Sorpresa e improvisación y la huída del peso continúa

A pesar de que hay muchos inversores grandes convirtiendo dólares a pesos para cumplir con esa obligación, los dólares volvieron a subir.

dolar-1
Luis Varela Luis Varela 10-08-2021
Compartir

Por Luis Varela

Ayer hubo anuncios que sorprendieron a los observadores. Se sabía que el intendente Juanchi Zavaleta ocuparía el lugar de Daniel Arroyo en Desarrollo Social, con todo un desafío luego de la marcha piquetera masiva que llegó desde San Cayetano a la Casa Rosada para pedir más planes. Pero nadie tenía en la agenda la posibilidad de que el senador Jorge Taiana ocupara el lugar del retobado Agustín Rossi, que peleará una interna en Santa Fe.

Y tampoco había ningún aviso de que existía la posibilidad de que renunciara a su cargo el secretario de Finanzas, Mariano Sardi, que será reemplazado por Rafael Brigo (que estaba a cargo de monitorear la deuda de las provincias). En este caso se adujo que Sardi se va por motivos de salud, pero el cambio llega después de que la semana pasada se desarrolló una licitación de deuda absolutamente decepcionante.

Todas estas movidas llegan, no solo después de la lapicera de Cristina en las listas que irán a la elección legislativa. Sino por encuestas de todo tipo que vienen dando resultados poco alentadores para el oficialismo en las elecciones que vienen. De ahí que el equipo económico, impulsado por un Presidente que está metido de lleno en la campaña, se haya lanzado a fogonear el consumo, emitiendo pesos sin parar, pagando bonos adicionales y anunciando planes en 30 cuotas con tasas subsidiadas, para ver si puede levantar la actividad en algunos sectores muy afectados.

Los mayores cambios

Y quizás la mayor evidencia de esta urgencia electoral, es la decisión presidencial de promover mayores aperturas, dejar venir más gente en aviones, abrir las fronteras y permitir más actividades, en un mundo en el que en este momento crece la incertidumbre por la multiplicación de contagios que está provocando la variante delta. Con ese marco, se está apurando la vacunación alternativa, a muchos que se dieron la Sputnik 1 y esperan la 2 con mucha angustia. Y el remate que va a contramano de estas aperturas es que ayer mismo volvieron a verse números muy malos del Covid en Argentina.

Mientras los contagios provocan fuertes oscilaciones financieras en el mundo, con un gran impacto en países como China, Estados Unidos y algunas naciones europeas, Argentina tuvo ayer 503 muertes, lo cual pone sobre la mesa aquella frase de Alberto, que dijo cuando se morían 20 personas por día: "Prefiero la vida, y no la economía". Pero ahora, a 800 horas de las PASO, abre todo, prefiere la economía.

Por supuesto, frente a tanta improvisación el mercado responde inmediatamente. En el mundo, sobre salió una fuerte baja para el petróleo, una dura caída para los metales (más para los preciosos que los básicos), una impactante recuperación de las criptomonedas, todo con mayoría de inversores confiando en el dólar. Y en Argentina la huída del peso continúa, quedando en evidencia que el supercepo armado por la CNV y el BCRA es un colador, ya que el traspaso a dólares se hace por cualquier vía.

Y en las seis ruedas operativas de lo que va de agosto, el punto de fuga más evidente de todos es el dólar-Cedear. La cantidad de inversores que salen del peso, comprando esos valores, para venderlos en cuentas del exterior de manera inmediata, sin límites, pasándose a dólares es impactante. En las primeras seis ruedas de junio se operó en Cedears un monto diario promedio de $ 1.777 millones, pasó a $ 1.976 millones en julio y ahora saltó otro 18%, hasta $ 2.328 millones en agosto.

La importancia del blue

"Lo que le importa al Gobierno es que el dólar blue no pase de $180, ya que ese es el valor testigo que puede generar inquietud en la manada. Por eso, con manos amigas, intervienen ahí, haciendo que el volumen de ese sector haya pasado de US$ 4 a US$ 7 millones por día. Pero lo que está pasando con los Cedear ya hace girar la cabeza, porque equivale al doble, casi US$ 14 millones de dólares por día", explicaba un operador del microcentro porteño.

Ayer, bien desde la madrugada, el mercado estuvo muy pendiente de cómo reaccionaría Occidente a los efectos que está teniendo la variante Delta en Asia. Hubo mucho movimiento en las commodities, y se temía que eso provocara un cimbronazo hacia el dólar y una nueva vibración en Wall Street. El petróleo bajó 1,6%, el oro bajó 1,9%, la onza de plata se desplomó 4%, los metales básicos perdieron 2%, los granos estuvieron mixtos y lo que sorprendió fue la fuerte recuperación de las criptomonedas, con una suba de casi 9% para el Bitcoin y del 12% para el Litecoin.

Las bolsas quietas

Pero semejantes movimientos en las materias primas no inquietaron tanto a las monedas ni a las bolsas. En el exterior, el dólar subió 0,2% contra el euro, la libra y el mexicano y 0,1% contra el yen, no cambió en Brasil y bajó 0,4% en Chile. La Bolsa de Nueva York tuvo un cierre mixto, con los laboratorios anotando subas burbujeantes. Mientas que San Pablo subió apenas y México tuvo un retroceso mínimo.

En Argentina, mientras tanto, con el Gobierno insuflando a dos manos el consumo para ver si revitaliza a la sociedad antes de las urnas, la presión sobre el dólar sigue agitando la base. Con una inflación que el Indec mediría este jueves supuestamente en la zona del 2,9%, el BCRA sigue sin mover las tasas (38% las Leliq y 37% los plazos fijos), a pesar de que los fuertes aumentos de agosto (expensas, prepagas, alquileres, GNC, etcétera) podrá volver a llevar al IPC otra vez arriba del 3%, tal como pasa desde octubre, ininterrumpidamente.

Y lo particular del caso, es que en días previos al pago del impuesto a los bienes personales, a pesar de que hay muchos inversores grandes convirtiendo dólares a pesos para cumplir con esa obligación, casi todos los dólares estuvieron hacia arriba. El turista subió 4 centavos hasta $168,84, el oficial subió 3 centavos hasta $102,33, el blue subió 50 centavos hasta $179 y el mayorista subió 10 centavos hasta $97. El dólar Senebi subió 93 centavos hasta $175, el MEP bajó 15 centavos hasta $169,94 y el contado con liquidación subió 39 centavos hasta $170,97. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue subió al 75% y la del CCL y el mayorista fue del 76%. Al tiempo que, medidos en pesos, con el dólar oficial anclado, el real oficial bajó 1 centavo hasta $18,50, la libra bajó 6 centavos hasta $134,33 y el euro bajó 11 centavos hasta $113,84.

Pero atención: este freno en bloque a los precios de todos los dólares están significando para el Gobierno un gran esfuerzo y una hipoteca que pagaremos tarde o temprano, o con costo, o con un nuevo default o una nueva reestructuración obligada de la deuda. Ayer el BCRA volvió a perder reservas: se fueron US$ 59 millones hasta US$ 42.004 millones. Y ya pierde US$ 1.100 millones en una semana en apenas dos semanas, la cuarta parte de todo lo que juntó con la cosecha de buenísimos precios en los siete meses anteriores. Y, además, también hubo intervención de mercado con bonos, tanto que el papel más corto de los que surgieron del canje (el AL29) ya empieza a tener una tasa a vencimiento que se acerca cada vez más al 23% anual en dólares, impagable.

El rumbo de los bonos

De hecho, ayer, los bonos argentinos siguieron sin ninguna reacción, con duras bajas para el CEDI y para el AY24 (extrañamente fuertes), por lo que el riesgo país volvió a subir 2 puntos, hasta 1.578 puntos básicos. Al tiempo que la Bolsa de Buenos Aires logró subir 0,4%, pero casi sin negocios con papeles locales: se transaron $673 millones en acciones y $2.501 millones en Cedears. Por cada 100 papeles extranjeros que se compran, hay operaciones por apenas 27 argentinos. Y algo parecido se vio en los ADR argentinos que se negocian en Nueva York, donde hubo bajas de hasta l 4%, con TGS, Telecom y Bioceres como las más castigadas, sin ninguna suba para mencionar.

Y como remate del día, quizás la mejor foto salió de la boca de otro analista que dijo "Sin Plan, y con los anuncios que hace, es evidente que a este Gobierno no le entran las balas. La aseguradora MetLife acaba de anunciar que se va del país, vendiéndole su negocio a un grupo nacional. La multinacional Dow anunció el cierre de su planta petroquímica en Santa Fe. Y un informe de la Cepal acaba de confirmar con números que se derrumba la inversión extranjera, que ya es ahora más baja que con Macri, con Cristina o con Néstor; de recibir el 10% de la inversión extranjera en toda Sudamérica, ahora recibimos apenas 6%".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés