El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C

¿Se seca un brote verde? El crédito cae en marzo

Tras 6 meses en alza, volvieron a terreno negativo según datos del día 21

28-03-2017
Compartir

En lo que va de marzo, con datos disponibles hasta el día 21, el crédito al sector privado en pesos mostró una caída    -punta a punta- de $ 2.060 millones. En febrero, había aumentado $ 11.300 millones para todo el mes. Así, en términos reales (considerando una inflación core del IPC-CABA de 1,6% para marzo) habría registrado una leve caída de 0,2% en el mes, cortando con una racha positiva de seis meses consecutivos.

Esa performance, dice la consultora Econviews, se explica en gran medida por los créditos comerciales (adelantos en cuenta corriente y documentos a sola firma), que cayeron $ 4.529 millones en lo que va del mes. Dentro de ellos, tanto adelantos en cuenta corriente como documentos a sola firma registraron sendas caídas, aunque más en el caso de los segundos. Así, en términos reales, los créditos comerciales se contrajeron 1,7% en el mes, revirtiendo la suba de 0,2% registrada en febrero.

En cuanto al crédito al consumo (personales y sistema de tarjetas de crédito), en marzo vienen mostrando debilidad: apenas creció más de $ 215 millones. Dentro del mismo grupo, los créditos personales aumentaron $ 8.465 millones en tanto que la contrapartida fue que el crédito otorgado mediante tarjetas de crédito se contrajo $ 8.250 millones.

En febrero, la performance del crédito mediante tarjetas también había sido mala: se había contraí- do casi $ 9.500 millones. De esta forma, desde que entró en vigencia el primero de febrero el programa Precios Transparentes, que separa precios al contado de precios financiados, cayó un 7,3% o $ 17,7 mil millones, que no fue compensado aún por un aumento de los créditos personales, que para el mismo período totalizaron $ 16,3 mil millones.

“La caída en las financiaciones con tarjetas puede imputarse a alternativamente a una mayor incidencia del pago al contado o bien directamente a una retracción en las ventas”, advierte la consultora de Miguel Kiguel. En términos reales, el crédito mediante tarjetas de crédito ya cayó por dos meses consecutivos, en tanto que los préstamos personales continuaron experimentando una buena performance. Así, el crédito al consumo, que venía siendo un brote verde hasta enero por haber sumado seis subas consecutivas, en febrero cayó apenas 0,1% en tanto que en marzo volvió a crecer, favorecido por el buen desempeño del crédito personal.

En cuanto al crédito de garantía real (hipotecas y prendarios), creció $ 2.235 millones en lo que va del mes. Dentro de la agregación, en lo que va de marzo el impulso viene dado por las hipotecas, en el marco del anuncio del Gobierno de nuevos créditos hipotecarios ajustables por inflación. En términos reales, el crédito de garantía real sumó siete subas consecutivas.

Las tasas de interés de los créditos al sector privado en pesos mostraron en general una dinámica a la baja según los datos disponibles hasta febrero, en un contexto en donde el BCRA mantuvo su tasa de política en 24,75%. La mayor reducción fue en la tasa de créditos personales y sistema de tarjetas de crédito, que se achicó en 156 puntos básicos, hasta ubicarse en 41,28% y presenta aún mucho spread con respecto al resto de las tasas vigentes. La menor baja la tuvo la tasa de los créditos hipotecarios, de 12 puntos hasta 19,08%. En una dinámica distinta, los créditos prendarios aumentaron su tasa en 16 puntos hasta 19%.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés