El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 10°C

Los subsidios energéticos sumaron $ 150.000 M

30 diciembre de 2016

Los subsidios energéticos sumaron poco más de $ 150.000 M hasta noviembre, principalmente por los giros a CAMMESA, pero con un crecimiento exponencial en los pagos enmarcados en el Plan Gas, según la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).

De este modo, las transferencias al sector marcaron un avance de 18% en valores nominales, aunque una contracción en términos reales. Un resultado consistente con la búsqueda del Gobierno Nacional de reducir los subsidios en general, y en el ámbito energético, en particular.

En un año signado por el aumento de tarifas a los servicios de energía eléctrica y gas en las distintas partes de la cadena, mientras en los primeros diez meses crecieron a un ritmo de 10% interanual acumulado, en noviembre registraron un alza de 145%, lo que llevó el total en once meses a la suma de $ 151.463,1 M, según ASAP.

Asimismo, de acuerdo con el informe, el aumento en los primeros once meses superó en tres puntos porcentuales al incremento acumulado hasta octubre, debido a una suba de 55% registrada en noviembre.

Plan Gas, el agujero

En cuanto al destino de estos fondos, más de dos tercios fueron asignados a CAMMESA, que tiene a su cargo las compensaciones a la generación eléctrica. En concreto, fueron $ 101.436,9 M, lo que significó una suba nominal de 24%.

Sin embargo, el concepto que más creció dentro de los subsidios energéticos no fue el de energía eléctrica sino las asignaciones para ENARSA, con el objetivo de cubrir los gastos del Plan Gas. Mientras los giros totales para la empresa estatal alcanzaron los $ 11.700 M en los once meses ?o una suba nominal de 56%, que a su vez implica una suba real en el orden del 16%?, según se desprende del informe, la suba exponencial de las transferencias a la empresa estatal creada en 2004, responsable de la compra de gas importado para el abastecimiento del mercado interno, estuvo traccionada por los subsidios enmarcados en el programa conocido como Plan Gas. El programa, ideado por el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, para incentivar a las empresas productoras de gas con un precio mayor, fue continuado por el Gobierno actual pese al rechazo que despierta en el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, y continuará en principio hasta fines del año próximo, cuando vencerá el contrato firmado por el anterior gobierno con las operadoras. No obstante, en el sector son mayoría los que sostienen que hace falta un precio sostén para el gas por al menos algunos años con el objetivo de desarrollar los potenciales del país en tight y shale gas.

En noviembre, los subsidios dedicados al Plan Gas crecieron 1.551% interanual, mientras que en el acumulado, la suba fue de 141%. En números, el crecimiento fue de $ 767 M en noviembre de 2015 a $ 12.662 M en el mismo mes del año actual, mientras que en el acumulado de enero a noviembre de 2015 fue de $ 11.795,9 M contra $ 28.472 M del mismo período de este año.

Otras áreas

Mientras tanto, los subsidios del Estado en su conjunto alcanzaron en los once meses relevados por ASAP los $ 254.661,6 M, una cifra superior en 19% a la registrada en el mismo período de 2015, principalmente ?aunque no exclusivamente? por las transferencias energéticas. A su vez, subas menores (que en todos los casos significan reducciones en términos reales) se registraron también en el transporte y otras empresas públicas de áreas diversas.

Por caso, los subsidios al transporte totalizaron $ 52.637,4 M en el acumulado de enero a noviembre, un alza de 23% interanual.

En este caso, se destacaron las transferencias al transporte automotor (de $ 30.005,6 M o 27% de incremento), al ferroviario (de $ 19.003,8 M o 29% de suba) y aerocomercial, el único que presentó una contracción (de 20%) al sumar $ 3.561,4 M, destinados en su totalidad a Aerolíneas Argentinas.

Por otra parte, más allá del sector energético y el transporte, las empresas públicas no vinculadas a estos sectores demandaron transferencias para sus gastos de funcionamiento por $ 10.356,3 M, con un aumento interanual de 92%. Entre otras, AySA con asignaciones por $ 5.092,2 M y una suba interanual de 82%, seguida por Radio y Televisión Argentina ($ 1.882,3 M y 22%) y Correo Argentino ($ 1.173 M, 406%).

Entre todas las áreas en conjunto, los aumentos de las transferencias para gastos corrientes fueron del 21%, contra los destinados a gastos de capital, que apenas alcanzaron una suba de 8,7%. Con esto, el peso de los subsidios en los once meses en estudio fue equivalente a 84,9% del déficit primario sin rentas de la propiedad y a 90,5% del déficit financiero, de acuerdo con el cruce de datos con la Secretaría de Hacienda.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés