Ahora, faltan los créditos

Por unanimidad, se aprobó SanCor Capital

En un nuevo capítulo del plan que intenta salvar a la empresa láctea de su crisis financiera, se dio el visto bueno para la conformación de un fideicomiso

se aprobó la creación de un fideicomiso para sancor
14-01-2022
Compartir

Los planes por reflotar la empresa láctea SanCor Cooperativa Limitada (CUL), con sede en Sunchales, Santa Fe, siguen en marcha. Por ello, hoy por la mañana se llevó a cabo una reunión que duró varias horas y por medio de la cual se aprobó por unanimidad la creación de un fideicomiso de inversores privados. 

En esta oportunidad, estuvieron presentes los delegados de los productores y los integrantes del Consejo de Administración de SanCor.

Con este salvavidas financiero, la empresa buscará incrementar su capital de trabajo, proteger los puestos de los actuales empleados y aumentar su producción de leche de 650.000 litros diarios a 1.5 millones -el máximo de su capacidad instalada-.

El Fideicomiso de Administración SanCor Capital -como se lo nombró en el comunicado emitido- tendrá siete directores: uno para SanCor, otro para Atilra -el gremio lechero-, y los cinco restantes para los inversores. Cabe resaltar que el sindicato no será accionista sino que solo tendrá un lugar en la toma de decisiones y “ejercerá el control del destino de los fondos provenientes de las herramientas financieras provistas por el Estado”, según afirmaron fuentes cercanas a la operación.

Asimismo, los empresarios que buscan controlar la administración de la empresa son el abogado, Leandro Salvatierra; el experto en lechería, Jorge Estévez; el dirigente de la UIA, José Urtubey; Marcelo Figueiras, de Laboratorio Richmond y fabricante en el país de la vacuna Sputnik Vida; y el empresario de medios, Gustavo Scaglione, entre otros.

¿Cómo funcionará el fideicomiso?

Según trascendió, tendría un plazo de validación de 15 años. Por eso, en los primeros cinco, las utilidades netas generadas serían destinadas en su totalidad a la cooperativa. 

Posteriormente, entre el sexto y el octavo año, solo se llevaría el 50%, quedando el restante para el grupo de inversores; del noveno año en adelante, disminuiría al 20%. De esta manera, lograrían alcanzar la proporción de 80%-20% firmado.

A su vez, todas las partes se comprometieron a no producir despidos.

¿Y los créditos?

Más allá de la conformación de este fideicomiso, aún falta una de las aristas fundamentales de la cuestión, que los mismos directivos de la cooperativa reconocen. Sin los créditos de las entidades financieras -que, al parecer, serían movilizados por el Gobierno- no se puede integrar el capital de trabajo. 

Sin embargo, vale preguntarse si esto efectivamente ocurrirá, luego de la falta de apoyo de la banca pública cuando la Cooperativa atravesó su completa reestructuración.

Al presente, SanCor tiene una deuda por US$400 millones y de $6.000 millones con la AFIP y otros organismos oficiales. Asimismo, aún tiene compromisos con proveedores, ex empleados y el gremio, los cuales comenzó a ordenar por medio del Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE).

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés