El Economista - 70 años
Versión digital

mar 25 Jun

BUE 10°C
Indec

Estiman que la economía ya ingresó en recesión

A la economía le está costando recuperar una dinámica de mayor actividad y las perspectivas hacia adelante no son alentadoras

Según el Emae, la actividad industrial marcó un descenso del 1,3%
Según el Emae, la actividad industrial marcó un descenso del 1,3%
24 abril de 2023

El Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) aumentó apenas 0,2% interanual en febrero, según informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)

En tanto, en la medición desestacionalizada, no se registró variación respecto a enero.

"Aunque el dato no muestra una variación negativa, el estancamiento de febrero muestra nuevamente la dificultad de la economía en recuperar la dinámica de mayor actividad. En los últimos 6 meses solo uno (enero de 2023) logró tener una variación mensual positiva desestacionalizada", afirmó la consultora LCG.

De esta manera, en el primer bimestre del año la actividad económica creció 1,6% en relación a igual período de 2022.

A nivel interanual, 9 de los 16 sectores de actividad que conforman el Emae registraron subas en febrero, entre los que se destacan explotación de minas y canteras (+11,1%) y hoteles y restaurantes (+8,6%).

A su vez, el sector explotación de minas y canteras (+11,1%) fue el de mayor incidencia positiva en la variación del estimador, seguido por actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (+2,1%).

Por el contrario, 7 sectores registraron caídas destacándose la pesca con una baja del 20% y la actividad industrial con un descenso del 1,3%. Estos sectores le restaron 0,5 puntos porcentuales a la variación interanual del Emae.

A estas se le suman las caídas en transporte y comunicaciones (-0,3%), agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-0,7%), comercio mayorista, minorista y reparaciones (-0,5%), intermediación financiera (-2,7%) e impuestos netos de subsidios (-3%).

"La actual sequía que aqueja al agro se ve reflejada en los indicadores de actividad, que ya marcan dos meses con caídas significativas. De este modo, el primer bimestre del año acumula una caída del 7,6% contra el mismo bimestre de 2022, el peor primer bimestre desde 2013", indicó LCG.

¿Qué se espera?

Desde el Ministerio de Economía estiman que el PIB subirá este año 2%, a pesar de la fuerte sequía que afectó al sector agropecuario. Aunque es un dato elaborado varios meses atrás, con otro escenario en mente.

En tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó en 0,2% ese crecimiento y el Banco Mundial aseguró que la economía permanecerá estancada.

Por su parte, los analistas de la plaza financiera local estimaron que el PIB caerá 2,7% este año, según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el Banco Central.

Desde LCG aseguraron: "Durante los últimos 4 meses de 2022 la economía se contrajo 2,6% (-1% medido diciembre a diciembre). Sin embargo, durante el primer bimestre del 2023 la actividad no logra recuperar fuerzas, por lo que ni siquiera se registró un efecto rebote".

"Por otra parte, esperamos que el efecto amortiguador del consumo (producto de la aceleración de la inflación y la suba de los dólares libres que encarece el ahorro) se reduzca respecto al año pasado, a raíz de una nominalidad muy alta que atrasa con facilidad los salarios", afirmaron.

"Al mismo tiempo, la sequía afecta principalmente a través de un menor valor agregado bruto para el sector, menor disponibilidad de divisas afectando también a la producción local y menores ingresos para el fiscal reduciendo la capacidad de ejercer una política fiscal contracíclica", agregó el informe de la consultora.

"Por lo tanto, en vistas de los efectos adversos que está generando la sequía y un deterioro acelerado del poder adquisitivo, entendemos que el nivel actual de actividad operará como un techo para el año en curso, en el que esperamos que la caída anual acumule el 3,7% promedio", concluyó.

Por otra parte, la consultora ACM consideró: "En los dos primeros meses del año se observa una leve recuperación en términos desestacionalizados, aunque con valores cercanos a cero. Si bien el indicador de la actividad económica se ha mantenido dentro de los valores positivos, los meses siguientes están sujetos a diversas variables que pueden presentar un panorama desafiante". 

"Es esperable que durante el resto del año (especialmente a partir del segundo trimestre), se produzca un impacto directo en las industrias y servicios relacionados al sector agrícola, tales como logística y transporte, y en el resto de la economía de manera indirecta por una caída en las exportaciones a causa de la sequía. Sumado a ello, la presión inflacionaria reduce significativamente las expectativas de consumo, traduciéndose en una menor actividad económica. Dicho lo anterior, mantenemos nuestra proyección negativa en la actividad económica en torno al 2,3% anual", estimó.

En tanto, un informe de Facimex apuntó: "Los indicadores adelantados de marzo brindan señales mixtas. Por un lado, el OCDE Tracker midió una fuerte contracción del 3,5% mensual, siendo el segundo mes consecutivo a la baja". 

"Por otro lado, entre los 7 indicadores adelantados, 5 marcaron una expansión, 1 relevó un estancamiento y 1 midió una contracción. Además, los datos de febrero sugieren que la economía ingresó formalmente en recesión en el primer trimestre ya que se necesitaría una expansión del 1,2% mensual sin estacionalizar en marzo para evitarla", agregó. 

  • En el cuarto trimestre de 2022, el PIB cayó 1,5% trimestral contra el tercer trimestre.

"En este marco, recortamos nuestra proyección de caída del PIB para este año de -3% a -3,5%, ya que la sequía tendrá un impacto directo de 2,2-2,3 puntos porcentuales a través de los tres principales cultivos y el arrastre estadístico del año quedó -0,7%", concluyó.

 

 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés