El Economista - 70 años
Versión digital

jue 22 Feb

BUE 26°C
Tiscornia: "No creo que haya un salto ni una corrección brutal del dólar oficial como cree el mercado"
C&T Asesores Económicos

Tiscornia: "No creo que haya un salto ni una corrección brutal del dólar oficial como cree el mercado"

El Economista dialogó con Camilo Tiscornia sobre la dinámica nominal y cambiaria en los inicios de 2024.

06 febrero de 2024

¿Cómo están viendo la dinámica de inflación? 

Mira, sí, yo creo que es un dato positivo lo de enero. A nosotros en C&T nos dio 19,6% mensual. Te diría que es positivo teniendo en cuenta que enero es un mes en que habitualmente la inflación es muy alta, suele ser muchas veces más alta que la de diciembre porque es cuando más pega todo el pico que la parte de turismo tiene por las vacaciones de verano, que obviamente este año encima esto estuvo potenciado por el efecto del salto del tipo de cambio. Por eso es que cuando uno ve semana a semana y descompone un poco los rubros, ve que en el caso de enero hubo una concentración muy fuerte, aumentos en todo esto que está relacionado con el turismo, también un aumento fuerte en transporte público, y en otros rubros como, por ejemplo, alimentos y bebidas, algunos productos electrónicos, ropa, que habían subido mucho más en diciembre y en enero se moderaron bastante.

¿Y febrero cómo viene?

Lo que vimos los primeros días de febrero, que ya estuvimos haciendo algunos cálculos, es que, digamos, se moderó esa baja. Es decir, que los precios siguen aumentando, pero ya no se están moderando tanto, al menos en la primera semana. Incluso en algunos rubros de alimentos hubo algún mayor ritmo, sobre todo en la parte, te diría, de bebidas, bebidas no alcohólicas, algunos panificados en el arranque de febrero están mostrando un poco más de dinamismo.

pesos
 

Otras cosas sí están más calma como por ejemplo lo que son precios de autos, productos electrónicos que habían subido mucho el mes de diciembre y que ahora se han moderado y en febrero lo que va a empezar a tallar más todavía son los precios regulados. Bueno de hecho hoy arrancamos con aumento muy fuerte en transporte público en la zona de AMBA, también ayer se anunció un aumento en el precio mayorista de energía eléctrica que eso va a pegar para los llamados usuarios de Nivel 1 que son los de mayor ingreso y todavía queda pendiente ver si no hay algún aumento más derivado de las audiencias públicas que hubo, o sea que dirá que en febrero que es un mes que habitualmente es tranquilo en materia de inflación donde el turismo afloja mucho después del pico de enero, bueno habrá que ver todos estos precios regulados que es lo que termina pasando porque todavía recién estamos arrancando el mes.

¿Qué pasa si el gobierno no logra establecer una desaceleración creíble de la inflación en los próximos meses? ¿Se profundizará la recesión? 

Sí, definitivamente en este tipo de procesos la baja de la inflación en parte tiene que ver con la recesión, lamentablemente es así, yo creo que hay chance de que marzo no supere el 20%, va a depender mucho obviamente de lo que sea la parte de precios regulados, va a venir un aumento fuerte de los colegios, eso seguramente va a gravitar como pasa siempre en marzo. Pero allí el otro tema clave es ver qué va a pasar con el tipo de cambio oficial, que es otro tema que creo que está en discusión, en qué medida se puede mantener un movimiento más o menos controlado del tipo de cambio oficial o va a tener que haber algún salto un poco más fuerte en algún momento en la previa de la cosecha. Yo creo que después, pensando abril en adelante, que es cuando aparece el flujo grande de la cosecha gruesa, te diría que ahí la situación cambiaria se facilita bastante y si esto se complementa con la parte fiscal, que yo creo que es el secreto final de todo esto, me parece que después ahí las condiciones van a ser mucho más fáciles. Yo creo que es más desafiante este muy corto plazo de febrero-marzo. 

Pero los salarios seguirán perdiendo contra la inflación...

El punto acá es que lo que está viendo en el arranque de este nuevo gobierno es el sinceramiento de muchos precios que estaban artificialmente contenidos. Entonces va a ser muy difícil recuperar en un lapso muy corto desde el punto de vista de los salarios, la pérdida de poder adquisitivo que va a implicar ese aumento, porque son aumentos muy grandes de precios que estaban muy distorsionados. Entonces yo no veo factible que se pueda recuperar todo eso, con lo cual esto está arrancando con una caída de poder adquisitivo muy fuerte. La apuesta, y como acá también es importante notarlo, hay todo un cambio muy importante de ganadores y perdedores en el régimen económico, porque los precios relativos han cambiado completamente, entonces la apuesta del gobierno, que yo creo que es correcta, es a que poco a poco los sectores que se han visto beneficiados empiecen a traccionar en materia de empleo, y ahí se puedan recuperar los salarios. Pero este arranque lamentablemente es con caída de salarios reales. Y también, me parece que es reconocer, es muy duro esto, pero es reconocer que había cosas que no valían lo que el gobierno anterior hacía creer que valían, y eso tuvo un costo fiscal enorme y que lo estamos pagando ahora. 

pesos inflación precios
 

Y habrá que ver si tienen que tocar el dólar, otra fuente de aceleración inflacionaria.

Yo tiendo a pensar que va a ser menor que el que se demanda muchas veces en el mercado financiero. O sea, a nivel financiero se piensa que la única forma de que esto se sostenga es con un tipo de cambio excesivamente alto. Es imposible sostener eso porque si vos exagerás con el tipo de cambio lo que termina pasando es que hay mucha inflación, salvo que hagas un ajuste fiscal muy rápido y muy profundo. Entonces, me parece que hay un primer tema para tener en cuenta. Yo no creo que se pueda, que la economía vaya a mantener un tipo de cambio exageradamente alto en forma sostenida, máxime teniendo en cuenta que a partir de abril hay una cosecha muy importante. Entonces, ¿puede haber una corrección del tipo de cambio? Podría ser. Podría llegar a haber algún salto también, pero no creo que haya un salto ni una corrección brutal. De hecho, creo que también lo que va a ir dando un piso al tipo de cambio es que a partir de ahora en forma creciente se está liberando el pago de importaciones. Entonces, eso va a provocar una mayor demanda probablemente de divisas y va a empezar a haber un sostén al tipo de cambio oficial. Yo creo que alguna corrección puede llegar a haber por alguna de estas vías, todavía es difícil saberlo, pero no creo que la necesidad sea de un salto muy grande, insisto. Si se exagera con esa corrección lo que va a terminar pasando es que se va a demorar aún más la baja de la inflación. 

¿La clave de todo seguirá siendo la fiscal?

De todas las veces que se han implementado planes de estabilización que pudieron haber sido exitosos, el fracaso terminó siendo porque no se pudo mantener la disciplina fiscal. Yo creo que esa es la clave del desafío que tiene el gobierno. Creo que el gobierno tiene una gran convicción en cuanto a que ese es el nudo del problema. La situación es bastante grave y creo que ha despertado a muchos y se ha hecho tomar cierta conciencia de que es importante esto, pero se ve en el debate público de todas estas medidas que hay mucha resistencia porque obviamente en la medida en que hay un ajuste fiscal, más que nada si es por el lado del gasto, se está tocando directamente intereses concretos, entonces hay resistencia sin ninguna duda. Esta es la gran dificultad. Veremos si el gobierno puede resolverlo, pero yo creo que en eso se juega gran parte del éxito del programa este.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés