El Economista - 73 años
Versión digital

vie 19 Jul

BUE 9°C
Indec

Desde 2018, la pobreza tiene un piso de 35%

El piso de la pobreza subió 10 puntos y, desde fines de 2018, no baja del 35%

Desde 2018, la pobreza tiene un piso de 35%
Alejandro Radonjic 31 marzo de 2023

La pobreza es una señal, acaso la más grave, del reciente derrotero económico de Argentina y el resignado acostumbramiento a indicadores cada vez más negativos. La inflación, que "de repente" pasó de la zona de 50% a la de 100%, es otro.

Desde el segundo semestre de 2018, cuando saltó tras la crisis cambiaria de inicios de aquel año, la tasa de pobreza por personas se instaló arriba de 35%. En ese semestre cruzó los 30 puntos (fue 32%) y ya en el primero de 2019 fue 35,4%; 35,5% en el segundo semestre de 2019; 40,9% en el primero de 2020; 42% en el segundo de 2020; 40,6% en el primero de 2021; 37,3% en el segundo de 2021; 36,5% en el primero de 2022 y 39,2% y en el segundo.

Ayer, el Indec anunció que el índice de pobreza alcanzó a 39,2% de la población económicamente activa al cierre del segundo semestre del pasado año.

En tanto, la tasa de indigencia, entendida esta como la población cuyos ingresos no alcanzan para comprar la cantidad mínima de alimentos para subsistir, se ubicó en 8,1% entre julio y septiembre del año pasado, frente al 8,8 % de igual período del 2021.

En lo que respecta al primer semestre de 2022, cuando el índice de pobreza fue de 36,5%, el 39,2% del segundo semestre también fue mayor. En tanto, el nivel de indigencia casi no registró variantes ya que en el segundo semestre terminó en 8,1% contra el 8,2% del primer semestre.

En el segundo semestre de 2022, la pobreza se incrementó 1,9 puntos contra un año atrás. En números absolutos significa que 1.077.100 personas ingresaron a la pobreza (valores extrapolados a la población total). Cerca de 2.700 por día en promedio.

Con una población estimada en 46,2 millones de habitantes, estas cifras implican que 18,1 millones de personas están por debajo de la línea de la pobreza, y dentro de ellos 3,7 millones son indigentes.

Este aumento en la tasa de pobreza se dio en medio de una inflación del 94,8% en 2022, con un crecimiento del 5,2% de la economía, y una tasa de desocupación que bajó del 7% a finales del 2021, al 6,3% en 2022.

Según los expertos, la tasa de pobreza siguió aumentando en el inicio de 2023 dado que se aceleró la inflación y la economía perdió dinamismo.

  • La incidencia de la pobreza es mayor entre los más jóvenes: el 54,2% de los argentinos menores de 14 años es pobre mientras que en el segmento de 15 a 29 años, la pobreza es de 45%.

screenshot_25
screenshot_25
  • Debido a su alta densidad poblacional, el conurbano bonaerense sigue concentrando la mitad de los pobres del país. La pobreza abarca a 45% de su población, entre las tasas más altas del país, luego de Corrientes y Gran San Luis (45,2%), Santiago del Estero (46,5%) y Concordia (55,2%). En forma opuesta, la Ciudad de Buenos Aires se ubica como la región con menor pobreza (16,1%), seguido luego por Comodoro Rivadavia (27,2%) y Bahía Blanca (28,4%).

"El 2023 perfila como un año recesivo (proyectamos una caída en torno al 3,8% anual promedio) en conjunto con un mayor nivel de inflación (110% anual a diciembre). Considerando el alto porcentaje de informalidad laboral (actualmente por encima del promedio histórico), no somos optimistas respecto a una creación de empleo ni recuperación del poder adquisitivo, sino lo opuesto. Por lo tanto, esperamos que se mantengan estos nuevos niveles de pobreza e indigencia, al menos por este año, lo cual puede estar sujeto a medidas de contención social, pero en un esquema de reducción del déficit fiscal entendemos que el margen para expandir el gasto se encuentra acotado", dijeron desde LCG.

Críticas de la oposición

Tras los alarmantes y dolorosos datos estadísticos, la oposición salió a criticar el rumbo del Gobierno. "39,2% de los argentinos son pobres. Esto es urgente y lo vamos a cambiar", sostuvo Horacio Rodríguez Larreta. 

"Según el Indec, el 39,2% de los argentinos son pobres y el 8,1% son indigentes. Esta es la herencia más catastrófica del Frente de Todos. Con la inflación fuera de control cada día que pasa hay más argentinos que padecen hambre. El ritmo del drama social es vertiginoso", sostuvo el diputado de la UCR, Mario Negri. 

En la misma línea se expresó el presidente de la CC ARI, Maximiliano Ferraro: "¡POBRE ARGENTINA! Mientras el índice de pobreza alcanza al 39,2 % de la población, lo que equivale a 18 millones de argentinos, el gobierno nacional sigue sin reacción, sin propuestas, sin un mejor plan, paradójicamente, que otorgar planes". 

"El número de pobreza es brutal, pero no marca la realidad actual. Por la inflación de estos meses sin lugar a dudas la pobreza y la indigencia aun arrojan números peores. Mientras los bancos siguen ganando fortunas", dijo el precandidato presidencial del FIT, Gabriel Solano. 

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés