La actividad no logra crecer sostenidamente

En abril, el IMA de la Fundación Abdala dio -0,9% desestacionalizado contra marzo

07-06-2017
Compartir

Por Mariano Cúparo Ortiz

La economía volvió a mostrar un mal desempeño en abril, según el Indice Mensual de Actividad (IMA) del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA), que dio una caída de 0,9% desestacionalizada contra un marzo que había mejorado 0,7% respecto a febrero. En la comparación interanual, abril estuvo en -0,2%. La principal explicación del fenómeno se vio en un consumo que no repunta y que dio mal en el mes de la inflación al 2,6%, con paritarias retrasadas.

Recuperación

De esa forma, en lo que va del año se vienen registrando resultados para el nivel de actividad que muestran cierta irregularidad en el desempeño. En adelante desde ITE-FGA esperan que haya recuperación, es decir mejoras dentro del pozo que se inició con la recesión, pero no crecimiento, es decir superar el techo alcanzado previo a esa recesión.

“Desde el piso de actividad que se alcanzó a mediados de 2016, los pocos componentes que lograron reactivar hicieron posible una recuperación, pero por el momento se muestran insuficientes para emprender un nuevo sendero de crecimiento”, sostiene el informe.

¿Cómo hacer?

Consultado por El Economista, el investigador de ITE-FGA, Leandro Ottone, afirmó: “Lo que se tiene que proponer el Gobierno para que haya crecimiento es pensar cuáles son los principales traccionadores de la economía. Puede ser la inversión, el consumo o las exportaciones. El principal traccionador de las exportaciones son los socios comerciales y ni China ni Brasil dan buenas expectativas. A la vez, los precios de las materias primas están estancados. En cuanto a la demanda interna uno puede pensar tanto en inversión como en consumo”.

Y amplió: “Si los asalariados no recuperan los ingresos perdidos, es imposible pensar en crecimiento del consumo. Y las inversiones no vieron aun una lluvia, porque ningún empresario invierte en una economía estancada. La inversión viene acompañada de demanda externa o

interna. Si no, es imposible que algún inversor tenga interés. La inversión que está siendo traccionada es la vinculada al sector externo: la agropecuaria y la de agroindustria relacionada. El resto de la inversión industrial no está mejorando. Y también la construcción va mejorando, de la mano de la obra pública”.

Abril dispar

El informe de ITE-FGA detalla los datos que determinaron el mal desempeño de abril: “La dinámica de abril fue dispar entre los diferentes componentes que integran el IMA. Mientras que los despachos de cemento se incrementaron 10,7% y mantienen por segundo mes una dinámica positiva de dos dígitos, se observaron caídas de 6,3% en las cantidades exportadas, 3,8% en las ventas minoristas informadas por CAME, y de 2,0% en el índice de producción industrial de FIEL. A parte de despachos de cemento, lograron morigerar estas caídas el incremento en demanda de energía eléctrica no residencial (6,8%) y la recaudación de impuestos a los débitos y créditos (6,0%)”

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés