el estallido ya caducó. Es cuestión de tiempo para que aparezca la nueva idea, probablemente sin estridencias, quitándole la capa a los infinitos cepos, uno a uno, pero siempre mirando que la inflación tienda a desacelerar desde julio en adelante y todo muy pendiente de que los superávit primarios y financiero subsistan, algo que es ciertamente muy difícil que se concrete.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés