El Economista - 70 años
Versión digital

dom 14 Abr

BUE 21°C
Panorama

"Superávit fiscal desde el primer día": el mantra que los economistas de Larreta desplegarán ante fondos de Wall Street

Lacunza dice a los íntimos que el país tiene que ir inevitablemente al superávit fiscal. "Si no se puede, Argentina tiene un problema", dice

Hernán Lacunza lidera los equipos económicos de Larreta
Hernán Lacunza lidera los equipos económicos de Larreta
Leandro Gabin 25 febrero de 2023

El lanzamiento formal de Horacio Rodríguez Larreta para la presidencial del 2023 acelerará los calls y reuniones de los referentes económicos del candidato de Juntos por el Cambio con algunos inversores internacionales. 

En medio de las dudas que existen sobre las capacidades para financiar una transición o tan sólo los vencimientos de deuda que hay después del 2024, quienes (al menos por ahora) comandan los lineamientos centrales de una hipotética presidencia del actual Jefe de Gobierno porteño en lo económico, transmitirán un mensaje claro y sencillo: sin superávit fiscal desde el primer día el país es inviable.

Quien lidera los equipos económicos de Larreta es Hernán Lacunza, el ex ministro de Economía durante la corrida final a Mauricio Macri y quien es llamado (por quienes le tienen menos aprecio) el "Jesús Rodríguez" del macrismo

Lacunza dice a los íntimos que el país tiene que ir inevitablemente al superávit fiscal. "Si no se puede, Argentina tiene un problema", suele responder cuando le preguntan por las dificultades de llegar a ese objetivo, algo que para algunos parece obvio dada la estructura del gasto (planes sociales y jubilaciones) y las consecuencias de poder eso en el ánimo de la sociedad. 

De todas formas, Lacunza transmitirá a partir de los próximos días, cuando están programados que algunos fondos de inversión de Wall Street aterricen en Buenos Aires, ese mantra. "El tema de tener superávit fiscal es nuestro, no nos lo impone nadie", suele decir el ex ministro de Hacienda de María Eugenia Vidal. "Es lo que creemos mejor para Argentina", repìte.

Sea como fuere, lo que dirá Lacunza como piedra fundacional de un hipotético gobierno de Larreta es música para los oídos de varios fondos de Wall Street que no piensan ni siquiera subirse al "trade electoral" porque lo consideran demasiado riesgoso, dada la situación endeble en lo económico. 

"Los inversores ven que los bonos valen en torno a US$ 33-34 cuando antes del rally valían US$ 18. Y la verdad es que a estos precios no hay mucho upside o downside. O sea, si gana la oposición con un plan creíble podrían subir a máximo US$ 50 y si aparece algo más disruptivo como digamos Cristina volverán a US$ 20. Con lo cual, en ambos extremos no hay tanto para ofrecer. Y se cree que el escenario será intermedio, o sea ni alguien tan malo ni alguien salvador", resumió un banquero de Nueva York.

El mercado financiero de Manhattan sigue escéptico con Argentina. Miran muy poco al país y con los desafíos económicos que existen no hay una fila de inversores dispuestos a comprar activos locales. "Parte de la suba post mínimos ya sucedió, no creo que veamos muchos más por ahora", dijo un trader de un banco suizo.

Según el mismo operador, las candidaturas no son claras y, por ende, el riesgo a sobreexponerse es alto. "Hay que recordar que ya hay muchos bonistas con títulos de Argentina que quisieron salir de esa posición hace rato y recién ahora con la última suba encontraron compradores. Son muy poco líquidos los bonos en Nueva York y ahora, otra vez, vuelve a costar encontrar compradores", afirmó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés