El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 Jun

BUE 9°C
Versión digital

dom 26 Jun

BUE 9°C
Informe del CEP XXI

La industria siguió en recuperación durante enero

Para la mayoría de las ramas industriales, diciembre pasado fue el mejor de los últimos cuatro años

La industria siguió en recuperación durante enero
industria ola de calor
25-01-2022
Compartir

La recuperación de la economía en 2021 estuvo traccionada principalmente por los sectores productivos y los datos adelantados del mes pasado dan cuenta de que para la gran mayoría de las ramas industriales fue el mejor diciembre en al menos cuatro años. Así lo consignó en su último informe el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI).

El centro, que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, detalló que indicadores como despachos de cemento, importación de bienes de capital y consumo energético en la industria de bebidas mostraron el mejor registro de la historia para un diciembre.

También añadieron que diciembre pasado tuvo un día hábil más que su equivalente de 2019. “Con todo, estimamos que el conjunto de 2021 cerró con una expansión fabril del 7% contra 2019, y de alrededor del 16% contra 2020”, estimaron.

Además, el estudio destacó que el mayor ausentismo laboral en las fábricas por la suba de contagios, en el marco de la tercera ola de la pandemia que se registró desde que comenzó enero, y los cortes de energía eléctrica de las últimas semanas no implicaron un freno significativo en la actividad productiva.

Datos adelantados

En concreto, en diciembre del año pasado la actividad industrial alcanzó el mayor nivel de actividad desde abril de 2018 y tuvo una suba del 13,3% frente al mismo periodo de 2019 y del 7,6% en comparación con el 2020.

A su vez, de acuerdo a los datos de la Secretaría de Energía, en el segmento hidrocarburífero el último mes del año pasado se registró el mayor nivel de producción de petróleo desde 2011 y de gas, el más alto desde 2008.

En su informe, el CEP XXI destacó que de 14 sectores industriales, 12 consumieron más energía en diciembre de 2021 que dos años atrás. Entre ellos se destacaron metales básicos (la producción de acero creció 31,4% frente a 2019 y tuvo el mejor diciembre desde 2014), automotriz (un alza del 37,2%, y con 39.849 unidades tuvo el mejor diciembre desde 2016), y metalmecánica (mejoró 23,2%).

En la comparación mensual desestacionalizada frente a noviembre, la industria registró una suba del 0,3%. De este modo, en diciembre la industria alcanzó el mayor nivel desde abril de 2018. Asimismo, de 1.061 plantas industriales relevadas, el 61,5% consumió más energía en el mes analizado que en el mismo período de 2019.

Por sectores

En ese sentido, precisaron que uno de los sectores “emblema” del crecimiento industrial es el automotriz: terminó 2021 con una suba del 38,1% respecto a 2019. “En un contexto global en el cual la mayoría de los países disminuyó su producción automotriz producto de la escasez global de semiconductores, la recuperación argentina fue la más acelerada de todas en este sector”, afirmó el CEP XXI.

Según explicaron, la mejora se dio tanto por el cambio en el mercado interno, en donde los patentamientos de origen nacional pasaron de representar el 29,9% del total en 2019 a superar el 50% en 2021, como del mercado externo, con exportaciones creciendo 15,6% contra 2019 y con un récord histórico en pickups.

También se recuperó “con fuerza” la industria de maquinarias y equipos, gracias a que los patentamientos de maquinaria agrícola, vial e industrial de origen nacional fueron los más altos desde, al menos, 2014.

Otras industrias también tuvieron un mejor desempeño en Argentina que en otros países. Un ejemplo que se plasmó en el trabajo fue alimentos y bebidas, un sector que en los primeros 11 meses del año pasado creció 5,9% comparado a 2019, por encima de países como Brasil, Chile, España, Francia, Italia, India, México, Alemania, Estados Unidos y Japón.

“Lo mismo puede decirse de prendas de vestir, textil, cuero y calzado, que creció en Argentina contra 2019 cuando en la mayoría de los países registró contracciones”, agregaron.

Empleo y consumo

Dicha reactivación económica se ha plasmado en el mercado de trabajo. En el tercer trimestre de 2021 -cuando la tasa de desocupación llegó al 8,2% de la población económicamente activa, el valor más bajo en más de tres años- hubo una creación neta de 250.000 puestos de trabajo contra el segundo trimestre en la medición desestacionalizada, según estimaciones del CEP XXI en base al Indec.

“Todas las categorías de empleo aumentaron en valores absolutos frente a 2020. La recuperación fue más marcada en los empleos más precarios (informales y no asalariados), que habían sido los más golpeados en 2020 por la pandemia”, indicaron.

Por su parte, dijeron que el consumo también reflejó cifras alentadoras, ya que las ventas con Ahora 12 de diciembre fueron superiores a las del mismo mes de 2020 y 2019, en 25,4% y 4%, respectivamente.

Sector externo

El sector externo también finalizó el 2021 con una fuerte recuperación. Las ventas de productos argentinos al exterior alcanzaron los US$ 77.934 millones, la cifra más alta desde 2012. “Si bien la mejora de los precios de exportación fue importante en esa recuperación, también la suba de las cantidades exportadas marcaron diferencia”, aseguró el CEP XXI en su reporte.

En efecto, “el 2021 fue el segundo año de mayores cantidades exportadas de la última década, sólo por detrás de 2019, en donde las condiciones climáticas habían sido más favorables para el agro”, mencionaron.

Las importaciones también terminaron con una clara recuperación, ante una mayor demanda del sector productivo: en todo 2021, los volúmenes importados fueron 16,2% superiores a los de 2019. Lo que sí cambió fue el perfil de las importaciones, con un mayor protagonismo relativo de insumos y maquinarias para la industria y una menor relevancia de bienes finales.

A su vez, las importaciones directamente ligadas a la producción (bienes intermedios, bienes de capital y sus partes y piezas) representaron el 79,2% del total durante el año pasado, la cifra más alta desde 1999. Adicionalmente, en valores absolutos, las cantidades importadas de insumos intermedios fueron las mayores de la historia.

Por último, se registró un mayor dinamismo en las inversiones. En diciembre, las importaciones de bienes de capital, termómetro de la inversión en el sector productivo, crecieron 95,3% frente al mismo mes de 2019 y 45,5% en comparación con 2020. En tanto, en noviembre, la construcción creció 15,2% frente a noviembre de 2019 y registró su mayor nivel para tal mes desde, al menos, 2012.

Tercera ola

Finalmente, el CEP XXI afirmó que, pese a dichas turbulencia que generó la tercera ola de Covid-19 (que impactó negativamente en el presentismo en las fábricas) y la presión sobre el sistema eléctrico derivado del récord de temperaturas de la segunda semana de enero, “la industria arrancó 2022 con un buen nivel de actividad”.

En los 28 días previos al 19 de enero de 2022, la industria manufacturera se ubicó 22% por encima del mismo período de 2019 y 17,5% por encima del de 2020. Comparado con el mismo período de 2021, que había tenido el mayor consumo eléctrico industrial para enero desde 2011, se registró una “ligera baja” (-0,6%).

Más allá de este buen inicio de año, vale tener en cuenta que los meses de verano suelen prestarse a variaciones pronunciadas en la comparación interanual, lo cual obedece también a que las empresas no siempre mantienen el mismo calendario de paradas de planta.

A modo de ejemplo, el CEP XXI concluyó que “la primera quincena del año pasado había sido récord de la década en consumo energético, pero entre la segunda quincena de enero e inicios de marzo la tendencia pasó a ser mucho más similar al promedio de los años previos”.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés