El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 4°C
Indec

La balanza comercial registró un déficit de US$ 484 millones en enero

Con exportaciones que marcaron su menor valor en 22 meses, se trata del peor enero desde 2018 para la balanza comercial

La balanza comercial registró un déficit de US$ 484 millones en enero
22 febrero de 2023

El intercambio comercial cerró enero con un déficit de US$ 484 millones, revirtiendo el superávit de US$ 297 millones registrado en igual mes del 2022, según informó el Indec.

El resultado del primer mes de 2023 se posiciona como el peor enero desde 2018.

En enero, las exportaciones alcanzaron los US$ 4.900 millones, con una caída del 11,7% interanual mientras que las importaciones sumaron US$ 5.384 millones, con un alza del 2,5% respecto a igual periodo del año pasado.

La balanza comercial registró un déficit de US$ 484 millones, ubicándose US$ 781 millones por debajo del saldo positivo obtenido en enero de 2022 (US$ 297 millones).

El intercambio comercial (exportaciones más importaciones) disminuyó 4,8% en relación con igual mes del año anterior y alcanzó un monto de US$ 10.284 millones.

httpswww.indec.gob.aruploadsinformesdeprensaica_02_238bcd8b23aa.pdf
Fuente: Indec

En cuanto a las exportaciones, las ventas de productos primarios (PP) disminuyeron 42,5%; y los combustibles y energía (CyE), 5,2% mientras que las manufacturas de origen industrial (MOI) aumentaron 12,5% y las manufacturas de origen agropecuario (MOA), 1,0%.

Las ventas al exterior marcaron su menor valor en 22 meses, desde febrero de 2021 (US$ 4.775 millones)

Respecto a las importaciones, aumentaron 96,1% las compras de combustibles y lubricantes (CyL) y 21,4% las de piezas y accesorios para bienes de capital (PyA).

Por su parte, se redujeron las importaciones de 'resto', 31,3%, fundamentalmente por la menor compra de bienes despachados mediante servicios postales (couriers); bienes de capital (BK), 12,3%; vehículos automotores de pasajeros (VA), 11,8%; bienes intermedios (BI), 10,5% y bienes de consumo (BC), 8,1%.

En tanto, los saldos con la mayoría de los principales socios comerciales fueron deficitarios a excepción de Chile, India y Perú.

¿Qué se espera?

"El 2023 planteará un escenario distinto al observado durante todo 2022. Se espera que las exportaciones continúen en niveles relativamente elevados, pero se observará una merma que actualmente estimamos en unos US$ 8.000 millones, producto de las condiciones hídricas extremas en la zona núcleo del país", afirmó la consultora LCG

"En los meses que cursamos el principal impacto negativo vendría de la mano del trigo y continuaría por la soja. El impacto podría superar los US$ 11.000 millones si la situación no se revierte en el futuro inmediato", agregó.

"Dada la disminución de divisas derivada de las exportaciones. entendemos que los controles sobre las importaciones se sostendrán e incluso podrían profundizarse. Sin margen de maniobra, este recorte continuará teniendo consecuencias negativas directas sobre los precios domésticos y el crecimiento de la actividad", se indicó en el informe.

Abeceb: "De cara a 2023 esperamos una caída tanto en las exportaciones como en las importaciones, y un saldo comercial aún menor al de 2022"

"En suma, esperamos exportaciones en torno a los US$ 80.000 millones (-9,2% anual) e importaciones en unos US$ 76.000 millones (-7,2% anual), resultando en un superávit en torno a US$ 4.000 millones", concluyó LCG.

Por su parte, la consultora Abeceb afirmó: "De cara a 2023 esperamos una caída tanto en las exportaciones como en las importaciones, y un saldo comercial aún menor al de 2022".

"En relación con las exportaciones, el principal driver de la caída es el comportamiento del agro, afectado severamente por las sequías y heladas en curso. De hecho, las exportaciones de este sector podrían caer entre US$ 5.500 millones y US$ 8.500 millones", aseguró.

"Respecto a las importaciones, la magnitud de su retracción dependerá principalmente de la situación en materia de reservas del BCRA: si el saldo comercial se ve debilitado por un menor ingreso de dólares, éste se compensará mediante un apretón más fuerte en las importaciones -principalmente en bienes intermedios y de consumo; que cerraron 2022 en niveles históricos relativamente elevados dado los niveles de actividad-", agregó.

"A lo anterior se suma una actividad que permanecerá casi estancada -creciendo en torno a 1% promedio durante 2023- y que por consiguiente demandará menos compras del exterior", concluyó Abeceb.

 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés