El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 4°C
En Mar del Plata

Se iniciaron las audiencias públicas, con apoyo a la exploración offshore

Las audiencias públicas consultivas se extenderán por varias semanas y expondrán más de 600 oradores. No serán vinculantes.

Audiencia pública consultiva sobre la exploración hidrocarburífera offshore.
Audiencia pública consultiva sobre la exploración hidrocarburífera offshore.
31 mayo de 2022

La audiencia pública consultiva sobre la exploración hidrocarburífera offshore comenzó ayer en Mar del Plata con posiciones mayoritariamente favorables a la actividad, y se extenderá por varias semanas. Expondrán más de 600 oradores, entre instituciones y particulares, aunque sus conclusiones no serán vinculantes.

La audiencia tiene 254 instituciones y 404 particulares inscriptas y se extenderá por los próximos días en el Concejo Deliberante del partido de General Pueyrredón, que no tendrá actividad hasta que culminen las exposiciones.

La audiencia, que se puede seguir por Zoom, fue presidida ayer por el edil Horacio Taccone, promotor de la iniciativa, y el objetivo es “intercambiar saberes y perspectivas, propiciando el debate público acerca de la Resolución Nº 436/2021 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible que aprueba la exploración para la búsqueda de hidrocarburos en el Mar Argentino”. El eje del debate serán las zonas CAN 100, CAN 108 y CAN 114.

En la ordenanza que rige la realización de las audiencias públicas, el listado de oradores que tendrá un tiempo estipulado de 5 minutos, se confeccionó de acuerdo al orden cronológico de inscripción y, en primer término, se escuchará a quienes representan a entidades y organizaciones y en segundo lugar a individuos por representación propia, indicaron desde el Concejo Deliberante.

Más de la mitad de las exposiciones, consignó el diario local La Capital, volcaron posturas a favor de avanzar en el desarrollo de esta industria, mientras que unas diez pronunciaron un contundente rechazo, pero otras evitaron sentar posición, como las universidades Fasta y Caece, la Escuela de Pesca -dependiente de la Armada Argentina-, o el Inidep, que se limitó a detallar sus estudios en el tema.

Sebastián Arismendi, uno de los expertos offshore de YPF, dijo “En mis 24 años en la industria nunca estuve tan entusiasmado por el potencial de un proyecto. Estamos en el umbral de una oportunidad histórica que no podemos dejar pasar”

Uno de los rechazos provino de Alfredo Lazzerreti, rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata. “Hay un claro consenso internacional sobre la influencia negativa de los combustibles fósiles para el futuro de nuestro planeta. En el mundo se alzan voces contra el cambio climático. Urge profundizar una transición energética. El planeta se aproxima a un punto de no retorno”, sostuvo el rector, y aclaró que su posición no era la institucional de la casa de estudios.

Luna Roja, Asamblea por un Mar Libre de Petroleras y Greenpeace también llevaron expositores con críticas.

Habló Equinor

Una de las primeras en hablar fue Nidia Alvarez, Country Manager de la petrolera noruega Equinor, que realizará (con YPF) las tareas de exploración sísmica para identificar dónde se encuentran los yacimientos de petróleo y gas.

El objetivo de la compañía, dijo, es “convertir los recursos naturales en energía para la gente y contribuir para el progreso real de las comunidades” y desactivó los temores: prometió “nulo impacto en el medio ambiente y en actividades marinas”.

Algunas de las voces de ayer fueron las siguientes:

  • Eric Javier Vázquez. Sindicato Marítimo de pescadores.

La exploración offshore no va a afectar a la pesca, va a generar para Mar del Plata crecimiento económico y de empleo. Estamos totalmente a favor de la exploración offshore. Va a traer una nueva fuente de trabajo para Mar del Plata.

  • Pablo Trueba. CGT Mar del Plata.

Mar del Plata ya tiene pesca y turismo. Ahora podríamos convertirnos en una ciudad petrolera internacional. Es una industria que va a generar empleos de calidad, registrado, de alto nivel salarial, contrataciones de proveedores locales e inversión en infraestructura.

  • Ignacio Sabbatela. Conicet-Flacso. 

Es erróneo que haya 100% de probabilidad de derrames. Tampoco habrá contaminación visual, es a 300 km. La gran traba para la transición energética en nuestro país es la disponibilidad de divisas. Esta actividad puede relajar la restricción externa y contribuir a la transición a energías más limpias en nuestro territorio. 

  • Sandra Cipolla. Asociación Bonaerense de la Industria Naval. 

La experiencia muestra que la industria offshore genera beneficios en otros sectores productivos y se puede desarrollar de manera complementaria y sin conflictos con la pesca o el turismo. Es una oportunidad de desarrollo y crecimiento para la ciudad. Las experiencias indican que la industria offshore genera beneficios en otros sectores productivos como el transporte y comunicaciones, la industria metalmecánica, el comercio y que tiene una amplia demanda de profesionales de distintas especialidades. 

  • Manuel García Mansilla. Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos.

Argentina puede cambiar su perfil productivo con este proyecto offshore, y convertirse en un proveedor de energía al mundo. Solo el desarrollo de un bloque offshore puede generar ingresos públicos por US$ 32.000 millones. Hay 5,1 puestos indirectos por puesto indirecto. Un solo proyecto exitoso puede generar 22.000 empleos y un total de 100.000 puestos de trabajos. Esto corresponde a un solo proyecto.

La UIA, presente

La Unión Industrial Argentina (UIA) también expuso en la audiencia pública consultiva. Los representantes de la UIA abordaron las ventajas que implicaría la puesta en valor del proyecto en materia de soberanía energética, creación de empleo, generación de divisas, desarrollo regional, cadenas de valor y exportaciones.

Durante su intervención en la audiencia pública, la UIA analizó los activos evaluados como resultante del proyecto Argerich: un volumen potencial de producción de 200.000 barriles diarios -valor cercano a la producción total actual de YPF sumando convencional y no convencional-, la generación de más de 65.000 empleos directos e indirectos y una inversión de capital superior a los US$ 6.000 millones, a la que se sumarían gastos operativos por una cifra cercana a los de US$ 4.000 millones.

“La actividad offshore no es incompatible con el turismo y la pesca. No conozco países que renuncien a explotar sus recursos petroleros", dijo el economista Francisco Barberis Bosch, que es docente de la UNMdP

En ese contexto, la UIA destacó la importancia del proyecto en lo que refiere al fortalecimiento de las cadenas de valor que permitiría desarrollar proveedores en la industria metalmecánica -construcción de los proyectos, operación de los mismos-, servicios profesionales -ingeniería, legales, contaduría- y servicios petroleros y de refinación -todos relacionados de manera directa a la explotación de hidrocarburo off shore-, entre otros.

Además, la puesta en valor de este proyecto permitiría sofisticar la matriz productiva argentina, incluso transformar la exportación de gas en exportación de productos derivados de la industria petroquímica. Un ejemplo de ello es la producción de polietileno, que permitiría aumentar el valor de la tonelada exportada hasta diez veces -pasar de US$ 177 por tonelada a US$ 1.750 por tonelada-.

Los representantes de la UIA recordaron que en el mundo más de una cuarta parte del suministro actual de petróleo y gas se produce en alta mar, principalmente en Oriente Medio, el Mar del Norte, Brasil, el Golfo de México y el Mar Caspio. El proyecto analizado se realizará en áreas alejadas, a cientos de kilómetros de la costa, en aguas profundas y ultra profundas de entre 1.500 y 4.000 metros.

De igual modo señalaron que en América Latina, Argentina es uno de los países pioneros en offshore. Desde hace más de cincuenta años, se explora el Mar Continental en búsqueda de hidrocarburos y desde hace décadas se está produciendo gas en pozos marinos de la Cuenca Austral -Tierra del Fuego y Santa Cruz-. Las plataformas del Mar Argentino producen actualmente 18% del gas natural y 2% del petróleo que se consume en el país: un total de 37 pozos operativos que operan con estándares de calidad internacional en función del cuidado del medio ambiente y del desarrollo sustentable.

Ayer expuso el jefe del Departamento de Energía, Alberto Calsiano y hoy lo hará el director ejecutivo, Diego Coatz.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés