El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 15°C
Nuevas tecnologías

Oldelval puso en marcha un sistema inteligente para controlar la red de ductos

La nueva instalación funciona como el cerebro de la operación y su función es monitorear la red de oleoductos de la compañía que transporta gran parte de la producción de petróleo de Vaca Muerta.

La sala de control es el núcleo de las operaciones de Oldelval, una de las empresas de midstream más importantes del país.
La sala de control es el núcleo de las operaciones de Oldelval, una de las empresas de midstream más importantes del país.
20 mayo de 2024

La empresa Oleoductos del Valle (Oldelval) inauguró una innovadora sala del Centro de Control, cuya principal función es la monitorización y toma de decisiones de la red de oleoductos de la compañía, además del seguimiento y análisis durante las 24 horas al día, los 7 días a la semana, durante todo el año.

La obra se inició en mayo del 2023 y terminó en mayo de este año. Es el núcleo de las operaciones de Oldelval. El sistema asegura el óptimo funcionamiento de los distintos sistemas de ductos, permitiendo coordinar de forma segura los distintos puntos de carga y descarga de hidrocarburos del sistema. 

"Las decisiones que se toman y las acciones que se definen allí, impactan en el desempeño de toda la red de transporte. Su función es clave para garantizar que las operaciones se lleven a cabo de manera eficaz, efectiva y segura, resguardando la integridad de las personas, las instalaciones y el medio ambiente", explicaron desde la compañía.

La ergonomía y el cuidado de la salud de los operadores fue otro de los pilares del desarrollo del proyecto, razón por la que se definió cumplir con los parámetros de la norma internacional ISO 11.064 "Optimización de la ergonomía de las salas de control".

  • Desde Oldelval señalan que "esta sofisticada instalación, equipada con la última tecnología, desempeña un papel crucial para garantizar una operación segura, eficiente y respetuosa con el medio ambiente".

Las nuevas instalaciones permiten monitorear en tiempo real cada aspecto de la operación de transporte, desde el bombeo de crudo hasta las más pequeñas variaciones de presión. 

Mediante sistemas avanzados de adquisición de datos y algoritmos de análisis, los operadores pueden tomar decisiones informadas y responder de manera oportuna ante cualquier eventualidad. Por otra parte, el Centro de Control cumple con las regulaciones más estrictas en materia de seguridad y medio ambiente.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés