El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 13°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 13°C

La "caja" de las empresas industriales

Menos fondos para autofinanciarse.

17-09-2012
Compartir

En las últimas semanas la mayoría de las empresas locales vinculadas con la industria publicaron sus balances referidos al segundo trimestre del año. Un informe del Ieral de la Fundación Mediterránea analiza los balances de 17 firmas industriales y observa cómo se ha deteriorado su rentabilidad y, por consiguiente, cómo han mermado sus “cajas”.

Teniendo en cuenta que la inversión en los últimos años ha sido, en su gran mayoría, autofinanciada, no se trata de un dato menor. “El autofinanciamiento de la inversión ha sido un factor clave del último período”, dice el economista Joaquín Berro Madero en el informe y añade: “Hay una marcada correlación entre la evolución del margen operativo y la compra de bienes de uso por parte de las compañías”. Por un lado, están aumentando los costos. “Como viene sucediendo desde hace un tiempo a esta parte, a nivel agregado, los costos de venta se sitúan en niveles significativos representando más del 81% del total de ventas facturado. En este contexto, la caja de las empresas industriales continúa erosionándose”.

Los costos tuvieron un alza interanual de 17% y exhibieron un dinamismo superior al ritmo al cual se expanden las ventas, afectadas tanto por la desaceleración local como la global y, especialmente, la de Brasil. Debido a este fenómeno, durante el primer semestre del año, los costos de venta representaron 79,1% del total facturado. Un cálculo que compara el resultado operativo agregado de este conjunto de firmas con el total facturado, que funciona como proxy de EBITDA y muestra el flujo de caja de las empresas, exhibe cómo se ha deteriorado el ratio en los últimos años. “Mientras que entre 2004 y 2008 la caja de las empresas representaba en promedio el 16,4% de la facturación, este año representa apenas el 6,3%. Si bien todavía las firmas cuentan con algún margen de maniobra, hay que tener en cuenta que se está en niveles cercanos a los valores registrados en 1998 y 1999 (8,5% y 5,5%, respectivamente)”, dice Berro Madero.

Además de la suba de costos y la “erosión de caja”, la rentabilidad de las empresas analizadas cayó a 3,1% en el primer semestre, el nivel más bajo desde 2004 (excluyendo 2009). Desde 2004 (y sin contar el 2009) la rentabilidad promedio el 12,2%. En 2011, fue de 8,2%. “Estos resultados en conjunto, encienden una luz de alarma.

Si bien todavía las empresas industriales muestran resultados positivos, los márgenes ya no son tan holgados, se han acotado y una de las principales variables de ajuste frente a estos fenómenos es la inversión. Sobre todo, en un contexto en el cual la caja (resultado operativo) de las firmas ha sido la principal fuente de fondeo”, dice Berro Madero y recuerda que “la significativa correlación que existe entre el volumen de caja de las firmas y el nivel de inversión bruta”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés