El Economista - 70 años
Versión digital

jue 18 Abr

BUE 17°C
Reunión con gobernadores

Guzmán dijo que "la diferencia medular" con el FMI es el sendero fiscal, pero no dio números

El Presidente indicó en la reunión con los gobernadores que el problema de la deuda externa es “muy grave”

Reunión con gobernadores en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno
Reunión con gobernadores en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno Presidencia
05 enero de 2022

El presidente Alberto Fernández participó esta tarde, en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, de la exposición que el ministro de Economía, Martín Guzmán, realizó ante gobernadores de todo el país sobre las negociaciones que el Gobierno nacional lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En ese contexto, el mandatario reafirmó que "es muy grave" el problema de la deuda externa de la Argentina, tanto con acreedores privados como con el FMI, y advirtió que esa situación generará "un fuerte condicionamiento", no sólo para la actualidad, sino también "en los años venideros".

Allí detalló que entre el 2015 y el 2019 la deuda con acreedores externos se incrementó en "más de cien mil millones de dólares".

A su vez, pidió ver la problemática de la deuda como una "secuencia" y no interpretar un eventual acuerdo con el FMI como un "punto definitivo o de llegada". "Parte ya lo hicimos. El año pasado logramos reestructurar la deuda con acreedores privados, y ahora estamos discutiendo con el FMI, pero mientras tanto también hicimos cosas por las deuda", dijo Fernández.

Por otro lado, advirtió que la deuda que la Argentina mantiene con el FMI superará su mandato e incluso también el de quien gobierne el país a partir de 2027. Señaló que esa carga estará "presente en el escenario de la política argentina en los próximos diez años".

Fernández explicó que por esa razón es que se convocó a los mandatarios provinciales,  para que "entendamos con total claridad lo que estamos haciendo" y para "transparentar al máximo" cuál es la situación actual con respecto a las negociaciones con el FMI.

Sin embargo, reafirmó su convicción en que la Argentina va a "lograr una reestructuración" de la deuda con el FMI "conveniente" para el país, pero aseguró que ese sólo será apenas "un paso adelante" en conseguir "que la deuda pese lo menos posible" para la Nación.

Por su parte, Guzmán afirmó que "la principal tensión" que enfrenta la economía argentina para poder continuar en la senda de la recuperación es la deuda con el FMI. 

Asimismo, subrayó que los compromisos de deuda plantean una "situación absolutamente insostenible" al asegurar que el sector público y el sector privado en la Argentina deberán enfrentar vencimientos por US$ 28.000 millones en 2022 y US$30.000 millones en 2023, el doble del superávit comercial del país.

"Estamos negociando con el FMI poder tener apoyo internacional al esquema de política económica del Gobierno para poder llevarlo adelante sin pagar las deudas que tenemos con él; que nos de el financiamiento para poder pagarle lo que nos prestó en 2018 y 2019", detalló el funcionario a los gobernadores.

"El acuerdo con el FMI no va a resolver todos los problemas de endeudamiento externo de la Argentina. Hay mucho trabajo por hacer y es tan grande el problema que va a llevar años resolverlo", anadió Guzmán.

El ministro explicó que "la diferencia medular" que separa al país de un acuerdo con el FMI es el sendero fiscal que propone Argentina para reducir el déficit de forma gradual, de manera virtuosa sobre un mayor crecimiento de la actividad económica. El ministro no precisó, en números, qué tamaño tiene esa diferencia.

"La diferencia entre lo que plantea el FMI y el Gobierno argentino consiste en diferenciar un programa que con alta probabilidad sostendría la recuperación económica que la Argentina está viviendo. Es esencialmente un programa de ajuste de gasto real versus un programa que le dé continuidad a esta recuperación fuerte a la economía", agregó.

También puntualizó que "no es una cuestión de visiones sino de intereses en juego". "Los intereses de los acreedores son cobrar y si la economía argentina hace un programa recesivo, crecerá menos; la prioridad del Gobierno es que siga Argentina en la senda de la recuperación. Por eso es importante que actuemos con la firmeza necesaria", aseveró.

De todos modos, Guzmán indicó que la Argentina puede aspirar a "un acuerdo bueno en términos relativos, que permita dar un paso adelante para seguir en la senda de la recuperación y tener más tiempo para resolver el problema tan grave de endeudamiento". "En términos absolutos no existe un buen acuerdo, porque el mundo no cuenta con opciones que permitan generar un perfil mucho más suave y distribuido en el tiempo de los pagos", dijo.

Asistieron al encuentro los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; Catamarca, Raúl Jalil; Chaco, Jorge Capitanich; Entre Ríos, Gustavo Bordet; Formosa, Gildo Insfrán; La Pampa, Sergio Ziliotto; La Rioja, Ricardo Quintela; Misiones, Oscar Herrera Ahuad; Neuquén, Omar Gutiérrez; Río Negro, Arabela Carreras; Santa Fe, Omar Perotti; Tierra del Fuego, Gustavo Melella; Tucumán, Osvaldo Jaldo. Los de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, Santiago del Estero, Gerardo Zamora, y Santa Cruz, Alicia Kirchner, están presentes mediante videoconferencia.   

También estuvieron presentes por Chubut, el ministro de Economía y Crédito, Oscar Antonena; Córdoba, el presidente provisorio de la Legislatura, Oscar González; Corrientes, el vicegobernador, Pedro Braillard Poccard; Jujuy, el vicegobernador, Carlos Haquim; Mendoza, el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié; Salta, el vicegobernador, Antonio Marocco; San Juan, el vicegobernador Roberto Gattoni; y Santa Cruz, el vicegobernador, Eugenio Quiroga.

El jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, no confirmó su presencia. Al igual que el gobernador de la provincia de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, quien solo notificó que recibió la invitación.

En tanto, acompañaron al Presidente el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; y los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y General de la Presidencia, Julio Vitobello.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés