El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

El 55% de los empleados dice tener miedo a perder su trabajo

03-03-2017
Compartir

Si es cierto lo que asevera el Gobierno y el empleo ha entrado en un ciclo de recuperación, los trabajadores todavía no han comenzado a notarlo. Según una encuesta reciente, el 60,5% de los argentinos percibe que se han reducido las posibilidades de encontrar un trabajo respecto de un año atrás, y el 61,3% considera que la situación empeorará en los próximos meses. Asimismo, de noviembre a esta parte, la preocupación por una posible pérdida del empleo creció diez puntos.

Los datos surgen del Monitor Sociolaboral de Opinión Pública, desarrollado conjuntamente por el Centro de Estudios del Trabajo y el Desarrollo (CETyD) ?que depende de la Universidad Nacional de San Martín? y la consultora Ibarómetro. Según señala, sólo el 9,8% de la población encuestada considera que tiene más oportunidades laborales que antes, mientras que el 76,2% cree que sus posibilidades de encontrar en la actualidad un buen trabajo son bajas o nulas. La percepción se relaciona, en algún punto, con que el 58,3% de los encuestados declara conocer a alguien que perdió su empleo en los últimos meses.

“En los últimos tres meses el estado de ánimo ha sido de preocupación, y la preocupación por el empleo no es una como cualquier otra: el empleo es una dimensión de la vida sobre la cual se edifican casi todas las demás”, dijo a este diario el sociólogo Ignacio Ramírez, director de Ibarómetro, y consideró que en este punto hay una clave para explicar la caída de imagen positiva del Gobierno Nacional que tuvo lugar en las últimas semanas.

En el estudio se ratifica la tendencia creciente de la incertidumbre ya esbozada en la medición anterior: el 60% de los 1.400 encuestados percibe que las posibilidades de conseguir un trabajo se han reducido en relación a un año atrás. En el mismo sentido, 46,7% considera que el desempleo aumentará en los próximos meses mientras que solo el 20,8% confía en que se reducirá. Respecto de los últimos tres meses, el 50% cree que el desempleo aumentó. La mayoría de los encuestados (47%) considera además que la informalidad laboral creció durante los últimos tres meses y el 44% coincidie en que seguirá incrementando en el futuro inmediato.

En el terreno de la capacidad adquisitiva de los trabajadores, las evaluaciones son aún más negativas: el 67,5% piensa que la situación de “la mayoría de los trabajadores” empeoró en los últimos tres meses (sólo el 5,2% considera que mejoró su situación), al mismo tiempo que el 61,3% augura que seguirá deteriorándose.

Observando específicamente el segmento de los trabajadores ocupados se advirtie un crecimiento de la insatisfacción laboral, que pasó del 46,7% registrado en noviembre al 54,5%. La principal explicación reside en el ascenso de la preocupación por una posible pérdida del trabajo. En noviembre del año pasado el 44,5% de los trabajadores ocupados declaraba estar preocupado por perder su trabajo. Esa proporción creció más de diez puntos, alcanzando el 55,3%.

El 74,8% de los ocupados declaró haber perdido poder de compra en los últimos meses, y el 70% consideró que esa situación de deterioro se prolongará durante los próximos tres, al crecer sus ingresos por debajo de la inflación.

Para el director de Ibarómetro, el desfase entre lo que el Gobierno señala ?que el empleo entró en una fase de recuperación? y los pronósticos pesimistas de la opinión pública tiene su explicación. Ramírez consideró que si bien inicialmente Cambiemos tuvo una estrategia exitosa en relación con la generación de expectativas, a lo largo del 2016 fue perdiendo esa capacidad. “Sobre todo a partir del fracaso comunicacional que fue la promesa del 'segundo semestre' se lesionaron las credenciales del Gobierno a la hora de hablar del futuro”, sostuvo.

En este contexto signado por la incertidumbre, la conflictividad laboral se percibe en aumento. El 52,4% de los encuestados cree que las protestas, paros y movilizaciones han crecido en los últimos meses mientras que el 67,5% considera que la conflictividad sociolaboral seguirá aumentando. En relación a la legitimidad de las protestas conviven dos visiones divergentes: el 53,6% las asocia con derechos y necesidades insatisfechas mientras que el 39,7% entiende que obedecen a cuestiones políticas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés