El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 19°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 19°C

La tasa bajaría y genera algunas preocupaciones

El próximo martes 9 el BCRA debe decidir qué hacer con sus tasas

04-01-2018
Compartir

Está claro: los analistas imaginan que el próximo martes el BCRA va a aflojar la tasa de política monetaria, es decir, la del centro del corredor de pases a 7 días. Y consideran que eso seguirá pegando en unas expectativas inflacionarias que vienen creciendo en forma sostenida, justo de cara a las paritarias. Con inflaciones altas para los próximos meses (diciembre sería un pico altísimo), expectativas no alineadas y el dólar amenazando, las críticas ante la esperable baja se multiplican.

Así se manifestó el analista financiero Christian Buteler: “¿De verdad esperamos que el BCRA baje su tasa en medio de un repunte inflacionario? Salvo que ahora una inflación del 2,5-3% en diciembre, y un piso de 1,5-2% en enero no se vea como repunte. ¿Tirará 2 años de laburo por presiones políticas? No debería”.

Credibilidad

Desde Eco Go afirmaron que la inflación de diciembre trepó hasta 2,9%, para el GBA, acumulando 24,9% para la totalidad del 2017. Un número altísimo: si el próximo jueves el Indec, cuando publique el IPC Nacional, confirmara una suba semejante, ese registro pasaría a ser el más alto del año.

El director de esa consultora y docente de la Maestría en Finanzas de la UTDT, Federico Furiase, dijo a El Economista vaticina una baja de la tasa de referencia, en línea con lo que viene ocurriendo en el mercado secundario de Lebac tras el cambio de la meta inflacionaria (saltó de 12% a 15% y en lugar de anunciarla el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, lo hizo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne). Pero ve con preocupación que las expectativas estén por encima del nuevo 15% anunciado. Hasta el REM publicado ayer, desactualizado, la ubica en 17,4%.

“Puede ser que el BCRA ajuste la tasa en línea con la baja del mercado secundario de Lebac. Pero tiene que explicitar que, si las expectativas siguen por encima del sendero consistente para lograr una inflación de 15%, tiene los instrumentos y los grados libertad necesarios para reforzar el sesgo contractivo de la política monetaria. Ya están por encima del 15% y no puede perder credibilidad porque te vas a un escenario de dólar más alto que desacople las expectativas”, dijo.

Y agregó: “Hay que tener en cuenta que el costo de no cumplir la meta del 15% es más alto que el de no cumplir la meta anterior. Es difícil justificar una baja de la tasa de referencia cuando con la actual las expectativas de inflación ya están ajustando al alza y se ubican por arriba de este número, aún antes del anuncio del cambio en la meta. La baja de la tasa deja de ser expansiva cuando la suba del dólar resultante acelera la inflación y deteriora el poder adquisitivo de los salarios”.

Poco margen

Ese es el dato que muchos miran: las expectativas del REM ya estaban en 17,4% incluso antes de comunicar las nuevas metas alcistas (y eran de 16,6% en noviembre). Mirando eso y la baja que se viene dando en el mercado de Lebac, Guido Lorenzo, analista de ACM, dijo ayer: “Con la corrección del tipo de cambio, el aumento de las naftas, las prepagas, el aumento de luz, gas y transporte, no era el momento para bajar la tasa. Esperemos que el martes no se le vaya la mano”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés