El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 19°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 19°C

Las metas de inflación del BCRA siguen intactas

Durante la presentación del Informe de Política Monetaria del BCRA, Sturzenegger se mostró satisfecho con el desempeño de los índices de inflación y con las expectativas del mercado.

19-07-2016
Compartir

Tal como estaba planificado, el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, presentó ayer el Informe de Política Monetaria, documento y presentación que eran muy esperados por todos los participantes del mercado para lograr entender en qué estaba y en qué estará pensando la autoridad monetaria para determinar precios como la tasa de interés de la política monetaria, es decir, las Lebac a 35 días.

En camino

Sturzenegger destacó: “Lo más importante para nosotros es que ya en junio se produce una caída muy fuerte de la inflación. Quizás estamos demorados un mes con respecto a la trayectoria planteada en abril. Pero el objetivo de un descenso de la inflación nacional en gran medida se ha dado”.

Es importante realizar una aclaración a la que se refirió Sturzenegger. El objetivo para el último trimestre del año era y seguirá siendo estar por debajo del 1,5% en el IPC AMBA, pero para la presentación de ayer, para saber bien dónde está parada la economía en términos de inflación, el informe usa como indicador un promedio nacional, de manera tal que el gran impacto que las subas tarifarias tuvo en el área metropolitana quede licuado al ser promediado con los datos de otras provincias que sufrieron un impacto relativamente menor a causa de las subas en los servicios.

Los números

De esta manera, el dato que publicó ayer el BCRA es un IPC Nacional, que es un promedio entre el IPC Ciudad, el IPC del Indec y los de San Luis y Córdoba. Ese IPC Nacional dio 2,6% en junio. Había dado 4,3% en mayo y 5,2% en abril.

Otro dato que brindó Sturzenegger fue el IPC Núcleo Nacional, promediando la categoría Resto de los mismos institutos de estadísticas recién mencionados. De esta manera, el IPC Núcleo Nacional, que se había acelerado en el AMBA, tal como lo mostró el Indec la semana pasada, a nivel nacional mostró una desaceleración: fue de 2,8% en junio y había sido de 3,2% en mayo. Con este dato, sostuvo Sturzenegger, se evitaría quitar el ruido que la volatilidad del IPC General implica por culpa de los aumentos de tarifas.

Al respecto, Sturzenegger aclaró: “El crecimiento en el nivel del AMBA del IPC Núcleo, a nuestro entender, es lo que a veces llamamos efecto de segunda vuelta por el incremento de las tarifas. Por eso la subyacente creció sólo en el área metropolitana, que es donde crecieron las tarifas, y no en el interior, donde el incremento fue menor. Por eso la caída en el indicador nacional. El del AMBA es un arrastre”.

“Tenemos una tendencia descendente, estamos muy satisfechos con la evolución. Por supuesto uno quiere una baja más rápida pero claramente estamos en ese sendero”, sostuvo el presidente del BCRA.

Hacia adelante

Pero tal vez el dato a destacar tiene que ver con las expectativas de inflación del mercado. “El mercado sigue viendo una inflación anclada a los objetivos que sigue teniendo la autoridad monetaria”. En ese sentido, las expectativas que publicó ayer el informe muestran, en primer lugar, cuáles eran las predicciones en abril, con una inflación en torno al 1,5% en septiembre, según Consensus Economics, una encuesta de nivel internacional a especialistas; una nueva proyección de Consensus Economics a partir de junio, que muestran una muy leve desmejora de los pronósticos, con un índice 1,7% para septiembre y de 1,6% en noviembre y, finalmente, las expectativas de la REM, que es la encuesta que realiza el BCRA, con una inflación esperada un poquito más por arriba que la de Consensus Economics, es decir, 1,8% en septiembre y 1,6% en diciembre.

En cuanto a las expectativas anuales, el BCRA sigue apostando a una inflación por debajo del 17% en 2017, en base a una estabilidad que vienen mostrando las expectativas del mercado en ese sentido (Consensus Economics pasó del 19,9% en abril a 20,5% en junio y la del REM es del 18,5%, es decir, está por debajo).

Un último dato destacable es la inflación medida por PriceStats, un relevamiento de alta frecuencia, que Sturzenegger destacó por su fiabilidad histórica y que muestra una inflación en baja en julio, que se viene dando desde mayo.

Así, mirando los datos nacionales del IPC real relevado, los datos de alta frecuencia de PriceStats y las expectativas optimistas a futuro de los economistas, se explica la visión del BCRA en cuanto a una caída de la inflación (tanto si se miran los datos con o sin el ruido del tarifazo). Una pregunta que se hacen algunos especialistas es por qué, en ese caso, la semana pasada la tasa política monetaria dejó de descender y se mantuvo pausada en 30,25%. De hecho, la tasa de alta frecuencia de PriceStats viene mostrando una caída mucho más pronunciada de la inflación comparada con la de la tasa de las Lebac, lo que muestra la cautela con la que está procediendo el BCRA.

Las promesas de Sturzenegger en ese sentido fueron direccionadas hacia la cautela a la baja de la tasa, que es lo que cabe esperar a futuro, y siempre asegurando una tasa real positiva (a partir de las expectativas inflacionarias) que permita sostener las expectativas de inflación. “La tasa uno la fija mirando hacia adelante, no hacia atrás. Es la inflación esperada la que uno mira, aunque por supuesto se monitorea la inflación de baja y alta frecuencia. La idea es que sea positiva en términos reales en tanto y en cuanto la tasa de inflación esté por arriba del objetivo. Como el objetivo nuestro es llegar al 5% (en 2019), imagínense que vamos a tener tasa positiva por mucho tiempo”, dijo Sturzenegger.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés