El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 27°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 27°C

El REM prevé un IPC para agosto en 1,6% y en 1,4% hasta fin de año

Los analistas no parecen preocupados por la suba de tarifas poselectoral ni por el impacto del dólar sobre los precios

05-09-2017
Compartir

El BCRA publicó ayer el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), un insumo analítico clave. Se trata del informe en el que se apoya el propio presidente de la autoridad monetaria, Federico Sturzenegger, junto a su equipo, para tomar decisiones y exhibe el pulso del mercado con respecto a las principales variables de la economía. Los datos más destacados: para agosto, los expertos esperan un IPC Nacional de 1,6%, algo menor a lo previsto hace algunas semanas y, para la actividad, una recuperación de 2,8%. Cifras alentadoras teniendo en cuenta el desempeño en ambos frentes en los últimos años.

¿IPC en 1,4%?

Si bien en lo esperado para el corto plazo los analistas presagiaron un IPC Nacional de octubre de 0,1 punto mayor al que esperaban, aun mantienen una expectativa de 1,4% mensual para el último trimestre del año. Lo extraño: la quietud de las expectativas se da mientras el ministro de Energía, Juan José Aranguren, sigue anunciando un incremento tarifario de ahora hasta fin de año, tal como lo hizo en el reciente simposio de Council of Americas, y el efecto “pass-through” por la suba preelectoral del dólar sigue operando.

Como muestran los números de inflación de los últimos veinte meses, hasta acá, cuando hubo suba de tarifas o depreciación del tipo de cambio, también hubo más inflación. Así lo destacó también el director de LCG, Javier Okseniuk, cuando fue consultado por El Economista: “Si hay incremento de tarifas, va a pegar en precios. Es aritmética. No veo discusión posible. La discusión en todo caso es si también va a haber efectos de segunda ronda”.

Los datos más destacados: para agosto, los expertos esperan un IPC Nacional de 1,6%, algo menor a lo previsto hace algunas semanas y, para la actividad, una recuperación de 2,8%

Aun así, según la mediana de los 54 analistas consultados, el IPC Nacional dará tres 1,4% consecutivos en octubre-noviembre-diciembre (según el promedio noviembre, mes en el que las tarifas pegarían de lleno, dará 1,5%). Lo esperable, para que de semejante número, sería que la núcleo, es decir los precios que no toman en cuenta a los regulados, sea extraordinariamente baja, pero los analistas dijeron esperar un repetitivo 1,3% para la core, según la mediana y el promedio de sus respuestas.

Agosto daría 1,6%

Otra noticia relevante que trajo el REM es que el IPC Nacional que los analistas implícitamente demostraron esperar para el recién cerrado agosto fue, según la mediana de sus respuestas, uno de 1,6%. Es decir que esperan una muy leve desaceleración respecto al 1,7% de julio pero todavía un número muy alto, de la mano de las prepagas y los efectos de la depreciación del tipo de cambio que se registró durante el mes pasado.

El 1,6% que demostraron esperar ahora para agosto está 0,1 punto por encima de lo que esperaban en el último REM. Es decir que hubo, para agosto y octubre, pequeñas revisiones al alza. De acá a fin de año los analistas siguen esperando un IPC Nacional de 22%, cinco puntos por encima de la meta del BCRA para 2017.

Más hawkish

De lo que parecen estar seguros los analistas, según la mitad de sus respuestas, es de que la dinámica de precios hará que el BCRA tenga que ponerse más hawkish de lo que esperaban. Por lo pronto, al ser consultados hacía un mes, esperaban que septiembre cerrara con una tasa de interés nominal de los pases a siete días, es decir la tasa de referencia, en 25,50%. Ahora, en cambio, esperan que el BCRA no la toque en todo el mes. Es decir: cerraría en 26,25%, tal como está ahora.

Lo extraño: la quietud de las expectativas se da mientras el ministro de Energía, Juan José Aranguren, sigue anunciando un incremento tarifario de ahora hasta fin de año

En octubre sí ven un sendero de bajas, que también resulta extraño si se pone sobre la mesa el incremento de tarifas anunciado por Aranguren. Como sea: para octubre prevén un cierre del mes con la tasa en 26% (la veían en 25% un mes atrás). Para noviembre una de 25,25% (la veían en 24,25%). Y para diciembre una de 24,75% (veían una de 23,75%).

TC más lento

El aumento en la expectativa de actitud hawkish del BCRA tuvo su correlato en cuanto al tipo de cambio esperado para fin de año. Los analistas dicen que habrá un dólar más barato, en comparación con lo que esperaban la vez anterior, para los próximos meses aunque esa menor expectativa de depreciación es pequeña y muestra que lo que ven ahora es que todo se atrasaría un mes. Septiembre cerraría a $ 17,50 (antes esperaban $17, 80), octubre a $ 17,80 (antes $ 18), noviembre a $ 18 (antes $ 18,20) y diciembre, $ 18,20.

Fe en recuperarse

En lo que se anotó un poroto el Gobierno es en las expectativas de mejora de la actividad. Ahí los analistas corrigieron apenas al alza. Apenas, pero corrección al fin. Los brotes verdes, se ve, vienen fuertes. Aunque, tal como se dijo, esperan que la tasa de referencia vaya a una baja bastante más lenta de la que esperaban, la mediana de los 54 consultados consideró que la actividad mostrará una mejora de 2,8% en 2017. Es decir que mejoraron el pronóstico en 0,1 punto respecto al anterior REM.

Otra noticia relevante que trajo el REM es que el IPC Nacional que los analistas implícitamente demostraron esperar para el recién cerrado agosto fue, según la mediana de sus respuestas, uno de 1,6%

En ese sentido, la expectativa de los analistas respecto al devenir de la actividad económica en 2017 parece estar rebotando tras la fuerte caída que fue mostrando a lo largo del año. En octubre del año pasado esperaban un crecimiento de 3,3%, cercano al 3,5% que prometía el Gobierno, para enero esperaban uno de 3% y para mayo uno de 2,6%. Una auténtica caída libre que ahora, con la recuperación observada consolidándose, rebotó y volvió a 2,8%.

El rojo

Respecto a la fe que le tienen los analistas al Ministerio de Hacienda en que pueda cumplir las metas fiscales del 2017, siguen mejorando pero aun están algo lejos. Al presentar los números que espera lograr, el ministro Nicolás Dujovne, señaló un déficit acumulado de $ 409.000 M al cerrar el año. Pero los analistas todavía esperan que trepe hasta $ 427.900 M, según la mediana de los consultados. Lo bueno: la tendencia es positiva ya que hasta el mes pasado esperaban uno de $ 429.000 M.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés