El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 23°C
Marzo será otro mes con inflación mayor a 6%
Proyecciones

Marzo será otro mes con inflación mayor a 6%

El Indec dijo que los precios subieron 6,6% en febrero y la núcleo fue de 7,7%

15 marzo de 2023

El Indec informó la inflación de febrero y, tal como se preveía, volvió a ser muy alta: tras el 6% de enero, los precios subieron 6,6% en febrero y marcaron el mayor aumento desde agosto de 2022 (7%).

Se trata de un mal dato, que ya era anticipado por el mercado y también, por el Gobierno. El piso de 6% mensual parece muy difícil de perforar, más allá de la batería de medias de Sergio Massa y su equipo.

Así, en los primeros dos meses del año la inflación acumuló una suba del 13,1%.

A nivel interanual, la inflación fue de 102,5% y llegó a los temidos tres dígitos por primera vez desde 1991.

Las subas estuvieron motorizadas por los alimentos y bebidas, que subieron 9,8% tras el fuerte incremento de los precios de la carne y en menor medida, de los lácteos y de las frutas.

Otros rubros que subieron con fuerza fueron comunicación (7,8%), restaurantes y hoteles (7,5%) y bienes y servicios varios (6,5%).

Los precios estacionales (eso incluye frutas y verduras, por ejemplo) subieron 3,3%; los regulados, 5,1% y la inflación núcleo (que excluye a ambos) fue de 7,7%. Es un muy mal dato dado que la inflación núcleo se considera la inflación más "pura". "Fue el valor es el más alto desde que hay registros en Indec", dijeron desde LCG.

¿Cómo sigue?

"Febrero es un mes en el cual la estacionalidad suele jugar a favor de menores aumentos mostrando cierta moderación respecto a diciembre/enero. Pero en esta oportunidad no fue así porque pesaron distintas cuestiones: una inercia elevada a partir de expectativas que no encuentran anclas, corrección de precios recientemente atrasados como la carne y otros de más larga data como tarifas de electricidad y gas", dijeron en LCG.

"Corrida la primera semana de marzo el Relevamiento de Precios de Alimentos de LCG refleja un aumento promedio del 6,4% en las últimas 4 semanas, siendo la primera de desaceleración en lo que va del año. Pero sobre esta dinámica deben sumarse aumentos de productos regulados, tales como combustibles 3,8%; prepagas 5%; transporte 15% y educación privada 16% en marzo. En total, esto suma un piso de inflación de 3,6 puntos", agregaron. 

"Si bien la aplicación de acuerdos de precios puede moderar los aumentos en góndolas, entendemos que la dinámica inflacionaria aún no se termina de relajar. En efecto, la inflación mayorista continúa en un ritmo levemente superior al 6% mensual (101% anualizado). Una inercia alta, en conjunto con un calendario electoral plagado de desafíos (como la administración de la brecha cambiaria en un contexto de sequía), podrá amenazar con reavivar las expectativas y remarcaciones de precios. Seguimos proyectando una inflación en torno al 98% anual hacia diciembre 2023", concluyeron.

"Por motivos estacionales, marzo tiende a ser un mes con inflación mensual más elevada que el promedio del resto del año, donde suelen incidir los mayores aumentos en indumentaria -por el cambio de estación- y educación -por el inicio de clases-. En ese sentido se entiende la decisión del Gobierno de incluir a estos sectores bajo el paraguas del programa Precios Justos: una mayor aceleración de precios en marzo le imprimiría mayor tensión al esquema económico del Gobierno. No obstante, para el mes esperamos una inflación al menos tan elevada como la de febrero", dijeron desde Ecolatina.

En ese marco, marzo será un mes donde impactarán puntualmente distintos aumentos: colegios privados (+16,4%); prepagas (+7,7% para quienes perciban ingresos netos iguales o superiores a $392.562 y +5% para quienes tengan salarios inferiores a ese monto); tarifas de subte (38%); combustibles (+3,8%); trenes y colectivos (+6%); las tarifas de agua y gas; los precios de televisión, cable e internet, los taxis (30%) y el servicio doméstico (+4%).

"Hacia adelante, distintos factores seguirán presionando sobre una inercia inflacionaria difícil de desarmar en el corto plazo", dijeron y mencionaron el impacto de la sequía; el margen para un mayor traslado al consumidor del ajuste en los precios de la hacienda vacuna; la dinámica de los ajustes salariales en un año de elecciones; los incrementos pendientes en las tarifas de servicios públicos; un crawling peg cambiario más alineado con la inflación; las restricciones sobre las importaciones y tensiones sobre la brecha y las expectativas de devaluación en medio de la transición electoral.

"Esperamos que la nominalidad se mantenga elevada los próximos meses, con un 2023 mostrando una inflación en la zona del 100%", dijeron.

"Esperamos 7% en marzo", anticiparon desde Facimex Valores. Los datos de febrero volvieron a mostrar que la inflación núcleo (ajustada por carnes) navega a una velocidad crucero cercana al 6% mensual, señal de que las medidas implementadas desde el segundo semestre de 2022 permitieron contener el desanclaje de las expectativas, "pero están lejos de generar una desaceleración desde estos niveles". 

De cara a marzo, dijeron desde Facimex, "elevamos nuestra proyección de inflación de 6,75% a 7% ante datos de alta frecuencia del IPC-OJF de Ferreres que muestran que la inflación general aceleró a la zona de 7,1%, numerosas subas de precios regulados que tendrán una incidencia directa de 1,1 punto (educación, medicina prepaga, combustibles, telecomunicaciones y tarifas de transporte, agua y gas) y un impacto residual de las subas en carnes". Para todo 2023, "esperan que la inflación se ubique en 96,8%".

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés