El Economista - 70 años
Versión digital

sab 24 Feb

BUE 22°C
pesos inflación precios
Datos

Inflación: qué dice el informe privado que ilusiona al Gobierno de Milei

Tras el fogonazo de diciembre (25,5%) y una vorágine de aumentos, algunas estadísticas nuestran que hay cierta calma.

21 enero de 2024

El Gobierno de Javier Milei necesita muchas cosas. Pero una sobre todo. Si lo consigue, los otros objetivos serán más posibles y capitalizables. Si no lo consigue, será difícil que su Gobierno despegue. ¿A qué nos referimos? A una baja en la tasa de inflación.

Tras el fogonazo de diciembre (25,5%) y una vorágine de aumentos, algunas estadísticas nuestran que hay cierta calma. Siempre, cabe aclarar, en términos relativos, es decir, comparado con el último mes de 2023. Si había riesgo de hiper (como decía Milei) o no, lo cierto es que ese escenario parece desactivado.

LCG con buenas noticias
LCG con buenas noticias

Según la connsultora LCG, que tiene un tracking semanal online de precios alimentos y bebidas, el fogonazo de diciembre quedó atrás. Tras el pico de la segunda mitad de diciembre (11,5% y 7,1% semanal), los registros de enero fueron 4,6%, 3,7% y 2,1%. Una notable baja.

"En la tercera semana la inflación de alimentos y bebidas desaceleró 1,6 pp respecto a la
semana anterior. La suba promedia 28,6% en las últimas 4 semanas y 18,6% punta a punta en el mismo período. En lo que va del mes acumula 10,7% de inflación", dijeron en LCG.

Todavía faltan ajustes (con las tarifas a la cabeza), no queda claro si la calma cambiaria sigue o se terminó y las paritarias que se están ajustando estos días inevitablemente derramarán en los precios. 

Pero, por lo menos, la inflación no está espiralizando y hay chances de que el número de enero esté más cerca de 15-20% que de más de 25%.

Aunque, también es cierto, uno de los motivos detrás de esto es que la economía se frenó en seco y el consumo se infartó. Muchos comercios están evitando pasar ajustes a los precios de venta (caso contrario, no venden) mientras que otros bajaron precios directamente. Por eso, habrá que ver que pasa con el IPC de enero, pero también con el PIB.

Otro que mencionó esta tesis fue Juan Carlos de Pablo. "Da toda la impresión de que la inflación de enero pinta para menos de 20%. Esto lo digo porque, en el primer mes, funcionarios (del Presidente para abajo) hablaban de 30% o 40% de inflación y yo pensaba que no era bueno que exageraran, que ya bastantes problemas tenemos. De repente, la caída de la tasa de inflación es más rápida porque es una cuestión elemental. Podés mandar la lista de precios que quieras, pero luego tenés que vender y si no revisar la lista de precios. Esto es absolutamente fluido y dinámico", dijo el economista.

"No sé lo que pasará la semana que viene. Esto es fluido. Los datos que vi, en la segunda semana dieron 2,9% y 6% en la primera. En la primera semana siempre tenés mayores aumentos porque hay algunos, como prepagas o subterráneos, que después se quedan quietos durante el resto del mes", indicó.

Hay evidencia anecdótica de comerciantes que, por motivos variados, se pasaron de largo con las subas de precios en diciembre y están empezando a recular porque, peor que que tener que sacrificar rentabildad, es no tener ingresos.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés