El Economista - 70 años
Versión digital

lun 30 Ene

BUE 24°C
Versión digital

lun 30 Ene

BUE 24°C

Brotes amarillos para la actividad económica

02-03-2017
Compartir

El Informe de Coyuntura de febrero del Instituto de Economía y Trabajo de la Fundación Germán Abdala (ITEGA) sostiene que muchos de los brotes verdes que parecen ver los analistas en la actividad económica de cara al 2017 no son en realidad tan claros. Así, la imagen elegida por ITEGA es la de brotes amarillos, lo que dejaría abierto un espacio para la incógnita acerca de qué ocurrirá este año con la madre de todas las luchas económicas que encarará el Gobierno en un año eleccionario: la de la actividad.

Primero las buenas

Por un lado, el ITEGA admitió: “Como venimos anticipando en los últimos informes mensuales, algunos indicadores vinculados a la actividad real mostraron cierta recuperación en noviembre y diciembre, lo que afianzaba la idea de que la economía podía estar reingresando a una fase de crecimiento”. Y graficó: “El Indicador Mensual de Actividad (IMA) se contrajo 2,4% anual en el último mes de 2016, y mostró la menor caída desde abril, mientras que la serie sin estacionalidad creció 1,5% mensual, luego de haber aumentado 1,6% en noviembre. Por su parte, el Índice Mensual de Consumo (IMC) cayó 3,3% anual, pero creció 3,9% mensual en la serie sin estacionalidad. En la misma línea, el Indicador Mensual de la Inversión (IMI) creció 9,1% anual, con un aumento desestacionalizado de 3% mensual”.

Siempre hay un pero

Sin embargo, el informe de ITEGA sostiene que los indicadores de enero ya comenzaron a mostrarse no tan favorables, con una caída intermensual del IMC que llegó al 2%. “Esta no es la única variable que exhibió dudas respecto de su recuperación. La producción automotriz registró un fuerte crecimiento de 50,5% anual en enero, pero esto se debe puramente a una muy baja base de comparación en relación a enero de 2016”, afirma.

También arroja datos no tan positivos la construcción. Los despachos de cemento, en rigor, muestran números más bajos que los del segundo semestre del 2016. “Luego de haber promediado las 959.000 toneladas en aquel período, se despacharon 869.000 en enero. Si bien esta cantidad implica un crecimiento de 1,2% anual, se trata del peor enero desde 2012, si se descuenta el mes de enero del año pasado”.

¿Tracciona el campo?

Con todo, tal como destaca el informe, las variables que muestran un buen desempeño son las mismas que ya lo venían mostrando durante el año pasado. A saber: patentamientos de autos, maquinaria agrícola.

Al respecto el ITEGA afirma que, ante semejante escenario, “uno de los motores de crecimiento al cual apuesta el Gobierno para los próximos meses es al agro”. Pero tampoco ahí las perspectivas son tan idílicas. “La situación de este sector, de todos modos, resulta heterogénea”, sostiene el informe. Y detalla: “Las condiciones climáticas adversas evidenciadas en los meses del verano afectaron ciertos cultivos. El informe de estimaciones agrícolas de febrero elaborado por el Ministerio de Agroindustria indica que la superficie sembrada de soja se reducirá el 5% en relación a la campaña previa. El mal desempeño esperado para la cosecha de soja será parcialmente compensado por buenos resultados en maíz y trigo”. Con todo, ITEGA concluye: “Este escenario muestra que la mejora en la actividad económica es aún muy débil y desigual”.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés