Destacó el presidente de la empresa

YPF incrementará su inversión un 30% en 2022 hasta alcanzar los US$ 3.500 millones

Pablo González destacó la recuperación que experimentó YPF en lo que va del año

Pablo González, el presidente de YPF.
02-11-2021
Compartir

El presidente de YPF, Pablo González, destacó hoy la recuperación productiva y financiera de la petrolera “en camino al autoabastecimiento energético”, y adelantó que proyectan para 2022 un incremento de la inversión del orden del 30% hasta alcanzar los US$ 3.500 millones, frente a los US$ 2.700 millones con que cerrará el corriente año.

"El primer mensaje para las pymes y el sector energético es que vamos a cumplir con el plan de inversión de este año. Lo estamos cumpliendo con crecimiento de producción de petróleo y gas. Estamos superando la prepandemia", dijo González esta mañana al participar en un encuentro organizado por Industriales Pymes Argentinos (IPA).

“Tenemos el desafío del autoabastecimiento para evitar la importación de GNL (gas natural licuado) que demanda divisas necesarias para el Tesoro”, sostuvo el directivo al explicar que YPF incrementará su esfuerzo con una inversión proyectada para 2022 de US$ 3.500 millones. Luego dijo que “el camino es largo porque el pico de consumo de gas es de 173 millones de metros cúbicos (mm3) y el país produce hoy 133 mm3, nos falta un 20%, pero se puede lograr a través de los incentivos previstos en la ley Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas”, proyecto que fue enviado al Congreso por el Gobierno nacional que cuenta con “reglas de juego claras en materia fiscal”.

González destacó que “hay una ventana de oportunidades a fin de aportar energía para el crecimiento, y para eso tiene que tener una base sólida con las 5.000 pymes que actualmente trabajan con YPF”.

En ese contexto, el ex vicegobernador de Santa Cruz afirmó que “en dos años YPF va a producir el 100% de lo que procesan sus tres refinerías, de donde sale más del 65% del combustible que se produce en la Argentina" y se entrega a sus 1.600 estaciones de servicio. “No venimos a decir que las dificultades que tenemos para generar energía nos lleva a poner excusas o mostrar caídas de la producción y un panorama sombrío, luego de que el año pasado tuviéramos una caída de 75% en las ventas y pérdidas por US$ 1.000 millones”, enfatizó.

A ese panorama se agregó “una reestructuración de deuda compleja, por US$ 6.200 millones”, que se pudieron reducir en US$ 600 millones, hasta el nivel existente en 2015.

González precisó que “este año mejoraron los números y ya van tres trimestres con Ebitda (resultados antes del pago de impuestos y amortizaciones) superiores a los US$ 1.000 millones, como se verá en el balance de julio-septiembre que se presentarán la semana próxima”.

Respecto al balance trimestral, González aseguró que “va a demostrar una recuperación aún más profunda, ya que aumentamos producción de gas y crudo y seguimos invirtiendo en energías renovables”.

El titular de YPF recordó que entre 2016 y 2019 cayeron las inversiones y reservas, con bajas productivas de 10 y 8% en petróleo y gas, lo que marcó un “retroceso en el mercado energético nacional y el crecimiento de otras compañías, lo cual es bueno, pero no es bueno que YPF no haya crecido”.

En la actualidad, la petrolera está produciendo unos 213.000 barriles diarios de petróleo, de los cuales 156.000 son de sus áreas convencionales y el resto no convencional, en los que la compañía pasó en los últimos cuatro meses de 38.000 a 57.000 barriles diarios hasta "superar los niveles de prepandemia”.

También gracias al Plan Gas se sobre cumplieron las metas de 31 millones de metros cúbicos por día (mm3) y en la actualidad se ubica en 39 mm3, lo que dio la posibilidad de un saldo exportable.

En otro tramo de su exposición, González defendió la política en materia de combustibles, ya que el precio de crudo Brent, de referencia para la Argentina, cerró hoy a US$ 84 por barril y a nivel interno se comercializa a US$ 60, lo que "permite cumplir con el abastecimiento sin trasladar la cotización externa". De no mediar esta política, "el litro de nafta que no llega a un dólar pasaría a costar US$ 1,7”, estimó el presidente de YPF.

González retomó en su presentación el planteo de "recuperar el valor agregado nacional en la producción" un viejo reclamo de las provincias productoras por el impacto multiplicador que tendría esa actividad en las pymes regionales.

En ese sentido, señaló que YPF va a trabajar a través del Programa Ympulso para fortalecer a las pymes y abrir su participación. “No puede ser que se pongan estándares de calidad para esas empresas, se contrate a firmas más grandes que después subcontratan a las mismas pyme; para evitar eso se trabaja con el Ministerio de Desarrollo Productivo a través del programa Ympulso”, concluyó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés