El Economista - 70 años
Versión digital

lun 24 Jun

BUE 9°C
Indec

Por la falta de dólares, el comercio exterior también sufrirá sequía en 2023

En febrero, el intercambio comercial disminuyó 15% en relación con igual mes del año anterior

Por la falta de dólares, el comercio exterior también sufrirá sequía en 2023
21 marzo de 2023

El intercambio comercial de febrero registró un superávit de US$ 182 millones, por debajo del saldo positivo de US$ 818 millones de igual mes de 2022, según informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Las exportaciones totalizaron US$ 5.230 millones, con una baja interanual del 18,9% (US$ -1.222 millones)

En cuanto a las importaciones, y debido a las fuertes restricciones, estas tuvieron un retroceso del 10,4% (US$ -586 millones) y se ubicaron en US$ 5.048 millones.

  • El superávit comercial de febrero se redujo en 78% respecto al de un año atrás. Equivale a 2 días de ventas de divisas por parte del BCRA (según el promedio de las últimas dos semanas), según LCG.

Así, el intercambio comercial (exportaciones más importaciones) disminuyó 15,0% en relación con igual mes del año anterior, y alcanzó un monto de US$ 10.278 millones.

De esta forma, Argentina registró un déficit comercial de US$ 261 millones en el primer bimestre tras el rojo de US$ 484 millones en enero.

En febrero, las exportaciones cayeron 18,9% respecto a igual mes del año anterior, con mermas en todos los rubros.

Fuente: Indec

En el caso de productos primarios, la facturación alcanzó los US$ 616 millones mostrando una caída del 33,6% debido a un descenso del 35% en las cantidades. Y aunque los precios aumentaron 2,1% en la comparación anual no fue suficiente para compensar.

La baja se debió principalmente a menores ventas de cereales en medio de la fuerte sequía que afecta al país, por un monto total de US$ 703 millones, con lo que se convirtió en el subrubro de mayor caída.

Según LCG, en lo que va del año, las cantidades exportadas de productos primarios se redujo en 40%. De este modo, durante el primer bimestre del año la pérdida de valor asciende a US$ 1.400 millones respecto a un año atrás, equivalente a 14% del total de lo exportado hasta ahora, dejando entrever los primeros efectos de lo que sería la sequía más severa en décadas.

En tanto, la facturación de las manufacturas de origen agropecuario sumó US$ 357 millones y registró una caída del 16,4% debido a la baja de 1,4% en los precios y de 15,7% en las cantidades.

El mayor retroceso se registró en la venta de "residuos y desperdicios de la industria alimenticia" principalmente soja, con una merma de US$ 363 millones.

Por su parte, el valor de las exportaciones de las manufacturas de origen industrial disminuyó 14,4% como resultado de una caída de 4,8% en las cantidades y de 10,1% en los precios. La variación se debió fundamentalmente a menores ventas de productos químicos y conexos (US$ -266 millones).

En tanto, el valor de las exportaciones de combustibles y energía se redujo 0,1%, por una baja de 9,8% en los precios, ya que las cantidades aumentaron 10,6%. El descenso se debió a la menor venta de petróleo crudo (US$ -79 millones) ya que los demás subrubros registraron alzas.

Respecto a las exportaciones mineras, estas totalizaron US$ 294 millones impulsadas por los envíos de litio y minerales metalíferos, según un informe de la Secretaría de Energía.

Dentro del conjunto de minerales de exportación, en el caso del litio durante febrero se exportaron un total de US$ 58 millones, lo que implicó un crecimiento interanual en los montos exportados de 85%, marcando el récord histórico de exportaciones para un segundo mes de año, lo cual fue explicado por un fuerte aumento en los precios internacionales.

No obstante, en dicho mes el litio -de acuerdo a los minerales más exportados- explicó el 20% de los envíos totales y ocupó la posición número tres en el ranking sectorial, con una caída respecto al mes anterior cuando se ubicó en segundo lugar.

Así, en los primeros dos meses del 2023 las ventas de litio al exterior alcanzaron los US$ 140 millones, creciendo 166% interanual y representando el 21% de las exportaciones mineras totales y siendo este dato de exportaciones en términos históricos el mejor para el primer bimestre de un año.

¿Qué se espera?

La economía ya está sintiendo el impacto de la sequía y las proyecciones no son alentadoras: mientras se prevé que tan solo las exportaciones de soja, maíz y trigo caerán 48%, por un monto equivalente a US$ 20.811 millones, la Bolsa de comercio de Rosario y la Bolsa de Cereales continúan haciendo recortes en sus estimaciones de producción.

"Bajo este escenario, estimamos que la sequía tendría un impacto directo de 2,0 puntos porcentuales sobre el PIB al considerar el efecto de estos tres cultivos", afirmó la consultora Facimex.

En tanto, desde Abeceb señalaron: "Hacia adelante las perspectivas no son nada favorables, ya que el clima no mejora y las proyecciones del agro y la cosecha gruesa son cada vez peores. Según nuestras últimas estimaciones, el valor de las exportaciones agroindustriales caería entre US$ 12.000 millones y US$ 15.000 millones en relación con 2022".

"Por su parte, las importaciones también caerían en 2023. El principal motivo que explicaría esta disminución es la delicada situación en materia de reservas del BCRA. Dada la reticencia del Gobierno a realizar un ajuste del tipo de cambio oficial, la merma en la oferta de dólares del agro se buscará compensar -parcialmente- mediante un endurecimiento de las restricciones a la importaciones -algo que ya comenzó a vislumbrarse hacia fines del año pasado-", agregaron en su informe.

"A lo anterior se suman menores compras externas de energía -en comparación a 2022-, y una actividad que seguirá desacelerándose -caería al menos 1% promedio durante 2023- y que por consiguiente demandará menos compras del exterior", concluyeron.

Por su parte, LCG afirmó: "El 2023 planteará un escenario adverso producto de la severa sequía que aqueja al país. En base a las nuevas proyecciones de cosecha de la Bolsa de Comercio de Rosario, las exportaciones podrían caer US$ 15.000 millones, resultando en un total de US$ 73.000 millones (17% menores que las de 2022)".

"La menor disponibilidad de divisas asociadas a la caída de las exportaciones sostendrán e incluso podrían profundizar los controles sobre las importaciones. Sin margen de maniobra este recorte continuará teniendo consecuencias negativas directas sobre los precios domésticos y el crecimiento de la actividad", agregó.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés