El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Docentes anunciaron que no iniciarán las clases el 6 de marzo

24-02-2017
Compartir

Los cinco gremios docentes con representación en todo el país (SADOP, CEA, AMET, UDA Y CTERA) convocaron ayer a un paro nacional de 48 horas para el 6 y 7 de marzo, los dos primeros días de clase, en rechazo de “los topes salariales” y a “la negativa oficial a discutir paritarias nacionales”. Los maestros bonaerenses y porteños, que ayer se reunieron con los gobiernos de sus respectivas jurisdicciones manifestaron su adhesión a la medida.

Según explicó Sonia Alesso, secretaria general de CTERA, el lunes 6 de marzo el paro será acompañado por una “marcha nacional a Buenos Aires” y el martes 7 los docentes se sumarán a la movilización dispuesta por la CGT “con la consigna por el trabajo y por la educación”. Asimismo, la dirigente señaló que el 8 de marzo adherirán al paro internacional de mujeres y que realizarán asambleas, foros y clases públicas para informar a la comunidad del conflicto. Alesso anticipó que de no haber respuesta a sus demandas realizarán otro paro de 48 horas con marcha nacional a Plaza de Mayo.

Provincia de Buenos Aires

Ayer a las 15 los gremios docentes bonaerenses fueron recibidos por segunda vez por el gabinete de María Eugenia Vidal, que reiteró la oferta que había hecho en el primer encuentro, celebrado diez días atrás: 18% de aumento en cuatro cuotas de 4,5%, con cláusula gatillo atada a la inflación oficial.

“Ninguno de estos seis sindicatos vamos a firmar siquiera para poner a consulta esta propuesta”, dijo Mirta Petrocini, presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), en una conferencia de prensa ofrecida junto al resto de los gremios que integran el Frente Gremial Bonaerense (AMET, Sadop, Suteba y UDA).

Los gremios dijeron que los funcionarios sólo “ahondaron en explicaciones macro que no dan respuesta a los docentes” y responsabilizaron al Gobierno provincial por haber demorado las discusiones y generar una situación tensa “a cuatro días hábiles” de la fecha estipulada para el comienzo del ciclo lectivo.

Los docentes reclaman un aumento del 35%, formado por 10% de compensación por lo perdido en 2016 y 25% de aumento para el 2017. “Rechazamos el no conocimiento de la pérdida de nuestro poder adquisitivo, de la destrucción de nuestro salario”, dijo Petrocini, y agregó que la propuesta de Vidal significa un aumento de $150 por mes para un docente que recién se inicia.

El ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, que encabezó la reunión junto al ministro de Educación, Marcelo Villegas, denunció que la decisión de convocar a un paro ya estaba tomada antes de que empiece la reunión con los maestros, por lo que interpretó que “no había interés de escuchar propuestas ni argumentos”. “No hay una vocación de diálogo, sino un intención política atribuible a cuestiones extraeducativas”, dijo.

Por otro lado, Lacunza manifestó que la gobernadora Vidal los instó a no abandonar la discusión “a pesar de la intransigencia y la falta de interés por la educación pública, los alumnos y los docentes de la provincia”.

Ciudad de Buenos Aires

En la ciudad, los gremios docentes fueron recibidos por la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, y el subsecretario de Carrera Docente y Formación Técnica Profesional, Jorge Javier Tarulla. Siguiendo el ejemplo de Vidal, que fue instituido por el gobierno de Mauricio Macri como el modelo para todo el país, les ofrecieron un aumento del 18% a pagar en dos cuotas, propuesta que fue rechazada.

Al igual que en la provincia, el porcentaje ofrecido está muy lejos de lo exigido por los docentes porteños, que solicitan un aumento del 35%, y por eso anunciaron que se sumarán a la medida de fuerza nacional.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés