El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 20°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 20°C

¿Hasta cuándo puede seguir el enfriamiento de la economía?

¿Qué dicen los gurúes?

26-06-2012
Compartir

La consultora Andrés Méndez y Asociados va al grano en su último informe y se pregunta: “¿Puede evitarse la recesión?”. El trabajo señala lo que todos saben (incluido el Gobierno): el nivel de actividad muestra que la economía se desacelera. Pero el tema es más complicado porque según AMF el problema es que no se ve el final del descenso ya que la Argentina está contagiada por lo que sucede en el mundo. “Con Europa en ajuste, las ventas de Manufactura de Origen Agropecuario (MOA) de nuestro país van a permanecer afectadas. Y si bien China en algún momento va a recuperar su crecimiento económico, en la medida en la que Estados Unidos no compre, China no se va a recuperar. Y esto a la Argentina llega por medio del puente que hace Brasil. O sea que estamos en una situación de crisis internacional”. Cada vez son más los economistas del sector privado que pronostican un desempeño económico peor al que habían previsto unos meses atrás.

Técnicamente la economía hoy se halla en recesión, sostiene la mayoría, aunque también reconocen que en el tercer y cuarto trimestres la actividad volverá a ponerse en marcha. ¿Son exageradas entonces, las voces de alarma a esta altura del año? Hay quienes creen que no porque si bien el país todavía no atraviesa una recesión como la de 2009 los colchones de la macroeconomía son menores a los de hace cuatro años atrás. Hoy la Argentina está más expuesta a los vaivenes de la economía global. “La situación de nuestro país está prioritariamente signada por la crisis mundial y la distorsión de expectativas”, sigue el informe de AMF.

“¿Qué debería hacer el Gobierno? Encauzar las expectativas. Si bien no cambiar su naturaleza biológica, debería de hacer sintonía fina para que esas expectativas actúen de manera positiva y no negativa, considerando que el problema actual reside más en la oferta que en la demanda. Consecuentemente, debe trabajarse sobre los factores que están restringiendo la oferta de bienes y servicios, apuntándole ?en especial? a aquellos aspectos afectados negativamente por decisiones de política no muy refinadas”. Para la consultora es posible mejorar la situación en los próximos meses.

“La economía se está desacelerando, situación que resultaba totalmente previsible. Pero esto no sólo le pasa a la Argentina sino a otros países de la región como, por ejemplo, Chile y Brasil. También sucede en Europa y China. Esto se advierte en las cantidades vendidas por la Argentina al resto del mundo. ¿Qué quiere decir esto? Que estamos en situación de contagio”. Ahora, ¿si la desaceleración es culpa del contexto internacional, entonces qué puede hacer el Gobierno? En definitiva desde Buenos Aires no se contempla ni la política monetaria de Estados Unidos ni la de Europa. Por otra parte, tampoco tiene margen de maniobra para llevar a cabo una política fiscal expansiva que ponga fin al enfriamiento. De todas maneras, hay analistas que creen posible un plan de acción para frenar el ritmo al que los precios aumentan.

Otros datos

Según la medición de la consultora Orlando Ferreres & Asociados, el PIB, que hasta septiembre 2011 se encontraba en ascenso, cayó cerca de 2% entre octubre y abril (sin estacionalidad) y hoy se ubica prácticamente en los mismos niveles de un año atrás. Otros datos apuntan, generalizadamente, en el mismo sentido. La inversión total cae 16% anual, incluyendo un derrumbe de 35% en las compras de bienes de capital. La construcción cae 8% anual y las escrituras 25%. Las ventas minoristas se contraen de un 3% anual y en shoppings a 6% según CAME, a la vez que la industria opera 0,5% por debajo de los niveles de un año atrás. Incluso el agro tuvo un mal año (la cosecha es 13% menor a la campaña previa), mientras que las exportaciones caen 6% anual, las importaciones 14% y la demanda laboral 36% según la medición de la Universidad Torcuato Di Tella. Actualmente, lo único que crece son las ventas de autos cero kilómetro (11% en mayo), actuando los automotores como un refugio para parte de la población que no puede comprar dólares.

“En este escenario recesivo”, según una descripción del informe del departamento de Estudios Económicos del Banco Ciudad, “la AFIP informó que la recaudación creció nominalmente en mayo 20,5% anual, por debajo de las mediciones privadas de inflación. Ello implica una caída de la recaudación en términos reales, la primera desde la crisis de 2009, dinámica que confirma el enfriamiento de la actividad agregada y presiona aún más sobre las golpeadas finanzas públicas”. El documento del banco se pregunta si “éste pasaje de la desaceleración a la recesión económica, ¿responde a mala praxis o mala suerte? La respuesta parece contener un poco de las dos cosas, aunque posiblemente algo más de lo primero que de lo segundo. Si bien es evidente que la desaceleración en Brasil y la sequía impactaron negativamente en la industria y el agro, no es menos cierto que las restricciones cambiarias y comerciales, conjugadas con otras medidas y anuncios oficiales, en poco ayudaron a moderar sus efectos, generando ?muy por el contrario? una profundización de la caída”.

(De la edición impresa)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés