El Economista - 70 años
Versión digital

sab 24 Feb

BUE 25°C
Sin tregua

Estos son los 7 factores que presionan sobre la inflación de febrero

Si el IPC de febrero supera 5,3% (es muy probable), la inflación cruzará el techo simbólico de 100%

Estos son los 7 factores que presionan sobre la inflación de febrero
22 febrero de 2023

Tras dos meses promediando el 5%, la inflación volvió a acelerarse y en enero marcó 6%. Todo indica que el año continuará con un piso de 5% y lejos queda la posibilidad que planteaba el gobierno de llegar a abril con un ritmo del 3%, según un informe de Econviews.

Es cierto que algunos factores estacionales contribuyeron a la suba del mes pasado: frutas, verduras y servicios turísticos anotaron fuertes incrementos, pero la aceleración fue más generalizada.

"De un conjunto de 59 alimentos y artículos de primera necesidad relevados por Indec, el 71% registró aumentos por encima del 4%, cuando ese guarismo había sido 10 puntos menor en diciembre. Y la suba de la brecha cambiaria podría explicar parte de la aceleración en otros rubros", indicaron desde Econviews.

Enero deja una alta inercia para febrero, y también se vienen nuevas rondas de incremento en precios de regulados. Tarifas, prepagas, y combustibles entre ellos.

En tanto, según GMA Capital, existen varios factores que presionarán sobre los precios en los próximos meses ya que parte de los aumentos más influyentes todavía no se registraron en el IPC.  

  • Parte de los aumentos más influyentes todavía no se registraron en el IPC.
  • Por otro lado, la emisión seguirá su curso y existen límites para endurecer la política monetaria. 
  • Todo esto en un contexto donde la demanda de dinero se encuentra históricamente deprimida. 
  • A su vez, lo que antes eran anclas nominales (tipo de cambio y tarifas) ahora se convierten en factores de inflación endógenos.
  • La carne vacuna.
  • Las empresas importan con el dólar "celeste".

Los precios de la carne

Los precios de la carne impulsarán el IPC de febrero. En las últimas semanas de enero se observó un marcado incremento en los precios del Mercado Agroganadero, con incrementos superiores al 30% en cortes vacunos.

"En el Gran Buenos Aires, los precios de la carne reportaron un aumento de 3,9%. De esta forma, van 8 meses en los que dicha partida del IPC crece por debajo del índice general. En consecuencia, una importante cuota del aumento de precios de febrero se explicará por este concepto", indicó GMA Capital.

Cabe recordar que alimentos y bebidas no alcohólicas es la categoría que más pesa en el IPC (cerca del 25%). Al interior, el bien que más pesa es la carne (con una incidencia de 9% en el total de la canasta del IPC). 

En esta línea, el anuncio de Sergio Massa sobre los acuerdos de precios para los cortes vacunos apunta a morigerar dicho impacto.

La emisión monetaria no cede

"En lo que se refiere al financiamiento monetario del déficit, aún suponiendo que se cumplan las metas (déficit primario de 1,9% del PIB y financiamiento directo del BCRA de 0,6% del PIB), el Central seguirá teniendo mayor protagonismo, tal como sucedió el año pasado", aseguró GMA Capital.

Vale recordar que en las licitaciones de 2022 el financiamiento neto ascendió a $2,4 billones. Sin embargo, con las intervenciones que la autoridad monetaria realizó en el mercado secundario, la emisión neta para compra de títulos alcanzó los $1,9 billones.

"Por lo tanto, no creemos que dicha dinámica vaya a revertirse a lo largo de este año. En lo que va del 2023 el Tesoro consiguió $326.000 millones de financiamiento neto, mientras que las compras del BCRA en el mercado secundario acumularon $141.000 millones. Con el pasar de los meses creemos que el apetito por instrumentos en pesos se irá reduciendo (ante la incertidumbre de cara a 2024). Y a medida que ello suceda, la presencia del Banco Central será aún mayor", afirmó GMA Capital.

"Además, la cuenta de intereses del Banco Central es por lejos el mayor factor de emisión de pesos, y es completamente endógeno. Como el stock de Leliq y pases ya supera $11 billones, la factura de intereses en el último mes totalizó $702.300 millones. Y en el acumulado de los 12 meses, el déficit cuasifiscal ya ascendió a 4,85% del PIB", agregó.

Subir la tasa agranda la bola

Debido al mayúsculo stock de pasivos remunerados, el Banco Central se encuentra limitado para endurecer su política. 

Tanto la tasa de Leliq como la de Pases se mantuvo por tercer mes consecutivo en terreno positivo, y el límite para seguir incrementando la tasa de interés radica en la propia dinámica de los pasivos remunerados: la emisión por intereses es el principal factor de expansión de la base monetaria "y si la tasa que estos devengan constantemente supera a los precios, se termina generando una "bola de nieve" con los propios intereses del Central".

Demanda de saldos reales en mínimos

A los límites del endurecimiento monetario se le suma una demanda de saldos reales que se encuentra cerca de mínimos de los últimos años. "El costo de oportunidad de poseer dinero líquido es cada vez mayor ante una inflación que no parece mostrar signos de desaceleración", dice GMA. 

El costo de oportunidad de poseer dinero líquido es cada vez mayor ante una inflación que no parece mostrar signos de desaceleración.
El costo de oportunidad de poseer dinero líquido es cada vez mayor ante una inflación que no parece mostrar signos de desaceleración.

Tomando como referencia los últimos 20 años, hoy la demanda de dinero se encuentra cerca de 14% por debajo de dicho promedio. Cualquier shock expansivo que termine con más pesos en la economía tendrá un impacto mucho más rápido en el nivel de precios. 

"Además, no debemos olvidar que nos encontramos ante un año electoral. E históricamente, a medida que se acerca la fecha de los comicios, se comienzan a ver procesos de mayor dolarización de carteras", sentencian.

Sin espacio para anclar el tipo de cambio

"El espacio para atrasar el tipo de cambio es realmente limitado. En lo que va de la gestión actual el dólar oficial acumula una apreciación del 23%. Y este es uno de los factores principales que explican la delicada situación externa", aseguró la consultora.

"Desde la llegada de Massa al frente del Ministerio de Economía, se apuntó a cumplir con mayor rigurosidad el objetivo de aceleración del crawling peg por encima de los precios. De hecho, fue algo que sucedió ininterrumpidamente entre septiembre y diciembre", señaló.

"En enero, el tipo de cambio subió 5,5% (menos que la inflación de 6%). Así, se rompió la racha de 4 meses con el dólar oficial navegando por encima de los precios. Sin embargo, en las últimas jornadas se vio una marcada aceleración del crawling peg, dado que en 6 de las últimas 9 ruedas el tipo de cambio subió más de 100% anualizado", detalló.

En consecuencia, el tipo de cambio deja de ser un ancla para convertirse en un factor endógeno de inflación.

"Si bien es cierto que históricamente en la previa electoral se suele pisar al tipo de cambio, la situación inicial ya es compleja como para jugar dicha carta: las reservas son exiguas, la brecha ronda el 100% y las perspectivas de ingreso de divisas son poco optimistas", indicó el informe. 

"Por otro lado, para pisar el tipo de cambio oficial sería necesario profundizar aún más el cepo cambiario, lo que traería a su vez mayor presión sobre los precios", agregó.

Queda recorrido para los regulados

Para mantenerse en línea con los objetivos fiscales pactados con el FMI, en tres de los últimos cuatro meses los precios regulados escalaron por encima del índice general.

Concretamente, en enero los regulados escalaron 7,1%, 1,1 puntos porcentuales por encima del IPC general.

"Pese a esta corrección en el margen, en lo que va de la gestión actual, los precios regulados acarrean un atraso de 27,5% con respecto al componente núcleo", precisó GMA Capital.

"Por lo pronto, la presión de los precios regulados seguirá traccionando al IPC durante los próximos meses. Para febrero seguirá impactando el gas y la luz, con aumentos en ésta última partida que promediarán 14%", afirmó.

También, pesará el aumento de 4% en combustibles y de hasta 8% en prepagas.

Por otro lado, en servicios de telefonía, televisión por cable e internet (una de las categorías más rezagadas del IPC) habrán aumentos de hasta casi 10%.

El dólar "celeste" para importar

Los precios mayoristas también pisaron el acelerador en enero, "pero la suba de los productos importados (que tiene un peso muy bajo en el índice) fue muy superior, y alcanzó 8,5% frente a 6,3% de los nacionales", allertó Econviews. 

"Un factor que está por detrás es incremento de la brecha, que refleja a su vez las dificultades para importar. Las empresas ya no miran sólo el tipo de cambo oficial, sino que los precios reflejan un tipo de cambio 'celeste', y en ese sentido la suba del dólar de mercado constituye una fuente de presión sobre los precios", dijeron.

Siga siga...

"En conclusión, sin un plan de estabilización que ayude a anclar expectativas, creemos que la inflación mantendrá su curso. En el mejor de los escenarios para el Gobierno, la inflación se estabilizará en torno al 5% o 6% (entre 80% y 100% anual), muy lejos de la meta establecida en el Presupuesto, que marca una variación anual de 60%", concluyó la consultora.

Por su parte, Econviews proyectó: "Algunos precios estacionales podrían ayudar, pero el precio de la carne contrarrestará cualquier baja en alimentos. Nuestra proyección es de 5,8%, pero podemos quedarnos cortos. Habrá que estar atentos a lo que suceda en las próximas dos semanas. Para todo el año, mantenemos nuestra proyección de 105% anual, muy por encima de las expectativas oficiales".

Además, se superaría el techo simbólico de 100%, tras el 98,8% de enero. "En febrero la inflación interanual alcanzará los 3 dígitos", dijo Econviews.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés