El Economista - 73 años
Versión digital

vie 12 Jul

BUE 13°C
Claves

Ahorristas chicos van al dólar, pero los grandes reinvierten

En línea con lo que ocurre desde hace 10 días, ahorristas e inversores profesionales están partidos. Los que conocen menos siguen buscando refugio en el blue. Pero, a pesar de los riesgos, los más conocedores siguen reinvirtiendo en papeles argentinos.

Ahorristas chicos van al dólar, pero los grandes reinvierten
Luis Varela 10 julio de 2024

Con una rueda muy parecida a las que se vienen desarrollando desde que los inversores profesionales entendieron cómo será el traspaso de los pases que hasta ahora tiene el BCRA con los bancos a cambio de una Letra de Regulación Monetaria en el Tesoro, un papel que acaba de ser rebautizada como Letras Fiscales de Liquidez, el mercado siguió partido en dos: con los pequeños ahorristas buscando refugio en el dólar pero con los inversores grandes aún animándose a ampliar posiciones en títulos argentinos.

Mientras el FMI le pide a Argentina más velocidad para salir del cepo cambiario, con el Gobierno procurando ir desarmándolo paso a paso, corriendo los menores riesgos posibles, el Tesoro cumplió con el pago del vencimiento de cupones de los bonos surgidos en el canje que Martín Guzmán en agosto de 2020, además de efectuar también la primera amortización de los papeles más negociados, los bonos AL30 y GD30, que devolvieron el 4% del capital. 

Toda esa operación completó el desembolso de US$ 2.500 millones, que a medida que fueron llegando a las cuentas de los bonistas tuvieron dos destinos: los chicos optaron por seguir buscando refugio en el dólar (colocando billetes en cajas de seguridad y en el colchón) pero los grandes reinvirtieron en papeles que pagan cupones del 4% anual (como los que vencen en los años 2028 o 2041), aunque también hubo posturas en AL30 y GD30 porque el 9 de enero próximo devolverán nada menos que 8% de capital por amortización.

Al mismo tiempo, la Secretaría de Finanzas realizó una colocación de Letras y Bonos en pesos, por la que recibió 3.456 ofertas con propuestas por $ 5,91 billones, de los cuales el secretario Pablo Quirno aceptó $ 4,23 billones, de los cuales $ 1,05 billones serán utilizados para pagar este viernes el vencimiento de una Lecap, y los $ 3,2 billones restantes serán depositados en la cuenta que tiene el Tesoro en el BCRA, donde ya había $12,2 billones que se van acumulando para cumplir con los vencimientos que vienen.

De todo el dinero captado ayer en la licitación, el 40% de dinero tomado fue en una letra del Tesoro nacional capitalizable en pesos con vencimiento 14 de octubre de 2024 (s14o4 - reapertura), el 30% en una letra del Tesoro nacional capitalizable en pesos con vencimiento 17 de enero de 2025 (s17e5 - nueva), el 19% en una letra del Tesoro nacional capitalizable en pesos con vencimiento 13 de septiembre de 2024 (s13s4 - reapertura), el 9% en un bono del Tesoro nacional vinculado al dólar estadounidense cero cupón con vencimiento 30 de junio de 2026 (tzv26 - reapertura) y el 3% en un bono del Tesoro nacional vinculado al dólar estadounidense cero cupón con vencimiento 15 de diciembre de 2025 (tzvd5 - reapertura). Por las letras en pesos se pagó 50% anual en papeles con vencimiento en setiembre próximo, 52,5% por papeles con vencimiento en octubre y 60,7% anual por Letras que vencerán el 17 de enero de 2025.

Detrás de todo este movimiento macro, las variables principales del mercado reflejaron que el dólar blue siguió escalando, con dólares financieros mixtos, y una brecha cambiaria que se consolida algo por encima del 50%, en un nivel preocupante. 

Al tiempo que los bonos mostraron una leve baja porque perdieron valor por la amortización de los dos bonos más grandes del mercado, pero el riesgo país siguió retrocediendo, ya que bajó 14 unidades, hasta 1.477 puntos básicos. 

Y la gran fiesta estuvo otra vez en el mercado bursátil, no solo a nivel local sino también en Wall Street, con índices récord que se consolidan porque las tasas largas de EE.UU. van retrocediendo, con lo que se provoca una debilidad en el súper dólar global, que esta vez retrocedió con la mayoría de las monedas internacionales.

Con el presidente Milei volviendo a bañar con elogios al ministro Luis Caputo, continúa la negociación con los bancos para hacer el traspaso de los pases a las nuevas Letras Fiscales de Liquidez (no serán LeReMo sino LeFiLi), y ya está listo el decreto que tendrá inminente publicación en el Boletín Oficial para traspasar todo el pasivo remunerado de Reconquista 266 para terminar de una vez por todas con la emisión de pesos por pago de intereses por los pases.

Todo este movimiento local no perdió el foco en lo que provocó la declaración del titular de la Reserva Federal de EE.UU. en el Capitolio, Jerome Powell, quien siempre de forma ambigua esta vez pareció confirmar que no está lejos la primera baja de la tasa base del organismo (que se mantiene en 5,5% anual desde hace un año). Esas palabras de Powell hicieron que retrocedieran las tasas largas de EE.UU.: se pagó 5% anual a 1 año de plazo, 4,2% anual a 5 años, 4,3% anual a 10 años y 4,5% anual a 30 años. Y con eso en el exterior el dólar subió 0,3% en Japón y 0,1% en China y no cambió en Brasil, pero bajó 0,2% contra el euro, 0,4% en México, 0,5% contra la libra y cayó 2,1% en Chile.

En el mercado cambiario local, con el dólar exportador a $1046,55, el BCRA pudo comprar US$ 20 millones en el mercado, pero al final del día el BCRA perdió otros US$ 247 millones de las reservas por los pagos de la deuda y por más dinero para importar gas que viene en barcos. Y como la brecha no baja y como las reservas del BCRA volvieron a nivel negativo, y no hay vistas de que eso se arregle al menos en los próximos 90 dias, los pequeños ahorristas optaron por seguir montándose en el dólar, por lo que el blue subió $10 hasta otro récord de $1.450, en tanto que el Senebi bajó $3,45 hasta $1419,19, el MEP bajó $9,47 hasta $1.377,39 y el contado con liquidación subió $4,78 hasta $1.395,80. Por lo que la brecha entre oficial y blue fue del 51% y la del CCL con el mayorista fue del 52%.

Sin embargo, los inversores con más conocimiento de mercado entienden que este bache en las reservas no durará mucho, porque los silos bolsa están inundados de granos, y en algún momento los productores lo venderán, si no es ahora será antes de que empiece a cosecharse el trigo hacia fin de año. Y así, con buen volumen, los bonos argentinos retrocedieron apenas por la amortización de los bonos más negociados, pero el riesgo país bajó, lo cual significa que el mercado se sigue alejando de la turbulencia que hubo hace dos semanas.

En papeles privados, como si fueran un perro que trata de morderse la cola, los inversores toro siguen volando, con fuerte salto en la Bolsa de Nueva York, sin que consideren por ahora que el desempleo norteamericano está creciendo y que pueden llegar a aparecer balances trimestrales pobres, salvo en las empresas vinculadas a la Inteligencia Artificial, que sigue volando como si fueran una burbuja de pompa de jabón.

  • Así, a pesar de que Citibank advirtió que hay que empezar a tomar ganancias ya que el S&P 500 acumula una tremenda suba del 650% en los últimos 14 años, los índices de Wall Street siguen batiendo récords: tanto que hubo avance del 1% para el S&P, suba del 1,1% para el Dow y mejorar del 1,2% para el Nasdaq. En tanto que la Bolsa de San Pablo subió 0,1% (con la inflación brasileña en alza) y la de México mejoró 1,8% (con la flamante presidenta Claudia Sheinbaum siguiendo al pie de la letra todo lo que le dicta AMLO).

Pero lo mejor del día estuvo en el mercado bursátil local. Con $16.959 millones operados en acciones y $29.885 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 2,9% en pesos (un alza del 2,2% medida en dólares). Y los ADR argentinos que cotizan en Nueva York tuvieron una suba en bloque del 1% al 5% par IRSA, Edenor, TGS, Loma Negra, Francés, Supervielle, Galicia, Central Puerto e YPF; con una sola baja para destacar, del 1,6% para Mercado Libre.

Detrás de todo este día positivo, los analistas macro miraban preocupados con el rabillo del ojo que los granos y los minerales están perdiendo valor, y esa es una pésima noticia para la Argentina. En materias primas, el petróleo subió 0,9% y los metales preciosos actuaron sostenidos. Pero los metales básicos y los granos tuvieron un resbalón, con algunas variantes regresando a precios que no se veían desde noviembre de 2020. En Chicago, por ejemplo, la soja bajó 1,8% y el trigo perdió 2% (el maíz zafó). Y en Rosario el trigo estuvo para arriba pero la soja se hundió nada menos que 3%. Finalmente, el mundo cripto sigue tratando de hacer pie: el Bitcoin retrocedió otro 0,6%, con respuesta mixta en el resto de los valores de ese panel.

Dolar Blue

Compra $1470.00

Venta $1500.00

12/07 15:35

2.39%

DOLAR OFICIAL

Compra $938

Venta $940

12/07 16:18

0.2%

DOLAR CCL

Compra $1398.9

Venta $1436.83

12/07 16:18

1.4%

DOLAR TARJETA

Compra $1500.8

Venta $1504

12/07 16:18

0.2%

DOLAR QATAR

Compra $1492.8

Venta $1492.8

02/07 10:49

0%

DOLAR MAYORISTA

Compra $920

Venta $921.5

12/07 16:18

0%

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés