El BCRA festejó el 0,9% del IPIM y se armó la discusión

Celebró el dato del Indec y varios analistas lo cruzaron. Las distintas interpretaciones del número

16-06-2017
Compartir

Por Mariano Cúparo Ortiz

El dato de mayo del Indice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) publicado ayer por el Indec abrió nuevamente la grieta entre los defensores de la política monetaria del BCRA y los que menos creen en ella. El IPIM, si bien se aceleró respecto a abril, volvió a mostrar que los precios mayoristas están planchados por debajo del 1%. Dio 0,9% y el dato fue inmediatamente celebrado desde el Central. El Indice del Costo de la Construcción (ICC) dio 1,3%: desaceleró fuerte respecto al altísimo abril de 4,4% pero volvió a su sendero de normalidad.

Mayoristas

El informe de precios mayoristas publicado ayer por el Indec es el del Sistema de Índices de Precios Mayoristas (SIPM) y mostró que el IPIM, que mide las variaciones de precios con los que los productores, importadores directos o comerciantes mayoristas marcan sus productos en el mercado local, incluyendo la influencia de  los impuestos, dio 0,9%. Un buen número. Más alto que el 0,5% que había dado en abril, pero aun alineado con lo que el BCRA busca para el IPC GBA en los próximos meses, con la ilusión de cumplir las metas de 2017.

Discusión

Así fue como el vicepresidente del BCRA, Lucas Llach, activo twittero, salió a celebrar el dato de la interanual del IPIM. “Precios mayoristas, 15,3% más altos que hace un año. Típico de desinflación: los mayoristas anuncian lo que viene”, dijo. No hace falta aclararlo: desde el BCRA están más que confiados en que su política monetaria determina las variaciones de precios e insisten en que cuando se desacelera la inflación es por su política hawkish y cuando acelera es por errores propios.

En la otra vereda están los más heterodoxos, que relacionan las desaceleraciones y aceleraciones con otros factores: el tipo de cambio, las tarifas, el nivel de actividad y empleo. Desde esta visión, así como los tarifazos, la devaluación de principios de 2016 y la quita de retenciones dispararon las últimas dos grandes aceleraciones inflacionarias, ahora los índices más pequeños se explican porque esos precios relativos están planchados. Y en el caso del IPIM, más aun que en  el IPC, se destaca la incidencia del factor transable.

Ayer mismo, el economista Pablo Mira, contestándole a Llach, abrió un nuevo capítulo de una discusión eterna e ironizó respecto a los rezagos con los que desde la autoridad monetaria sostienen que opera la política monetaria y dijo que tal vez los mayoristas “calculan mejor los lags”. Y después retrucó, un poco más en serio, diciendo que en realidad el IPIM más bajo se explica por el “tipo de cambio clavadito”.

Es el tipo de cambio

Consultado por El Economista, el analista del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), Daniel Schteingart, insistió en la cuestión de la incidencia de los transables sobre el IPIM: “En general, el IPIM es mucho más elástico al tipo de cambio que el IPC. Cuando tenés devaluación, el IPIM sube mucho más que el IPC. Después, cuando tenés apreciación el IPIM suele plancharse y el IPC sube más”. Además destacó que, tanto en el IPIM como en el IPC, en mayo Alimentos y bebidas aumentó por arriba del 25%.

El rector de UCEMA, Carlos Rodríguez, le contestó a Llach, alterando el orden de los factores: “No, Lucas, los mayoristas siguen al dólar, y el dólar está atrasado por la tasa de Lebac. De pizarrón”.

Al respecto, los que alguna vez se sentaron a hablar con Llach respecto a la política antiinflacionaria saben que en su cabeza, para una economía como la local, el canal de transmisión del tipo de cambio aparece como clave para la política monetaria, más aun que el canal del crédito.

Construcción

Además el Indec publicó el ICC de mayo, que desaceleró fuerte contra el 4,4% de un abril que había tenido un impulso extraordinario por los aumentos en la mano de obra asalariada, que fueron de 8,3%. Esta vez el ICC dio 1,3%, número idéntico al IPC del mismo mes.

Los materiales incrementaron 1,8%, impulsando al índice, la mano de obra 1% y los gastos generales 1,2%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés