El Economista - 70 años
Versión digital

jue 18 Ago

BUE 6°C
Versión digital

jue 18 Ago

BUE 6°C
Difícil

El IPC GBA Ecolatina creció 7,9% en la primera quincena de julio

Los capítulos con mayor evolución fueron salud (+7,4%) y vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (+6,8%)

Las proyecciones están cada vez más cerca de 90%
Las proyecciones están cada vez más cerca de 90%
18-07-2022
Compartir

El IPC GBA Ecolatina trepó 7,9% en la primera quincena de julio respecto al mismo periodo del mes anterior. Según la consultora, la aceleración de más de 2 p.p. se dio en un contexto de elevada volatilidad financiera y subas en los dólares paralelos. 

Por este motivo, y en conjunto con ciertas restricciones a las importaciones impuestas al cierre de junio, la elevada incertidumbre sobre los costos de reposición fue un factor que influyó en la fijación de precios.

La aceleración fue generalizada al interior del IPC. En este sentido, los bienes treparon 8%, con algunos aumentos marcados en productos intermedios/durables: por ejemplo, artefactos para el hogar (+12,9%), muebles (+13,8%), herramientas (+16,0%), adquisición de vehículos (+9,2%), accesorios y repuestos de vehículos (+20,4%), equipos de audio, televisión y video (+12,6%) fueron algunas de las principales subas. De todas formas, los bienes empaquetados de consumo masivo también exhibieron subas marcadas (+7,2%). 

Por su parte, a diferencia de otros momentos de saltos discretos en la dinámica inflacionaria, los servicios crecieron en línea (+7,7%), destacándose aumentos de servicios privados (+9,8%), como restaurantes (+20%) y turismo (+12%).

Para la primera semana de julio, el IPC-OJF de Ferreres había medido una inflación de 2,6% semanal, “en un contexto de claro deterioro de las expectativas luego de los cambios en el equipo económico, la elevada emisión monetaria de junio y la fuerte suba del tipo de cambio implícito en los activos financieros”.

En la segunda semana del mes, la consultora LCG estimó que la suba de precios de los alimentos promedió 1,5%, desacelerándose un punto respecto la semana anterior. El índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual de 5,6% promedio en las últimas 4 semanas, pero de 6% punta a punta en el mismo periodo.

En este contexto, Ecolatina considera que las perspectivas nominales empeoraron notablemente. Incluso estimando una desaceleración en los últimos cinco meses del año, para estacionarse levemente por debajo del 5% mensual, proyectan un piso para la inflación de 2022 de 85%. 

Este nuevo escalón sugiere que la desaceleración esperada para el año entrante (en torno al 70%), quedará muy por encima de las cifras anuales del promedio 2018-2021 (poco menos de 50%).

A fines de junio, en Econvews esperaban que la inflación cierre 2022 en 85%. Sin embargo, tras la renuncia de Martín Guzmán, la consultora que lidera Miguel Kiguel cambió sus proyecciones anuales a 90% para el año en curso y ahora se ubicaron en 105% para 2023. Hoy, la tasa media de los últimos tres meses les da 89,3% anualizada. 

Hace unas semanas, proyectaban una inflación de 5% para julio, pero señalan que la disparada del CCL y el dólar blue y la ola de remarcaciones ante la dificultad de determinar el costo de reposición los obligó a recalcular. Ahora estiman un piso de 7% para julio, lo que sería la mayor inflación mensual desde abril de 2002.

Para lo que viene, el pronóstico es el siguiente: "Tasas, dólar y salarios deben reajustarse para reflejar esta nueva nominalidad, mientras que la suba de tarifas de 2022 tendrá un impacto directo nimio en la inflación. Para el IPC general, vemos un camino del 5.5% mensual hasta 90% en diciembre, con cifras más calientes en octubre -por las paritarias- y diciembre -generalmente un mes de estacionalidad desfavorable-. En 2023 la tasa promedio superaría el 6% para llegar a 105% a fin de año. Ambas proyecciones con mucho más riesgo de corrección al alza que a la baja”.

***

¿3% 4%, 5% o 6%?

Partiendo de una inflación acumulada de 45,7% en julio (con 7% para el mes actual), el encarecimiento del costo de vida debería promediar 3% para que el dato anual de diciembre sea inferior a 70%. Bajo el supuesto de 4% mensual, 2022 terminaría con 77% anual. Y con 5% por mes, el registro anual quedaría en 86%. Cabe recordar que, durante el primer semestre, los precios subieron en promedio 5,3% mensual.

screenshot_8
 

 

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés