El Economista - 70 años
Versión digital

mar 21 May

BUE 14°C

Energía apuesta a enseñar el ahorro

22 diciembre de 2016

El Ministerio de Energía y Minería está desarrollando en conjunto con el Ministerio de Educación y Deportes un programa de educación en el ahorro y la eficiencia energética con vistas a incorporar el tema en todos los niveles de enseñanza formal en todas las provincias para 2025. Así lo anunció ayer en una reunión con la prensa la subsecretaria de Ahorro y Eficiencia Energética, Andrea Heins, junto a funcionarios del Ministerio de Educación y del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, una de las jurisdicciones que ya participan del programa.

“Se hace necesario y así lo venimos encarando, abordar el tema de manera multidisciplinaria y con todos los actores implicados en el sistema educativo. La eficiencia energética es en sí misma un tema transversal a todos los sectores y así venimos trabajando, con otros ministerios y con otras jurisdicciones, como son las provincias y la Ciudad de Buenos Aires”, destacó.

El objetivo de la cartera energética es que la demanda energética, a través del ahorro y la eficiencia, sea para 2025, 5,7% menor a lo que sería en caso de que no existieran esas políticas. En ese sentido, planteó Heins, la enseñanza es clave. “Apostamos a que trabajando fuertemente en educación, ese número sea alcanzable, sostenible e incluso pueda ser mayor de lo que hoy podemos estimar”, consideró.

No obstante, explicaron ambos, la intención del Gobierno no es reducir el consumo por un menor nivel de vida o menor producción. “Es desde la mirada de la valoración y el cuidado (de la energía) y no desde la privación”, sostuvo el director de Educación de la Subsecretaría, Santiago Bellomo.

El programa

Los objetivos del programa, además de la inclusión del tema en la educación formal en las provincias, que se trabaje en el cambio de hábitos no solo en el nivel escolar sino también en la dimesión de superior y técnica en carreras vinculadas al área, y fomentar la investigación asociada a estos temas. Para eso, ambos ministerios vienen trabajando en conjunto en la capacitación de docentes de 34 universidades del país y con escuelas técnicas a través de cursos, seminarios y talleres, en el desarrollo de un programa académico en Gestión de la Energía que se dictará desde el año que viene, y en la promoción de innovación en proyectos territoriales en escala piloto que luego puedan ser llevados a escala federal en caso de ser exitosos.

El lanzamiento del programa se da mientras todavía está vigente la emergencia energética, aunque tanto Heins, como Bellomo, advirtieron que “no es un tema coyuntural” sino que “va más allá de la crisis energética”. Aunque el funcionario advirtió: “Lo que está pasando nos brinda de algún modo la ocasión para poner el tema energético no solo en el escenario y en las políticas técnicas sino sobre todo, en la transformación cultural”.

Si bien en el caso de la comunicación que ya lanzó la cartera que conduce Juan José Aranguren, el ahorro está asociado a la energía eléctrica, dado que en esta época del año es cuando el consumo aumenta y por ende se dan más fallas en el servicio eléctrico, “cuando se habla de eficiencia energética, se habla de toda la matriz energética” y por ende, la educación en el ahorro apuntará a todas las energías. “Porque todo hace al consumo y porque muchas veces están vinculadas: la energía eléctrica se genera en algún punto con hidrocarburos”, recordó Heins y advirtió que “eficiencia energética y energías renovables son complementarias”. “Tenemos que hacer eficiencia energética aún cuando las fuentes de energía sean renovables”, sostuvo la funcionaria.

Otras medidas

De cara a 2017, Heins anunció el lanzamiento de un censo de diagnóstico de cómo utilizan la energía los hogares. “Vamos a hacer el año que viene un censo a nivel residencial ya no desde el lado de la educación sino desde cómo se usa la energía en los hogares. Eso apunta a tener una visión desde un plano técnico de dónde están las oportunidades de mejora de uso de energía en los hogares y conociendo eso, poder diseñar mejores políticas públicas para un uso eficiente”, destacó.

Consultada por El Economista, señaló que además de la diplomatura en Gestión de la Energía, disponible para funcionarios nacionales y a los que se pueden sumar trabajadores municipales y provinciales, se están diseñando también incentivos para el ahorro en el sector privado. “Estamos desarrollando distintas iniciativas para fomentar capacitaciones de las empresas; fundamentalmente al sector pyme, que es el que entendemos que es el que más requiere la asistencia del Estado (las grandes empresas, en muchos casos ya vienen trabajando en estos temas)”, respondió. Entre esas medidas, enumeró la capacitación, el ofrecimiento de diagnósticos energéticos “para que las pymes puedan identificar dónde están sus oportunidades de mejora” y una línea de crédito de 9% de tasa anual con 84 meses de período de pago y 12 de gracia, “un instrumento para que las pymes puedan acceder y puedan hacer eficiencia energética en sus instalaciones”.

De los anuncios, participaron también la directora ejecutiva del Proyecto de Calidad Universitaria de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, Mónica Maquina, quién explicó los alcances de la capacitación a los docentes del nivel superior; el secretario permanente de CONETyP, Santiago de la Barrera, quien explicó la articulación con sindicatos y el nivel de enseñanza técnica superior; y Damasia Ezcurra, titular de la Unidad de Proyectos Especiales Educación para la Sustentabilidad del Ministerio de Educación porteño, quien contó la experiencia del programa Escuelas Verdes.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés