El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Shell triplicó sus ganancias y disparó sus acciones

02-11-2016
Compartir

La petrolera angloholandesa Royal Dutch Sell publicó su balance al tercer trimestre del año con una mejora en sus ganancias, que alcanzaron los US$ 1.375 M contra pérdidas de US$ 7.416 M en el mismo período del año pasado, e impulsó hacia impulsó hacia arriba las acciones de la compañía que cotizan en Amsterdam.

Asimismo, la ganancia neta en el tercer trimestre del año a nivel global sumó US$ 2.800 M, lo que significa un crecimiento de 18% respecto a los US$ 2.400 M registrados entre julio y septiembre del año pasado y casi el triple de los US$ 1.045 M del segundo trimestre de este año. Una cifra que, además, excedió en US$ 1.000 M las proyecciones del mercado antes de que se conociera el reporte.

“Shell presentó mejores resultados este trimestre, reflejando una performance operacional y de costos sólida”, destacó el CEO de la firma, Ben van Beurden en una declaración ayer, aunque advirtió que “los precios más bajos del petróleo siguen siendo un desafío significativo a lo largo y lo ancho del negocio”, por lo que “las perspectivas permanecen inciertas”.

En lo relativo al upstream, la compañía llevó la pérdida de US$ 582 M que había mostrado en el tercer trimestre del año pasado a una ganancia, aunque mínima, de US$ 4 M en este último trimestre. En cambio, fue en el upstream donde se produjeron sus mayores ingresos, aunque en términos relativos cayeron. Mientras en el tercer trimestre de 2015 eran de US$ 2.617 M, en el de este año fueron de US$ 2.078 M.

Con estos datos, la firma despejó las dudas que había generado la presentación de un mal balance en el segundo trimestre del año, el primero luego de la compra de BG Group en febrero. En ese sentido, el balance destacó que “comparadas con el tercer trimestre de 2015, las ganancias atribuibles a accionistas excluyendo los items desagregados, se vieron beneficiadas de un crecimiento en los volúmenes de producción, principalmente por los activos de BG”, entre otros factores.

Así, las ganancias de la angloholandesa concluidos los primeros nueve meses del año triplicaron las anotadas durante el mismo período de 2015, al alcanzar los US$ 3.034 M contra US$ 1.000 M entre julio y septiembre del año pasado, y empujaron al alza la cotización de sus acciones, que ayer cerraron más de 3% arriba de sus valores de la jornada anterior.

En términos de producción, en tanto, se alcanzaron 3,6 millones de barriles equivalentes de petróleo por día, lo que implica un alza de 25% en comparación a un año anterior. En ese sentido, el Chief Financial Officer de Shell, Simon Henry, destacó el aporte de BG, que incrementó su producción de los 600.000 barriles diarios que había obtenido en 2014 a 800.000 en este año. “Estamos empezando a ver el beneficio de la adquisición”, dijo ayer en conferencia de prensa.

Recortes

En un contexto difícil para el sector, en tanto, el CEO de la compañía anticipó una reducción de costos e inversiones para hacer frente a la crisis del precio del petróleo. “Estuvimos administrando la compañía a lo largo del ciclo bajista reduciendo los niveles de costos e inversiones, al mismo tiempo que ejecutábamos ventas de activos y comenzábamos nuevos proyectos. Nuestros costos operativos en 2016 ya están a un nivel anualizado de US$ 40.000 M, US$ 9.000 M por debajo de los de Shell y BG en 2014 y está previsto que se sigan reduciendo”, sostuvo van Beurden ayer.

En ese sentido, la inversión de capital orgánica estará el próximo año en torno a los US$ 29.000 M, US$ 18.000 M por debajo de los valores de 2014 para Shell y BG, y la inversión de capital en 2017 se espera que esté en US$ 25.000 M.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés