El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 20°C
Impacto

La economía aún opera 3,9% por debajo del último techo (noviembre de 2017)

Además, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) registró en mayo una merma del 0,1% respecto a abril.

La economía aún opera 3,9% por debajo del último techo (noviembre de 2017)
18 julio de 2023

El nivel de actividad económica marcó en mayo un retroceso de 5,5% interanual, afectada esencialmente por la caída de 43,8% del sector Agricultura, ganadería, caza y silvicultura a causa de la sequía, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (indec).

Además, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) registró en mayo una merma del 0,1% respecto a abril, con lo que el acumulado de los cinco primeros meses del corriente año reflejó una baja del 1,3%.

Con relación a igual mes de 2022, diez sectores de actividad que conforman el EMAE registraron subas en mayo, entre los que se destacaron Explotación de minas y canteras, con un avance de 5,3% interanual y Hoteles y restaurantes, con una mejora de 4,1%.

  • También tuvieron números positivos el sector Comercio mayorista, minorista y reparaciones, con un alza del 2,8%; y Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, con una suba de 1,7% interanual.

En mayo, las ramas de actividad con mayor incidencia negativa en el estimador mensual de la actividad económica fueron Agricultura,

ganadería, caza y silvicultura, con una baja de 43,8% interanual; y Transporte y comunicaciones, con una baja de 2,7%.

Durante el quinto mes del corriente año también retrocedió con fuerza el nivel de actividad en el sector Pesca, con una reducción de 22,6% respecto a mayo de 2022.

"El dato de mayo confirma lo fugaz del crecimiento de los primeros meses de 2023 (0,7% contra diciembre) influenciado por un cuarto trimestre en baja y por cierta liberación de las importaciones. En los últimos dos meses se está poniendo en evidencia el impacto que tuvo y, posiblemente, siga teniendo la histórica sequía en lo que queda del año", dijeron desde LCG.

Para adelante, agregaron, será difícil esperar un flujo de importaciones similar al del primer trimestre, que el consumo traccione en la medida que los salarios y beneficios sociales pierden poder adquisitivo con la aceleración de la inflación, que se reanude la inversión ante la cercanía de las elecciones presidenciales, y que el sector público pueda contribuir positivamente teniendo que lograr alguna convergencia en sus cuentas. "Con todo, esperamos una caída de la actividad en torno 2,7% anual promedio en 2023", dijeron desde LCG.

Desde Facimex Valores dijeron que mayo exhibió "un desempeño mejor a lo esperado al considerar el impacto de la sequía y los flojos datos de la industria y la construcción". Además, expresó que los indicadores adelantados de junio brindan señales mixtas. 

"En particular, entre los indicadores sectoriales que seguimos, la mitad de ellos marcó una expansión con respecto a mayo en términos desestacionalizados y la otra mitad una caída. De cara a junio, creemos que la sequía seguirá impactando sobre la actividad, aunque con algo menos de fuerza que en abril y mayo. De todas formas, lo más probable es que el segundo trimestre cierre negativo (se necesitaría una suba del 5,2% mensual en junio para evitarlo). A pesar del buen dato de mayo, por el momento seguimos esperando que el PBI caiga 3,5% en 2023 (el arrastre estadístico del 2023 quedó en -1,1%), con la sequía aportando un impacto directo de 2,3-2,4 puntos a través de los tres principales cultivos", dijeron desde Facimex Valores.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés