La industria sigue estancada

En marzo la producción industrial cayó 1,8% interanual. Crecieron alimentos y bebidas, químicos y plásticos, en tanto se desplomaron la industria automotriz y la siderurgia.

28-04-2016
Compartir

 Por Carlos Boyadjian

Desde hace nueve meses la industria argentina atraviesa una fase recesiva, contrayéndose a un ritmo del 4,5% anual promedio. No obstante, se advierten algunos signos de reactivación, lo que para los economistas podrían significar incipientes brotes verdes. El Indice de Producción Industrial que elabora la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) y difundido ayer, en el mes de marzo se registró un retroceso del 1,8% en comparación al mismo mes del año anterior, mientras que en el primer trimestre de 2016 hubo una caída del 0,4% interanual.

El dato a observar, según acota FIEL, es que “al mismo tiempo, la producción industrial del mes resultó 17% superior a la de febrero, incluyendo factores estacionales, mientras que si éstos se corrigen, la actividad avanzó 0,3%”. Aunque es prematuro hablar de un cambio de tendencia, sí es notorio que empiezan a verse algunas mejoras año contra año, en especial en actividades como Insumos químicos y plásticos (11,4%), Alimentos y bebidas (7,7%) e Insumos textiles (2,4%), en tanto que el rubro Papel y celulosa registró una caída marginal (-0,1%).

Por su parte, los retrocesos se vieron en Petróleo procesado (-2,5%), Cigarrillos (-4,9%), Metalmecánica (-6,8%) y Minerales no metálicos (-7%). Un comentario aparte merece el desempeño de la industria automotriz, que registró un desplome del 18% en el primer trimestre del año “aun cuando en marzo se observó una desaceleración en el ritmo de contracción interanual”, destaca el informe de FIEL. Como no podía ser de otro modo, este bajón en la fabricación de autos, terminó afectando también a la industria siderúrgica, que en el acumulado enero-marzo tuvo un retroceso del 11,8%.

En el análisis por tipo de bienes el informe muestra una gran disparidad en el desempeño de cada rubro. Así, mientras la producción de Bienes de Consumo No Durables creció 5,6% en el primer trimestre, los Bienes de Uso Intermedio exhibieron una mejora del 0,9%. Los números negativos corresponden a Bienes de Capital (-9,3%) y Bienes de Consumo Durable, que finalizaron el primer trimestre del año con un desplome del 11,6%) interanual.

A nivel de perspectivas, FIEL pronostica que “en el corto plazo se espera que las industrias de base agropecuaria y de insumos vinculados contribuyan a evitar un mayor deterioro de la actividad industrial, mientras que en el mediano plazo se espera una recuperación liderada por la construcción, especialmente a partir de la reactivación de la obra pública”. Hay un cierto consenso en que la recuperación llegaría en el segundo semestre, si bien ahora parecería tomar cuerpo la idea de que la industria comenzará a tomar ritmo hacia finales del tercer trimestre o incluso a partir de octubre.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés