El Economista - 70 años
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 28°C
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 28°C

El petróleo logró reunir a distintos actores en Chubut

26-12-2016
Compartir

El Gobierno Nacional, Chubut, los sindicatos y las empresas que operan en la provincia patagónica conformaron una mesa para monitorear la actividad petrolera y “buscar soluciones” a la crisis que atraviesa el sector en el distrito. La llamada “Mesa Chubut”, de la que formarán parte todos los actores involucrados en la actividad, seguirá de cerca también la convergencia hacia precios internacionales ?resistida por el gobierno provincial, los sindicatos y algunas operadoras? y los puestos de trabajo en riesgo. Habrá una nueva reunión esta semana.

Del encuentro, participaron el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves; el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez; el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado, Jorge Ávila, su par del gremio de Petroleros Jerárquicos de la Patagonia Austral, José Llugdar; y directivos de Pan American Energy (PAE), Tecpetrol y Sipetrol, además del senador nacional Alfredo González Luenzo.

Entre los temas que se discutieron se destacan acortar la brecha entre el barril Medanito (que se extrae en la cuenca neuquina) y el Escalante, mejorar el precio del gas para Chubut y la quita de retenciones a la exportación de hidrocarburos a partir del 6 de enero, según reveló el ministro coordinador de Gabinete de Chubut, Alberto Gilardino, en un comunicado del gobierno provincial. Además, el Estado Nacional se comprometió a asegurar un precio sostén del gas por todo el 2017 “si hay un esquema de inversiones”. La quita de retenciones había sido anticipada por el mismo Aranguren en un encuentro organizado por la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

“Asimismo, PAE hizo una serie de propuestas para mejorar la actividad, y se habló de mejorar y actualizar la eficiencia de los equipos”, detalló Gilardino.

La crisis y los trabajos

El encuentro forma parte de una serie de reuniones que el gobernador chubutense viene teniendo en conjunto con los sindicalistas de la provincia para analizar las perspectivas del sector para el año que viene. La cuenca del Golfo de San Jorge se vio muy golpeada este año por la baja de inversión y de actividad, y las proyecciones para 2017 no son mucho más alentadoras. La baja de equipos de YPF, que según Ávila ya alcanza los 40, pone en riesgo la situación de muchos trabajadores de las petroleras y contratistas.

En ese aspecto, YPF y los sindicatos llegaron a un acuerdo de seis meses la semana pasada. La petrolera se comprometió a reactivar todos los equipos. Asimismo, también se acordó “concentrar el goce de la vacaciones de los trabajadores que desarrollen su actividad laboral en áreas operadas por YPF, como también la devolución de francos compensatorios adeudados o cualquier otro tipo de licencia pendiente de goce”.

Además, contempla un nuevo esquema de trabajo de 14 días laborales pagos, 7 días de franco y 7 de suspensión sin goce de haberes, además del compromiso de buscar acuerdos de productividad, “tendientes a reducir los costos de la actividad y mantener el nivel de la misma en Chubut”. De esta manera, se preservarán preservar los puestos laborales, aunque con una baja salarial de 25% a 30%.

“No es para anunciar con bombos y platillos, pero estamos priorizando que el compañero siga estando dentro de la actividad. Es el peor año en los últimos 14 años de los argentinos”, evaluó el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, y pronosticó un 2017 “muy duro”.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés