Pocas novedades y mucho alineamiento

04-01-2017
Compartir

Las declaraciones del nuevo ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, contuvieron pocas definiciones económicas y muchas muestras de alineamiento político. Ratificó así, que el desplazamiento del ministro saliente Alfonso Prat-Gay no tuvo que ver con aspectos puntuales de su gestión sino con su baja predisposición a coordinar políticas con el resto del Gobierno.

Dujovne tendrá que comenzar a transitar rápidamente el paso de la consultoría y los medios de comunicación a la formulación de políticas públicas. Sostener, por ejemplo, que las cargas laborales alientan la informalidad, es archisabido pero el flamante ministro no da pistas de cómo piensa encarar el tema. Y así en muchas otras cuestiones.

También reivindica la estrategia seguida por Federico Sturzengger desde el Banco Central. Hay allí una clara diferencia con Prat-Gay, que sostenía que las altas tasas de interés eran el principal motivo de que el nivel de actividad no hubiese empezado a recuperarse antes. Para Prat-Gay, la tasa debería haber estado en 20% desde hace mucho tiempo mientras que Dujovne entiende que es razonable, que dada la tasa de inflación actual, la tasa de las Lebac estuviese casi cinco puntos por encima. Y fue por más, al sostener que la política fiscal debe ayudar más a la monetaria. Ya no más diferencias entre el Central y Hacienda lo cual es música celestial para la jefatura de Gabinete que es en donde está la conducción real de la economía. También se mostró alineado con el resto del Gobierno en el tema de las tarifas y le dijo a Clarín que en materia fiscal puede ser necesario tomar “medidas dolorosas” sin especificar cuales serían.

De todas maneras, con una economía que comienza a salir de la recesión y un Gobierno que enfrenta elecciones de medio término dentro de diez meses, no parece haber mucho espacio para medidas fiscales “dolorosas”. Que no serían bien recibidas por la sociedad ni por los ministros que lograron acuerdos con la oposición, sindicatos y organizaciones sociales que implicaron un mayor gasto público. El porcentaje de gasto sobre el cual Dujovne tendrá efectiva capacidad de decisión es muy reducido.

Los condicionamientos

Como Cambiemos gobierna desde hace más de un año, Dujovne tiene que reivindicar lo hecho hasta ahora, respetar los compromisos asumidos y las leyes aprobadas, empezando por el Presupuesto. Eso transmite sensación de continuidad y previsibilidad pero le quita iniciativa a su gestión.

¿Qué trae de nuevo? Por lo que le dijo ayer a algunos medios, poco y nada. Al menos en lo inmediato.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés