El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 35°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 35°C

Créditos UVA impulsan ventas de motos y autos

Por los préstamos personales indexados, en agosto se patentaron 84.687 vehículos, 16,2% más que en igual mes de 2016

04-09-2017
Compartir

La posibilidad de tomar un crédito ajustado por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) empujó la cifra de patentamientos en las últimas cuatro semanas. Según datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), durante agosto se patentaron 84.687 vehículos, 16,2% más que en el mismo mes de 2016.

En los ocho meses del año, las concesionarias vendieron 618.941 unidades, el 30,4% más que en el mismo lapso del año pasado. Para las motos, en agosto se patentaron 57.304 unidades, lo que significa un incremento del 30,9% en la comparación interanual, ya que en el mismo mes del año pasado se habían registrado 43.772 unidades.

Según un informe de la firma MT Capital, además de los descuentos que realiza el sector, una de las razones que impulsa las ventas del sector son los nuevos créditos ajustados por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA). “Los préstamos UVA se han convertido en la «figurita» preferida del sistema financiero este año. Su atractivo es que reducen la cuota inicial, ya que la tasa de interés es más baja, y el capital de lo comprado se va ajustando por la inflación. Las primeras cuotas pueden llegar a resultar hasta 40% más bajas que con un crédito tradicional”, sostuvo Agustín Bahl, asesor financiero de MT Capital.

Según el informe de la firma financiera, si se consigue un préstamo de $ 100.000, la cuota inicial ronda los $ 1.900 y se parte de una tasa de 3,9%. Por otro lado, MT Capital también señala que otro de los puntos favorables es que la relación cuota-ingreso nunca es superior al 20%: “En el caso de los bancos privados, los plazos se extienden hasta 48 meses; mientras que en los públicos se pueden estirar hasta 60 meses”.

En el sector sostienen que los préstamos prendarios UVA se asemejan mucho a los tradicionales planes de ahorro porque en ambos casos se propone la indexación de las cuotas. Sin embargo, sostienen que la ventaja que tienen los productos en UVA es que “el comprador puede acceder al vehículo desde el primer momento y que no se debe esperar a una adjudicación o sorteo”.

En la plaza financiera sostienen que, con una inflación en baja, aumenta la confianza de los clientes. Además, estas líneas, al igual que los hipotecarios UVA, incluyen un tope de indexación que no puede superar 10% al del Coeficiente de Variación Salarial (CVS): si eso ocurre, el cliente puede solicitar la extensión de hasta el 25% del plazo original del préstamo.

Este mes el Santander Río lanzará su propia línea para la compra de vehículos, que se sumará a los que ahora ofrecen el ICBC, para la compra de vehículos de la concesionaria Ford y los del Banco Ciudad, que hace unos meses lanzó la línea Veloz Auto UVA. Y el Nación es otro que decidió destinar una porción de sus créditos personales UVA a la compra de vehículos.

El banco bonaerense ya otorgó desde su lanzamiento a principios de año unos 37.500 créditos, por un monto total de $ 7.300 millones. El ICBC, por su parte, tiene otorgados $ 45 millones exclusivamente para la compra de vehículos Ford y no descartan ampliar la línea a otras terminales automotrices.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés