El IPC GBA de mayo dio por debajo de lo esperado: 1,3%

El Indec publicó el dato del último mes, que desaceleró fuerte pero aún está lejos de la meta

09-06-2017
Compartir

Por Mariano Cúparo Ortiz

La inflación parece decidida a sorprendernos mes a mes. Así como en abril dio por encima de absolutamente todos los pronósticos privados, en mayo dio por debajo: el IPC GBA publicado ayer por el Indec dio apenas 1,3%, con una buena ayuda de los regulados y los estacionales. Por esa razón, la núcleo estuvo por encima y dio 1,6%. La meta de 12-17% para el 2017 sigue muy lejos y parece incumplible. Pero la interanual ya volvió a niveles previos a la corrección de precios relativos que encaró el Gobierno en diciembre de 2015.

Desacelera

Las desaceleraciones de mayo fueron notables: en abril la inflación general había dado 2,6% y la núcleo había acelerado fuerte hasta dar un aumento de 2,3%. Para mayo se esperaba un número bajo, con desaceleración, pero no tanto como lo que mostró el Indec ayer a la tarde. Elypsis había medido una de 1,7%, el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) una de 1,8% y el IPC Congreso una idéntica de 1,8%. La interanual llegó a niveles de 2015 y dio 24%.

Ayudaron mucho los regulados. Aun con el incremento del agua potable, el capítulo vivienda y servicios básicos aumentó apenas 1,9% y los regulados cerraron en una suba de apenas 1,2%. Si a eso se le suma el número negativo que dieron los estacionales que llegaron a -0,5%, de la mano de las verduras y el turismo que dieron -2,2%% y -4,7%, se llega ver porqué la núcleo estuvo por encima del promedio y dio 1,6%. Número que demostró ser muy difícil de perforar por la política antiinflacionaria del BCRA (lo logró en enero, con una de 1,3% y en septiembre con una de 1,5%).

Política antiinflación

La gran discusión es qué pasa con la meta de inflación y la política monetaria del BCRA. Parece haber coincidencia en que la inflación llegó a niveles de 2015, tales como los que recibió el Gobierno antes de que se disparara de la mano de la corrección de precios relativos y la duda es si seguirá bajando y a qué precio en términos de actividad.

La consulta LCG detalló qué deberá suceder para que el BCRA cumpla la meta 2017: “Aun cuando dato fue más bajo que lo esperado, alcanzar la meta oficial de 17% interanual en diciembre todavía luce muy demandante. Tomando el IPC GBA como base, sería necesario una desaceleración de la inflación a 0,8% mensual en los 7 meses que quedan del año. No obstante, la inflación de mayo podría alentar al BCRA a reducir la tasa de referencia ubicada en 26,25% (corredor de pases a 7 días)”.

Diferente fue la visión de Federico Furiase, analista de Estudio Bein: “El dato bueno es que anualizando la mensual de mayo da 16,8%, dentro del rango de la meta para 2017. El no tan bueno es que la núcleo desaceleró pero viaja por arriba de la general (ayudada por estacionales en -0,5%) y del sendero consistente con la meta. 'Una golondrina no hace verano', decía el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, en abril de 2016. Creo que todavía va a esperar por más señales para bajar la tasa de interés”.

El dilema: la meta luce tan imposible de alcanzar que para muchos no tiene sentido mantener una política monetaria dura tan sólo por intentarlo. Otros, como Furiase, apuntan a que debe mantenerse firme y sostener una política, aunque asumen que en la actualidad no es todo lo contractiva que debería ser. Coincide con Furiase el presidente de Alpha, Hernán Del Villar, que también ve que la meta está muy lejana: “Antes de bajar la tasa mejor confirmaría una baja inflación a 1,6% o menos en junio”.

Matices

El director de la consultora Epyca, Martín Kalos, usualmente muy crítico de la política económica del Gobierno, twitteó: “Buena noticia: la inflación se desacelera (23,9% interanual) y ya volvió al nivel previo a devaluación del ex ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay. Aun así, la meta de 17% para este año es imposible”.

La variación del capítulo alimentos dio 1,2% y fue el nivel más bajo de un año que arrancó difícil. Pero es cierto que productos fundamentales como la leche fresca entera de sachet incrementó 1,9 en el último mes.

Respecto a la celebrada reducción que viene mostrando la interanual, LCG afirmó: “Desaceleró a 24%. Proceso de baja sigue siendo a causa de la elevada base de comparación que dejó el primer semestre de 2016. La desaceleración interanual se sostendrá en los próximos dos meses hasta que se estabilice la base de comparación anual a partir del segundo semestre”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés