El Economista - 70 años
Versión digital

mie 28 Sep

BUE 14°C
Versión digital

mie 28 Sep

BUE 14°C
Escenario

Baja en los dólares libres y gran momento en la Bolsa

El BCRA perdió reservas y chupó de los bancos mucho dinero en Leliq. Con ese aplastó los precios de los dólares libres. Pero la Bolsa local está en un buen momento, con el mejor nivel para el Merval en dólares en treinta meses.

Los bonos siguen débiles, fuera del radar de los inversores.
Los bonos siguen débiles, fuera del radar de los inversores.
Luis Varela Luis Varela 02-09-2022
Compartir

Con una fuerte intervención del Banco Central, en un día en el que perdió nada menos que US$ 90 millones en reservas y, al mismo tiempo, chupó de los bancos depósitos por $851.965 millones en Leliq a 28 días con una tasa del 69,5% anual, septiembre arrancó para el mercado financiero argentino con una fuerte baja de lo dólares libres, un ritmo lento en la devaluación de los dólares oficiales, bonos nuevamente débiles, riesgo país casi sin cambios, y con un dato principal: la Bolsa de Buenos Aires se sostuvo y logró su mejor nivel en dólares de los últimos treinta meses.

Mientras el ministro de Economía Sergio Massa y su viceministro Gabriel Rubinstein se preparan para reunirse en Washington el próximo 13 de setiembre con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, momento en el que también deberán enfrentar una nueva auditoría, todo parece apuntar a que la Argentina irá a un pedido de waiver o perdón, ya que está cumpliendo con varias metas acordadas por el exministro Guzmán con el Fondo, pero no se está llegando a los objetivos en cuanto a acumulación de reservas y ahora se acaba de cometer algo que el Fondo reclamó: se están bajando retenciones, situación que el FMI advirtió que no debía hacerse ya que el objetivo es recaudar y mejorar las cuentas fiscales.

Esta situación se dio en con un mundo en el que la economía de EE.UU. volvió a mostrar vitalidad, por lo que todos los analistas esperan que la Fed proceda efectivamente con un endurecimiento en la tasa de interés y en la absorción de dólares vendiendo bonos en Wall Street, tanto que ayer las tasas largas norteamericanas se empinaron aún más al mayor nivel de los últimos tiempos: ayer se pagó nada menos que 3,4% anual a 5 años, 3,2% a 10 años y 3,7% a 30 años. Y esa rentabilidad generó una nueva corrida mundial hacia el dólar, que volvió a subir fuerte contra casi todas las monedas. Ayer en el exterior el dólar subió 1,1% contra el euro, 1% en Brasil, 0,9% contra el yen, 0,7% contra la libra, 0,5% contra el yuan, 0,3% en México y no cambió en Chile.

El dólar en baja

Sin embargo, completamente a contramano de ese movimiento, los dólares de  Argentina estuvieron para abajo, y no solo los dólares, sino que también cedieron otras monedas. El dólar blue cayó $5 hasta $285 pesos, el Senebi se derrumbó $9,71 hasta $290,08, el MEP bajó $4,35 hasta $278,73. Y el contado con liquidación bajó $4,09 hasta $288,74, por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 95% y la del CCL y el mayorista fue del 108%. Y, medidos en pesos, el euro bajó 98 centavos hasta 138,38, la libra bajó 52 centavos hasta 160,60 y el real bajó 6 centavos hasta 26,61.

La fortaleza global del dólar y una expectativa de recesión global determinaron que los commodities volvieran a perder precio, algunos de los cuales fueron al peor precio del año, como por ejemplo los granos, algo que afecta a esta Argentina que encima está sumergida en una sequía. Ayer hubo una caída del 3% para el petróleo. Los metales preciosos estuvieron débiles. Los metales básicos también actuaron en descenso. Y lo peor estuvo en los granos: en Chicago hubo un desplome del 3,9% para el trigo, baja del 2,3% para la soja y descenso del 2,2%. Y en Rosario se vio una caída del 4% para la soja y descenso del 1,8% para el trigo. Todo con el Bitcoin marcando una baja del 0,9% con variaciones dispersas en el resto de las criptomonedas.

Este cuadro de situación determinó que los bonos argentinos volvieran a perder otro 1,5%, por lo que buena parte del "efecto Massa" logrado por la asunción del nuevo ministro se terminara de evaporar casi por completo, por lo que los bonos están nuevamente casi como cuando renunció Guzmán y el riesgo país está colocado exactamente en el mismo lugar que dejó el recomendado por el Nobel Stiglitz, tanto que ayer terminó a 2.388 puntos básicos, igual que en la previa al portazo que dio Guzmán cuando Cristina Kirchner lo criticaba desde su discurso cercano a La Plata.

La firmeza de las tasas de la Fed, que parecen apuntar a la zona del 4,5% anual, si es que no llegan al 5%, volvió a generar una rueda mediocre en Wall Street. Luego de bajas de más del 1% en casi todas las bolsas asiáticas y europeas, hubo un cierre mixto en la Bolsa de Nueva York: con suba del 0,5% para el Dow, 0,3% para el S&P y baja del 0,3% para el Nasdaq. Mientras que la Bolsa de México subió 1% y la de San Pablo subió 0,8%.

A nivel local, con $1.493 millones operados en acciones y $4.492 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires terminó con una suba del 0,1%. Y los ADR argentinos que operan en Nueva York mostraron subas del 2% al 7,3% para Edenor, Supervielle, Francés, YPF, IRSA, Macro, Galicia y Central Puerto; con bajas del 1% al 2% para Bioceres y Despegar.

Esta posición de la Bolsa porteña con baja de los dólares libres determina que el MerVal medido en dólares haya alcanzado ayer su mejor nivel desde febrero de 2020, antes del inicio de la pandemia. Lo cual parece indicar que los inversores no tienen temor a invertir en papeles privados argentinos. Pero sí tienen alguna renuencia para invertir en bonos o en colocar dinero en los bancos. 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés