El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Alternativas hoy para invertir en renta fija

Durante junio, se destacaron nítidamente los bonos de vencimientos más lejanos y mayor duration, y dos títulos en dólares largos.

29-07-2016
Compartir

por Matías Daghero (*)

Si miramos el volumen negociado en la Bolsa de los distintos instrumentos claramente salta a la vista cuál de ellos es el preferido de los inversores argentinos. Con casi el 78% del volumen negociado en junio, el primer puesto es claro para los títulos públicos. Esto contrasta fuertemente con otros países donde el volumen negociado por acciones es mucho mayor.

Sin embargo, para los que asesoramos a empresas e individuos con sus inversiones el mandato que viene por parte de ellos suele repetirse muchas veces: “Yo la plata la genero con mi empresa y mi trabajo, vos necesito que me ayudes a protegerla de la inflación”. Y dentro de este perfil más conservador que ampliamente predomina en el inversor argentino, los bonos son el instrumento predilecto.

El Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC) destaca en su último informe sobre renta fija que: “Ninguno de los 25 bonos públicos (nacionales y provinciales) con mayor negociación registro una variación mensual negativa su precio en el mes de junio”.

Las formas de ganar dinero con los instrumentos de renta fija son dos. La primera es por el cobro de los intereses (cupón) en el caso de los bonos o del capital (en el caso de instrumentos que son vendidos a descuento como las letras). La segunda forma de obtener una rentabilidad es por la venta de los mismos antes de su vencimiento a un precio mayor al que fueron comprados.

Analicemos cuales son las distintas alternativas existentes hoy en el mercado local (ver tabla 1).

Si observamos el comportamiento de los inversores durante junio, se destacaron nítidamente los bonos de vencimientos más lejanos y mayor duration como el DICP (un bono que ajusta por CER, paga la tasa de inflación más un plus), que subió más de 14% en el mes, y dos bonos en dólares largos como el PARY (14%) y el AA46 (13,6%). A su vez, esta predilección que comenzó a notarse en el mes de junio por los bonos que ajustan por inflación continuó en el mes de julio. Quizás los inversores estén observando por un lado que el dólar hace varios meses que está quieto y con tendencia a la baja y que, por el otro, las Lebac han tenido una tasa fija que se ha encontrado siempre por debajo de la inflación.

El menú de renta fija es amplio, el inversor debe ver cuáles de ellos se adaptan mejor a su perfil de inversión y horizonte de la misma, conformando un mix entre los distintos tipos.

(*) Economista y autor del libro “Con los $ que tengo, ¿qué hago?”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés