Las ventas cayeron 22,3% (en términos reales) en shoppings

20-01-2017
Compartir

Por Mariano Cúparo Ortiz

El consumo en supermercados y shoppings volvió a mostrar una fuerte caída en noviembre pasado, según los datos publicados ayer por el Indec en sendos informes realizados a partir de encuestas a nivel nacional para el caso de los supermercados y a nivel GBA para el caso de los shoppings.

La caída de las ventas en pesos constantes de 2015 fue de 15,4% en supermercados y 22,3% en shoppings, si se deflacta la facturación de noviembre de 2016 a partir del IPC CABA de noviembre, que mostró una inflación interanual de 44,8%.

El informe de encuesta de supermercados del Indec muestra que a precios corrientes en noviembre de 2016 la facturación del sector a nivel nacional llegó a $ 26.545 M, lo que representa una mejora nominal de 22,5% respecto a lo que se había facturado en noviembre de 2015. En la encuesta de centros de compra, en cambio, se ve que la facturación en GBA llegó a $4.212 M, es decir una mejora nominal de 12,5%.

Caída real

Como las mejoras están 22,3 y 32,3 puntos por debajo del IPC CABA interanual, respectivamente, se percibe una baja real muy importante. De hecho, el cálculo muestra que a precios constantes de noviembre de 2015 la caída fue de 15,4% en el caso de los supermercados y de 22,3% en el caso de los shoppings. Si bien los datos de supermercados son nacionales, el dato de inflación del IPC CABA es el que el Gobierno anunció como la medida oficial para medir variaciones de precios que abarquen al período diciembre-abril, cuando hubo apagón estadístico. La consultora LCG afirmó: “Estimamos que el consumo privado tendrá una baja de 1,3% en 2016. Sin embargo, la recuperación del salario real y de las prestaciones de la Anses y la estabilización del mercado laboral, permitirán un rebote de 3,6% en 2017”.

Consumo en baja

El consumo, para el Instituto de Trabajo y Estadísticas de la Fundación Germán Abdala (ITEGA), siguió cayendo 3,3% en diciembre, y redondeó una caída idéntica a lo largo del año. Otro dato no oficial y relevante son las ventas minoristas medidas por CAME, que cayeron 5,4% interanual en diciembre, lo que llevó al indicador a redondear una caída de 7% a lo largo del año pasado.

Es muy difícil subestimar la importancia que tiene el consumo para el nivel de actividad en la economía local. De hecho, más allá del impacto social que pueda llegar a tener una merma en el poder adquisitivo de los hogares, en el tercer trimestre del 2016 ese componente de la demanda global representó el 72,6% del PIB. Para muchos, su caída explica también la merma sostenida de la inversión que se registró durante el año pasado.

Acumulado

En el total acumulado para enero- noviembre los datos no son tan abultados. Los primeros once meses del 2016 mostraron una mejora nominal de las ventas de 26,5% en el caso de los supermercados y de 22,1% en los shoppings, en la comparación con el mismo período de 2015. Pero en términos reales, usando el IPC CABA acumulado de ese período como el dato oficial de inflación que puede utilizarse para una comparación que abarque a los meses del apagón estadístico del Indec, esas variaciones fueron de -9,2% para los supermercados y de -12,3% en el caso de los shoppings.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés