El Gobierno busca superar el cuello de botella eléctrico

Es el de las líneas de transmisión frente a la próxima compulsa del “RenovAr 2.0”, donde se esperan inversiones por US$ 2.000 millones

23-08-2017
Compartir

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, reconoció en una entrevista con el canal de noticias económicas estadounidense Bloomberg TV  que la próxima subasta de proyectos de energías renovables, denominada “Ronda 2” del programa RenovAr, será por la mitad de potencia de la licitada el año pasado, debido a un cuello de botella de infraestructura. Además, explicó que el país no necesita mucha más capacidad de forma inmediata de modo que la ampliación de las líneas de transmisión, mediante otra licitación que planea el Gobierno permitirá integrar los nuevos proyectos de energías renovables.

La “Ronda 2” licitará 1.200 Megawatts, básicamente de proyectos eólicos y solares, y el Gobierno, dijo Aranguren, tiene planes para adjudicar a fin de año contratos para ocho nuevos proyectos de líneas de transporte, a fin de seguir la expansión de la energía limpia.

“No necesitamos subastar toda la capacidad renovable ahora”, señaló  Aranguren en su entrevista con Bloomberg.  El ministro explicó que para ello Energía, prevé  “al mismo tiempo, subastas de líneas de transmisión para resolver los cuellos de botella”. Por otra parte, Aranguren explicó que “si para subastar 10 Gigawatts, tenemos que casarnos con el precio, y los precios de la tecnología mejoraran, mejor”.

La subasta de energías renovables está programada para el 29 de noviembre y podría impulsar inversiones por cerca de US$ 2.000 millones, según se estima desde el Gobierno.

Las dos rondas anteriores del programa RenovAr otorgaron 2.400 Mw de nueva capacidad, con un total de compromisos de alrededor de US$ 4.000 millones.

El Gobierno prevé agregar 5.000 kilómetros de líneas de transmisión en los próximos tres años, para mantenerse al día con la capacidad.

Los cuellos de botella de la transmisión preocupan al mercado eléctrico local frente a los nuevos proyectos ya en marcha.

En cuanto al costo de la nueva energía renovable, la analista de Bloomberg New Energy Finance en Sao Paulo, Ana Verena Lima, advirtió que “la Argentina tiene precios más altos, cuando se compara con otros países latinoamericanos”, según un despacho de la agencia estadounidense. Según el analista, esta situación se debe a que por ahora “la Argentina sigue siendo vista como un lugar arriesgado, y los inversionistas exigen retornos más altos para invertir en él”.

El precio máximo previsto en la ronda 2 para proyectos eólicos es de US$ 56,25 por Mwh, por debajo del promedio de US$ 59 en la primera ronda del año pasado; y para emprendimientos solares, US$ 57, por debajo del promedio de US$ 60 por Mwh en la misma licitación.

Los contratos para venta de energía serán por 20 años y la instalación de las nuevas plantas tendrá un plazo de dos años después de la subasta.

La fecha límite para presentar propuestas es el 19 de octubre y se buscarán ofertas por 550 Mw de energía eólica; 450 Mw de solar; 100 Mw de biomasa; 50 Mw de pequeña energía hidroeléctrica; 35 Mw de biogás; y 15 Mw de biogás de vertedero.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés