Desde julio de 2022

Nueva medida para agilizar el finaciamiento pyme

Las mipymes que emitan desde julio de 2022 una FCEM tendrán una reducción en el plazo de cancelación, aceptación o rechazo de sus facturas de 30 a 25 días

Las mipymes que emitan desde julio de 2022 una FCEM tendrán una reducción en el
24-12-2021
Compartir

El Ministerio de Desarrollo Productivo, a través de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa, anunció hoy en la resolución 146/2021 del Boletín Oficial, una medida que busca beneficiar a las pymes y sus relaciones comerciales. 

Así, se modificaron los plazos de la Factura de Crédito Electrónica Mipyme (FCEM), a fin de mejorar la cadena de pagos de estas empresas cuando se vinculan con fines comerciales con compañías de mayor tamaño.

La medida alcanza a las FCEM que se emitan desde julio de 2022, a cualquiera de las 1.300 “empresas grandes” que así considera la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en su listado. 

Con esta disposición se reduce el plazo de cancelación, aceptación o rechazo de sus facturas de 30 a 25 días.

Para facilitar su implementación, se otorga un lapso de 6 meses -a vencer el 30 de junio del año entrante- para que estas grandes compañías puedan adecuar sus procesos administrativos y sistemas, y acatar la reglamentación. 

“La estrategia del Ministerio es que las pymes encuentren certeza de cobro de sus facturas y, a la vez, que tengan opciones para acceder a capital de trabajo de forma complementaria a través de las más de 30 líneas de financiamiento que se pusieron en marcha en los últimos dos años”, destacó el secretario Pyme, Guillermo Merediz, en un comunicado.

Para garantizar esto, el secretario destacó la importancia de un trabajo conjunto entre organismos públicos -como la AFIP, el Banco Central (BCRA) y la Comisión Nacional de Valores (CNV)- y los actores privados.

Por otro lado, explicó que la medida apunta a “consolidar las cadenas productivas en el país y fortalecer las relaciones comerciales entre pymes y grandes empresas, permitiendo que las pequeñas tengan mayor certeza de cobro y mejoren su estructura financiera”.

Junto a esto, también se espera que se mejore la productividad del país, gracias a la generación de cadenas de proveedores más sólidas.

Con la implementación de esta medida se disminuyen, por primera vez, los plazos que había establecido en la resolución 209/2018 el ex Ministerio de Producción. 

También, la nueva norma extiende hasta el 31 de diciembre del 2022 la posibilidad de que las mipymes puedan ceder su factura antes de los plazos mencionados para descontarla a través de herramientas de factoraje tradicional.

El Régimen de FCEM establece que una micro, pequeña o mediana empresa está obligada a emitir este comprobante en todas las operaciones comerciales que realiza con una empresa grande, siempre que el monto total sea igual o superior a $195.698.

Por ello, la empresa de mayor tamaño tendrá, desde julio, un plazo de 25 días para pagar sus facturas, aceptarlas para que se conviertan en título ejecutivo y poder ser negociadas o bien rechazarlas ante posibles inconvenientes que contengan.

A partir de los datos provistos por la AFIP se observó que, en los 11 meses transcurridos, se emitieron en promedio mensual 397.000 FCEM, un 8,3% más que en 2020, por $523.000 millones. De estos, fueron negociados $335.000 millones en el mercado de capitales a una tasa del 38%, logrando un crecimiento del 86% respecto al mismo período del año anterior.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés