El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Elogio del gradualismo

08-09-2016
Compartir

En un contexto en el cual el gradualismo está flojo de adhesiones (lo critican tanto por derecha y por izquierda, aunque por los motivos opuestos), la consultora Analytica elogia el ritmo y la cadencia que tiene la política económica en la enorme tarea de recomponer los desequilibrios macroeconómicos heredados y sugiere, en línea con el discurso oficial, que no había otra opción. El título del informe es elocuente: “Por la avenida del medio”.

“El Gobierno intenta llevar adelante un plan de ordenamiento gradual con el objetivo de sentar las bases para un crecimiento económico sostenido. La terapia se shock ha probado ser no sólo poco efectiva sino políticamente inviable”, sostiene en su último informe mensual. “Con las posibilidades que ofrece el bajo nivel de deuda y el financiamiento a tasas muy bajas, el ajuste fiscal de corte ortodoxo puede esperar”, agregan.

Según Analytica, “la estrategia oficial ahora es pisar el acelerador con una política fiscal más expansiva que permita compensar el freno en el consumo y la anemia en la inversión”. Pensando en el largo plazo, “la apuesta es financiar un nuevo esquema tributario con baja de la presión impositiva, ampliación de la base imponible ?vía crecimiento y blanqueo? al tiempo que se mejora la asignación del gasto”.

“En marcha”

Eso, aseguran, irá dando sus frutos, y muy pronto. “Consolidada la desinflación, las tasas de interés seguirán bajando y permitirán reactivar el crédito que estuvo muy castigado en lo que va del año. Esto, sumado al mayor estímulo fiscal a partir del Fondo de Reparación Histórica, al despegue del agro y la importante mejora que registra la economía brasileña, principal destino de nuestras exportaciones, serán los motores de la recuperación en lo que queda del año”, dice el informe, y no duda en afirmar que “la recuperación está en marcha”.

Proyecciones

Para 2017, la proyección es un alza del PIB de 3,5% (en 2016, caería 1,5%), una suba de 3% del consumo y un gran despegue de la inversión, que podría crecer hasta 10%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés