El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

“Serán necesarias más inversiones”

16-03-2017
Compartir

Entrevista a Juan Cantarella Director ejecutivo de AFAC

En medio de la euforia desatada entre los actores del sector automotriz por el acuerdo para mejorar la competitividad, Juan Cantarella, Director Ejecutivo de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), señala la necesidad de reducir la carga tributaria y pronostica un incremento de las inversiones en el sector, necesarias para cumplir con los objetivos del acuerdo sectorial. Estos son los principales pasajes del intercambio que tuvo con El Economista.

¿Qué sensación tiene tras la firma del acuerdo?

Hay muy buenas expectativas pero, al mismo tiempo, somos conscientes que es el primer paso de un trabajo mucho más arduo que queda por delante.

¿Más allá de los objetivos, hay un plan concreto para alcanzar por ejemplo el nivel de integración local que se plantea?

Hay un plan concreto, en el sentido de que hay un diagnóstico muy acabado y también hay lineamientos estratégicos. Claramente en el mediano y largo plazo Argentina tiene que ir a un esquema productivo de la mayor escala promedio posible, en un marco de integración con Brasil donde se dé una especialización en vehículos medianos y en pickups, que facilite el intercambio con ese país.

¿Las terminales también están de acuerdo con esto?

Hay un consenso generalizado. Si uno ve los casos de los proyectos de terminales en los que menos ha caído la exportación o que más ha crecido, que más estabilidad hay en los volúmenes de producción, que mejor relación tiene con el grupo de proveedores, son aquellos proyectos que están especializados y donde se fabrican en Argentina productos que no se fabrican en Brasil.

¿Cuál debiera ser la la estrategia para abrir nuevos mercados?

Hay varios factores. En algunos casos puede implicar un mejor acceso a esos mercados con alguna reducción arancelaria, como puede ser el caso de Colombia, pero después hay cuestiones generales que pasan por la competitividad donde es necesario urgentemente readecuar el sistema de reintegros, que hoy no llegan a devolverle al exportador todos los impuestos que se pagan aguas abajo, y después trabajar sobre la competitividad sistémica de la economía, ver la presión impositiva general, normas que incrementan los costos laborales no salariales, hay cuestiones del ausentismo, de las ART. Cuando uno suma todo, se encuentra con una serie de sobrecostos, de cosas que no generaron ningún tipo de valor agregado.

¿La presión impositiva es el principal problema?

Hay aduanas internas, que son anticonstitucionales, pero están operando. Hoy si un autopartista radicado en la provincia de Buenos Aires le vende a una terminal que está en Córdoba, tiene que pagar el 5% de Ingresos Brutos, cuando en Buenos Aires es 3%, siendo que esto ya genera un efecto cascada en la cadena. Le cobran esa tasa por no estar en Córdoba. Por eso este acuerdo intenta esbozar los lineamientos de todo el amplio espectro de factores sobre lo que va a haber que trabajar para mejorar la competitividad.

¿El sector de autopartes está preparado para asumir un desafío como el que se plantea en el acuerdo, de duplicar la producción en cinco años?

Argentina hace algunos años, allá por el año 2011, ya produjo más de 800.000 vehículos, esto quiere decir que está la capacidad instalada de terminales y de los proveedores que le vendieron piezas. Este es un dato real, no proyecciones. Por el lado de las terminales, hay capacidad ociosa para producir entre 1 millón y 1,3 millones de unidades. Por supuesto que esto tampoco uno lo puede hacer de un día para el otro, porque aunque tenga la capacidad estructural siempre hay que hacer algún ajuste en las plantas, alguna inversión de acompañamiento.

Por el lado de los proveedores, la situación es más heterogénea. Hay casos que tienen la misma capacidad ociosa que las terminales, con capacidad para fabricar un millón de unidades, y hay rubros en donde necesitan más inversiones para aumentar la capacidad. También hay rubros en los que no hay oferta local, donde se necesitaría la radicación de nuevos jugadores, por ejemplo, cinturones de seguridad, sistemas de airbags, componentes electrónicos, sistemas completos de frenos, algunos componentes de mazos de cable, y muchos más.

O sea que se requieren nuevas inversiones ...

Van a ser necesarias inversiones de los grupos autopartistas locales, la radicación de jugadores internacionales, que por razones de tecnología o porque tienen acuerdos con las terminales y éstas le compran sólo a ellos, necesitamos que se radiquen, porque si no quedamos condenamos a seguir importando. Y una tercera vía es generar joint ventures y acuerdos de tecnología entre jugadores locales e internacionales.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés