El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

La Argentina y el mito del aumento de sus exportaciones

Los precios y las cantidades van a velocidades distintas.

29-07-2011
Compartir

La economía argentina exportará este año U$S 11.000 millones más que en 2010. El total llegará a U$S 80.000, un récord para el país. Para ver una participación así de las exportaciones en el producto hay que retroceder a la época del modelo agroexportador, a principios del Siglo XX. Hoy las exportaciones equivalen al 25% del PIB.

La Argentina tuvo un boom exportador durante los últimos años. Uno que le permitió pasar de una década de déficit en las cuentas externas a otra de superávit holgado. Algo que le permitió construir un colchón de dólares para acumular reservas y así administrar el tipo de cambio.

Es mentira que el país sólo hoy vende granos al exterior. En 2010 las exportaciones de productos industriales ?comúnmente llamados manufacturas de origen industrial? totalizaron los U$S 24.300 millones, un monto que cuadriplica el promedio de lo vendido en la década del 90. Pero como si esto fuera poco, las exportaciones industriales el año pasado significaron el 35,5% del total. Algo que también es un récord porque nunca la participación de este tipo de bienes fue tan elevada. Hoy representa 6,4 puntos porcentuales por encima de la década del noventa.

Todo esto sería cierto si no fuera porque la economía no son solamente números tirados sobre un papel. También se trata de seguir tendencias, evoluciones y comparaciones que muestran cómo las cifras se modifican de un mes a otro, de un semestre al siguiente y de año en año.

Hay un dato contundente: de los U$S 11.000 millones que aumentarán las exportaciones en 2011 se calcula que U$S 8.000 millones se lograron por los precios internacionales más altos. El INDEC publicó la semana pasada otro dato que llama la atención: hoy la cantidad de productos primarios exportada (básicamente granos) es 5% menor a la del año pasado.

La cosecha

¿Cómo se explica que la Argentina hoy venda la misma cantidad de granos que doce meses atrás? La respuesta principal es que la cosecha no cambió mucho. Según un cálculo de la Bolsa de Comercio de Rosario la producción de los cuatro principales cultivos totalizará 86 millones de toneladas. El año pasado fue de 86,6 millones, prácticamente la misma. “Todos los años que la cosecha se estancó, los volúmenes de exportación suben muy poco”, señala Pablo Goldín, economista del estudio Melconian & Santangelo.

Precisamente un informe de M&S muestra la correlación entre uno y otro fenómeno: en los años que las exportaciones aumentaron a una tasa menor la producción de granos se estancó o cayó. En cinco de los últimos nueve años se dio un fenómeno de esa naturaleza: 2004, 2006, 2008, 2009 y 2011. Vale una aclaración. Desde 2007 a la fecha las toneladas de granos producidas cada año no variaron casi nada.

Cuando Cristina Kirchner asumió la producción fue 87,5 millones de toneladas y se mantuvo todos los años alrededor de la misma cifra ?salvo en 2009 que cayó a 54,9 millones por culpa de la sequía y la crisis mundial?. Hoy el país produce la misma cantidad de granos que en 2007 pero exporta

6 millones de toneladas menos.

Según varios economistas esto es el resultado de la política del Gobierno para frenar el ritmo al que aumentan los precios: prohibir exportar para abastecer el mercado local. Los analistas argumentan que ese tipo de medidas daña la economía porque desincentiva a los productores a invertir más y a generar así una mayor oferta que ?eventualmente? se traduciría en menores precios a los consumidores.

El Gobierno, por su parte, contesta que esto no es cierto y señala que al campo nunca le fue tan bien como en estos años. El aumento del valor de las exportaciones agrícolas pasó de U$S 21.286 millones en 2007 a U$S 32.000 millones en 2011 (este último dato según una estimación de la Bolsa de Comercio de Rosario).

Las mismas cantidades

Este año el valor de las exportaciones agrícolas aumentará U$S 8.000 millones al pasar de U$S 23.700 millones a U$S 32.000 millones. ¿Cómo se explica? El precio internacional promedio de los granos en lo que va de este año (U$S 470) es más alto que el de período 2008-2010 (U$S 360).

El impacto de los precios internacionales viene desde hace unos años. El principal factor que explica el incremento de las exportaciones desde 2003 a la fecha son, precisamente, los mayores precios internacionales y no las cantidades.

Según un cálculo de la Cámara de Exportación de la República Argentina, si se quitara el efecto de la suba de los precios la participación de las exportaciones sobre el producto sería de 14% y no de 25%. Hoy la Argentina exporta la misma cantidad de granos que hace cuatro años, la misma cantidad de productos agropecuarios y una menor cantidad de combustible.

¿Qué bienes exporta más entonces? Autos, por lejos. Entre 2003 y 2007 el número de unidades vendidas al exterior aumentó 160%. El problema en todo esto asunto es que el salto exportador de las manufacturas no se tradujo en un mejoramiento del balance comercial del sector.

En una primera etapa, la megadevaluación del peso permitió un mejoramiento del saldo comercial como consecuencia de la caída de las importaciones. El déficit del comercio intraindustrial se redujo de U$S 18.300 millones en 1998 a U$S 6.400 millones en 2004 (las importaciones

cayeron 29%).

Pero ese mejoramiento fue coyuntural. A partir del 2005 el crecimiento de las importaciones industriales fue muy superior al de las exportaciones (153% vs. 99%, respectivamente) y el desequilibrio del comercio intraindustrial en 2010 alcanzó los U$S 24.000 millones.

Brasil y China

Enrique Mantilla, presidente de la CERA, menciona que el problema del estancamiento en las cantidades exportadas no es grave porque China da una mano a través de dos vías. Por un lado, la demanda del Gigante a nivel mundial sostiene el precio internacional de los granos. Por el otro, China es el segundo principal cliente de la Argentina.

“La Argentina tendrá un superávit comercial de U$S 10.000 millones este año, está tranquila”, dice Mantilla respecto al impacto del estancamiento de las cantidades exportadas de productos primarios. “El tema es que cualquier cosa que pase con Brasil también puede afectar las cantidades de exportaciones industriales”.

El hecho de que el aumento de las exportaciones argentinas obedezca más a la suba de los precios que de las cantidades es relevante en un contexto de salida de capitales alta como el actual. De ahí el activismo del Gobierno para frenar las importaciones.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés