El Economista - 70 años
Versión digital

vie 12 Abr

BUE 17°C
IPC del Indec

Inflación: junio cerró en 5,3% y la primera semana de julio ya dejó un piso de 7% para el mes

Fue el cuarto mes consecutivo con un registro mensual superior a 5%

El índice de precios al consumidor subió 5,3% en junio
El índice de precios al consumidor subió 5,3% en junio
Alejandro Radonjic 14 julio de 2022

El índice de precios al consumidor mostró un incremento del 5,3% en junio (versus 5,1% en mayo), con lo que acumuló un alza del 36,2% en el primer semestre del año, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

screenshot_37
 

En los doce últimos meses, la inflación marca un avance de 64% y todo indica que seguirá en ascenso mientras se “limpian” los meses del segundo semestre de 2021, con inflaciones que, por ser menores a 4%, hoy parecen bajas. Previo al Guzmán-Gate, las proyecciones de inflación del mercado se ubicaban entre 70% y 75%. Se verá qué indica la nueva actualización, pero esos valores ya parece un piso.

La división con mayor incremento en el mes fue salud (7,4%), sobre la que incidió el aumento de la cuota de la medicina prepaga y de los productos medicinales. Le siguieron vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (6,8%) -por la incidencia del aumento de las tarifas de electricidad y gas, y de la paritaria de encargados de edificio en los gastos de la vivienda-, y bebidas alcohólicas y tabaco (6,7%): junto al aumento de las bebidas, se destacó el arrastre que dejó el alza de cigarrillos del mes de mayo. 

  • El alza de alimentos y bebidas no alcohólicas (4,6%) fue la que tuvo mayor incidencia en todas las regiones. Dentro de la división se destacó el aumento de verduras, tubérculos y legumbres, aunque el alza de carnes y derivados fue lo que más incidió en la mayoría de las regiones. 
  • Las dos divisiones de menor incremento del mes fueron comunicación (0,4%) y educación (2%).
  • A nivel de las categorías, estacionales (6,6%) lideró el alza, explicada en parte por el citado aumento de verduras, tubérculos y legumbres. Le siguió regulados (5,3%), sobre la que incidió, entre otras, las mencionadas subas de la medicina prepaga, electricidad, gas y cigarrillos. Por último, el IPC Núcleo registró un aumento de 5,1% en junio.

Inflación: julio y más allá

Los datos de alta frecuencia muestran que la dinámica se deterioró marcadamente en la primera semana de julio, con el IPC-OJF de Ferreres midiendo una inflación de 2,6% semanal, “en un contexto de claro deterioro de las expectativas luego de los cambios en el equipo económico, la elevada emisión monetaria de junio y la fuerte suba del tipo de cambio implícito en los activos financieros”, dijeron desde Facimex. En ese marco de mayor emisión monetaria y creciente desanclaje de las expectativas, “esperamos una inflación de 7,5% y 90% para 2022”.

Julio está signado por la inestabilidad macroeconómica y política, el peor escenario para lograr anclar las expectativas y moderar la inercia inflacionaria. Sobre esto se suma una estacionalidad que suele jugar en contra este mes (por turismo), y nuevas autorizaciones de aumentos sobre bienes y servicios regulados: 4% en prepagas, 20% en agua, 15% en colegios privados, 15% para empleados domésticos, 9,5% en telefonía, Internet y televisión. Para adelante queda el aumento de tarifas derivado de la eventual segmentación”, dijeron desde LCG. 

Su relevamiento de Precios de Alimentos mostró un aumento de 4% en las primeras dos semanas del mes, “lo que mensualizado equivale a 8,2%”

Nuestra proyección de inflación para el mes de julio se eleva por encima del 7% mensual. Para diciembre, la ubicamos en torno a 90% anual. “Pero este valor supone una desaceleración de los registros a 5% mensual promedio desde agosto, algo que luce difícil si ocurren cambios en precios relativos como dólar, tarifas o salarios”, dijeron.

“Para julio esperamos que la inflación mensual sea la más alta en lo que va del año por el cambio en el ministerio de Economía, que generó aumentos preventivos en los primeros días de la gestión, a lo que se suman los aumentos ya previstos en colegios, Precios Cuidados, tarifas de agua, colectivos del AMBA y alquileres que generan las condiciones para esperar un piso cercano a 7%. Además, para los meses próximos se corre el peligro de una espiralización inflacionaria tanto por posibles reaperturas de paritarias, cómo por la formación de expectativas”, dijeron en ACM.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés